viernes 7/5/21

ETA: organización desarmada no, simplemente desalmada (como siempre)

Nueva farsa nazi-abertzale de los violentos que únicamente entregan 1/3 de sus armas, ni una sola de las empleadas en sus 379 asesinatos sin resolver.


La organización terrorista ETA es una organización responsable de crímenes contra la humanidad, actos de genocidio y terrorismo

Cualquier remota expectativa de algún arrepentimiento y decisión de poner fin a esto de verdad y con todas sus consecuencias, ni tan siquiera estaba sobre la mesa, partiendo de que se trataba de un pretendido "desarme" sin "disolución", y sin facilitar la información de los 379 asesinatos, 379 seres humanos inocentes con una familia detrás, sin resolver. 

Pero el nuevo esperpento de ETA - y ya es decir tras aquel insuperable ridículo de los tirachinas, el corta uñas y la escopetilla de plomos "entregados" a los verificadores por los encapuchados... para volvérselos a llevar después... - quedó inmediatamente a la vista el mismo día 8: faltaban por recuperar la mitad de las más de 300 pistolas que los terroristas robaron en Vauvert.

Y así, sólo con ello, tales 120 pistolas entregadas eran, en el mejor de los casos, menos de la mitad respecto de esas otras más de 150 pistolas de Vauvert en el otro lado de la balanza, y que ETA continúa reteniendo.

Y así quedaba claro que de "organización desarmada", nada de nada. ETA resultaba mantener, cuando menos, más de la mitad de su restante arsenal tras los sucesivos golpes policiales... 

Es decir estábamos ante otra mera operación propagandística, no ante ningún auténtico desarme de la organización, sólo que esta vez no cometían el bochorno escandaloso hasta para ellos de volvérselas a llevar como la vez anterior.

Pero es que hoy comienza a confirmarse, además, lo único que probablemente estaba claro desde el principio: que cualesquiera armas utilizadas en alguno de los 379 asesinatos sin resolver tampoco las íbamos a ver ni en foto. Que esas 120 pistolas entregadas han sido de las nunca usadas según confirman los análisis. Con lo que con ello venía a sumarse, per se, otro buen número de armas tampoco entregadas a las de Vauvert..

Y es así como hemos llegado - como una y otra vez se ha verificado con ETA porque es siempre la misma canción -, tras sus mentiras e intentos de manipulación habituales, a la realidad de las cosas: que ETA entrega 1/3 de sus armas y retiene otros 2/3, pero, con toda su desvergüenza habitual y sin empacho alguno, monta un circo mediático y de manipulación anunciándose a si misma, expresa y literalmente como "organizacion desarmada".

¿Quién puede dedicarse más de 50 años a perseguir, expulsar del territorio a miles de seres humanos, a asesinar a casi mil más e intentar asesinar a otros varios miles y, después, cuándo finalmente anuncia a bombo y platillo su desarme....entregar a sabiendas únicamente una de cada tres de sus armas...?

Pues unos auténticos tarados y unos miserables morales como sólo los miembros de ETA pueden ser.

¿Pero qué se esperaba nadie a éstas alturas?

La organización terrorista ETA es una organización responsable de crímenes contra la humanidad, actos de genocidio y terrorismo, y la única y exclusiva razón por la que ha dejado de perpetrar asesinatos selectivos, masacres y crímenes de persecución y expulsión forzada de población ha sido, lisa y llanamente, porque ya no tenían posibilidad operativa alguna de seguir haciéndolo, porque sus aparatos de dirección eran desarticulados en meses porque ni se atrevían a acercarse a esos mismos zulos que ahora hacen públicos sin saber cual de ellos podría estar bajo vigilancia, sin capacidad siquiera para formar o mantener, nuevos miembros, y en un contexto internacional tras el 11 S y los ataques yihadistas que no les dejaba ningún resquicio.

ETA simplemente dejó de matar porque no podía seguir haciéndolo. No porque valorase que matar no era un medio válido para conseguir nada. Ni porque se arrepintiese de haberlo hecho todo este tiempo y en esa escala, ni porque tuviese la más mínima voluntad de escuchar ningún parecer popular ciudadano -ese mismo que durante todas estas décadas, y mientras siguieron conservando estructura y capacidad operativa, jamás les importó-. Ni remotamente por sus propios presos. Ni mucho menos por sus propias víctimas, por éstas últimas sin duda alguna menos aún que por nada.

Y así la realidad es que ETA querría volver a matar mañana mismo, y si pudiera y creyera obtener cualquier beneficio lo haría sin dudarlo. Pero afortunadamente ya no puede.

Y la estrategia de las FSE podrá ser ahora la de darles cuerda para dejarles que ellos mismos se terminen de ahorcar y prevenir así un proceso desordenado y nuevas escisiones. Que toda ETA termine de caer a plomo y de a una por la propia inercia de las cosas. 

Pero el resto de la ciudadanía, medios informativos, organizaciones políticas y sociales, mal haríamos en confundir o tratar a meros asesinos frustrados - que simplemente ya no pueden asesinar más - con asesinos arrepentidos, ni mucho menos que busquen realmente arreglar todo ese inmenso daño que ellos mismos causaron.

Y peor haríamos de tomar semejante derrotero de la mano de tales meros asesinos frustrados, que lo siguen siendo, ante la mirada atónita de sus propias víctimas - de entre éstas casi la mitad de las familias de los asesinados aún sin saber ni quien le quitó la vida a su ser querido . En ningún caso se merecen algo así.

ETA no es hoy ninguna organización arrepentida de nada, ni mucho menos desarmada, sólo sigue siendo la misma organización desalmada de siempre. 

Sigamos derrotándola y ante cada nueva escenificación exijámosle que se disuelva, y que esclarezca, uno por uno, cada uno de esos 379 asesinatos todavía sin resolver.

ETA: organización desarmada no, simplemente desalmada (como siempre)