domingo 18/4/21

La corrupción, ese pasado que siempre vuelve

casadorajoybbb

En la película "Minority report", la policía es capaz de detectar delitos que van a cometerse en el futuro. Pero eso solo ocurre en las películas. En España, como en la mayor parte de los paises civilizados, suele existir la presunción constitucional de inocencia: no se puede acusar a nadie de haber cometido un delito que, todavía, no se ha producido.

Por eso, la corrupción es, siempre, cosa del pasado. En este preciso momento que usted lee estas líneas (si hay alguien que lo hace), hay un político o funcionario público que se está corrompiendo. Estoy seguro por la experiencia secular que tenemos, pero no lo sabremos, en el caso de que lo lleguemos a conocer, hasta que ya sea pasado.

Mientras eso ocurra, la corrupción es cosa del pasado. Lo decía Aznar, que además decía que era de los otros, lo decía Rajoy, ahora lo dice Casado y el día de mañana lo dirá cualquier otro líder que suceda al actual, y angustiado, líder de ese partido.

(Por cierto, hago aquí un paréntesis para decir que no voy a jugar al "y tu más". La corrupción es la corrupción, la practique Agamenon o su porquero, pero hoy toca hablar del Partido Popular y eso haré).

Tan es así eso de la corrupción y el pasado, que cuando alguien la señala en tiempo presente incurre en riesgos de todo tipo. Desde la posibilidad de ser acusado de falso testimonio hasta recibir críticas por ser un deslenguado. Como cuando Pedro Sánchez le espetó a Rajoy, in his face, que era un presidente indecente. Claro que más críticas recibió cuando tuvo que rodearse de populistas, separatistas y amigos de terroristas para censurar reglamentariamente a Rajoy, el presidente indecente. Parece que se le reprochaba el que no recibiera los votos de "los de Colón" en su investidura.

Pero, es verdad que no fue Sánchez el primer aspirante en llamar indecente al presidente de un gobierno español. También se lo llamó, con otras palabras, Aznar a González, aunque en aquella ocasión la responsabilidad de este era "in vigilando" (cosa de la que luego sería, por cierto, responsabilizado el propio Aznar). Pero es que, en el caso de Rajoy, ahora vemos que la responsabilidad era 'in aprovechando", si es verdad que Bárcenas llevaba bien la contabilidad de esas cosas.

Vuelvo al cine para recordar que, en las películas, el héroe resiste la tortura, a veces hasta la muerte, con tal de no delatar a sus compañeros. Por eso Rajoy, confiando en la camaradería de Bárcenas, le dijo aquello de "Luis, se fuerte", frase más elegante que si le hubiera dicho "Tío, chitón, no sueltes la lengua", por ejemplo. Y Luis se mantuvo fuerte durante algún tiempo aunque, de tarde en tarde, empezó a mostrar alguna debilidad que iba administrando según conviniera a su propia situación procesal, o a la de su mujer. Ahora, una nueva debilidad ha venido a confirmar algo que parecía ser un secreto a voces: que la plana mayor del PP no tenía unos sueldos acordes con su responsabilidad y debía complementarlos con algunos ingresos extras. Vamos, que eran sobrecogedores.

Pero, ¿Cómo se ha pasado de "Luis, el fuerte" a "Luis el cabrón". Pues, hay que reconocerlo, mediante la tortura, sentimental pero tortura al fin y al cabo, y, ya se sabe que este tipo de tormento puede ser más efectivo que el físico, por muy sofisticado que sea este.
En la "pesca con mosca", o con gusano, se emplea un pequeño animal para conseguir uno mayor, un pez y, a veces un pez pequeño para lograr otro de superior tamaño. A mí me parece que, en el caso de Bárcenas, estamos en un caso de "pesca con cónyuge" en el que se ha empleado a la mujer de Bárcenas para conseguir los ejemplares más importantes del banco de peces. O, al menos, es lo que parece, a tenor de lo que dicen los mejores conocedores del tema.

Pero, dice Casado que todo eso es pasado. Y, es verdad, eso, es pasado. Tan verdad como que, en el futuro, el actual presente será pasado.

Quedaría, por último, preguntarse, ¿Por qué se sigue repitiendo el pasado?, ¿Porqué, cuando el futuro ya no es lo que era, el pasado es siempre el mismo?. Pues, por lo que los economistas explicarían como el valor presente neto, es decir, el valor presente de los flujos de caja netos originados por una inversión. Me explico: si se valora que, cuando se descubra una corrupción no pasará nada porque ya será pasado, sale rentable practicar la corrupción en cada momento. O, como cantaban en otra película: Esto es América.

La corrupción, ese pasado que siempre vuelve