domingo 9/5/21

Sanidad: Presupuestos insuficientes para justificar una política privatizadora

Los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas son el índice de la sensibilidad social de las distintas comunidades autónomas y evidencian la capacidad de las mismas para asegurar la atención sanitaria de los ciudadanos, más allá de las declaraciones habituales de autobombo, sobre todo desde que esta en vigor el modelo de financiación de 2001, que hace que sean estas las que decidan el reparto concreto de los fondos que reciben entre

Los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas son el índice de la sensibilidad social de las distintas comunidades autónomas y evidencian la capacidad de las mismas para asegurar la atención sanitaria de los ciudadanos, más allá de las declaraciones habituales de autobombo, sobre todo desde que esta en vigor el modelo de financiación de 2001, que hace que sean estas las que decidan el reparto concreto de los fondos que reciben entre las distintas competencias transferidas.

Si analizamos los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas aprobados en los correspondientes parlamentos autonómicos, calculando lo que suponen en gasto sanitario per capita (población según censo del Instituto Nacional de Estadística aprobada en diciembre de 2011, Real Decreto 1782/2011), obtenemos las cifras comparándose con las presupuestadas para 2010 y 2011.

Aunque todavía faltan los datos de Castilla La Mancha que no ha presentado los presupuestos para 2012, lo que hace pensar que los datos ofrecidos se verán empeorados (ya que es previsible una importante disminución presupuestaria en esta comunidad autónoma), se ve que produce una disminución respecto al gasto presupuestado per capita para 2012 (77,63 euros per capita, un –6,02%% de promedio), si lo comparamos con 2010 la disminución es de 133 euros per capita (-9,89%) lo que significa que los recursos de la Sanidad Pública disminuyen de manera importante.

Como viene siendo habitual hay diferencias notorias en el presupuesto per capita entre las distintas comunidades autónomas (media de las comunidades autónomas de 1.210,95 euros), con máximos en País Vasco (1.557,78) y mínimos en Valencia (1.060,80).

Aunque los presupuestos disminuyen en promedio el 6,02%, se observan desviaciones amplísimas, incluso en alguna comunidad autónoma se produce un incremento. Es notable esta disminución en Cataluña, Murcia, Navarra y La Rioja.

Evidentemente el crecimiento de la población tiene un efecto negativo sobre el presupuesto per capita y como este se produce de una manera muy distinta según cada comunidades autónomas, el efecto tiene una cuantía significativamente diferente en cada una de ellas, y por otro lado hay que se conscientes de que un aumento de la población supone inevitablemente una mayor demanda de servicios sanitarios.

Como estamos tratando a los presupuestos sanitarios conviene recordar que el gasto farmacéutico, el principal problema para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, no esta disminuyendo en el conjunto del Servicio Nacional de Salud, porque aunque esta decreciendo el correspondiente a recetas de la Seguridad Social, no sucede así con el gasto farmacéutico hospitalario que todavía continua aumentando, y el saldo neto es de aumento en el conjunto del país, aunque no hay cifras desagregadas para las comunidades autónomas.

Es bien conocido que son las comunidades autónomas con menor financiación per capita las que tienen un mayor problema de deuda con los proveedores y de demoras en los pagos. Una disminución global de los presupuestos empeorara el problema con mayor intensidad precisamente en estas comunidades autónomas.

Los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas decrecen en 2012, siendo globalmente insuficientes, evidenciando que la crisis la esta pagando la Sanidad Pública. Esta insuficiencia es muy preocupante en aquellas comunidades autónomas que ya se encontraban entre las que tenían menores presupuestos en años anteriores. Sigue existiendo una diferencia muy notable, y no justificable, entre comunidades autónomas en cuanto a los presupuestos per capita

Estas diferencias/infrapresupuestación están en el origen de los problemas asistenciales de algunas comunidades autónomas y como era de prever el nuevo modelo de financiación autonómica no ha supuesto mejoras en los presupuestos sanitarios, debido a su carácter no finalista, de manera que muchas comunidades autónomas, no han traslado los beneficios del modelo a los presupuestos sanitarios, por ejemplo la comunidad de Madrid que pese a tener unos ingresos superiores en mas de 3.200 millones euros respecto a 2011 solo incrementa el presupuesto per capita en unos céntimos.

Otros aspectos a tener en cuenta son el amplio proceso de privatizaciones en algunas comunidades autónomas encarece notablemente los costes y hace los presupuestos aún más insuficientes, y el hecho de que las liquidaciones de los presupuestos son generalmente superiores a lo previsto, con lo que estos se alejan aún mas de las necesidades de gasto y acabaran deteriorando el funcionamiento de la Sanidad Pública, en un claro incumplimiento de las promesas de mantener los servicios públicos fundamentales. Queda así evidenciado que los problemas de sostenibilidad del Servicio Nacional de Salud no son resultado del funcionamiento del propio sistema sanitario sino de una política que dedica cada vez menos recursos a la Sanidad, a la vez que se mantiene un gasto farmacéutico incontrolado e incrementan los costes por las privatizaciones, el sistema sanitario no peligra por causas intrínsecas, sino por unas actuaciones políticas que están empeñadas en dinamitarlo.

Sanidad: Presupuestos insuficientes para justificar una política privatizadora
Comentarios