sábado 19/6/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

¿Un nuevo ave fénix?: la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente de la Región de Murcia (ARCA)

murcia

Recientemente los medios de comunicación de la Región de Murcia han informado sobre la falta de personal y estructura administrativa en la Dirección General del Mar Menor. Por ejemplo, La dirección general del Mar Menor no dispone de personal ni de estructura suficiente para ejecutar sus proyectos.

El contenido de la información proviene, al parecer, de la prolija comunicación de régimen interior que suele fluir, en muchos casos unidireccionalmente, entre los diversos niveles jerárquicos de cualquier administración pública, en este caso la Consejería de Agua, Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Y seguramente será una información detallada y precisa que detecta las necesidades de personal y organización para que una dirección general sirva para algo, es decir, para que ejecute las competencias que se les ha asignado tanto por parte de la Consejería como las más genéricas del Consejo de Gobierno.

Habrá que convenir, por otro lado, que la dirección general foco de la polémica, la del Mar Menor, ostenta fundamentalmente competencias de coordinación y seguimiento de proyectos, porque aunque se reconoce que puede ejecutar y desarrollar actuaciones en el Mar Menor,  esas actuaciones tendrán que ser aprobados previamente por otras direcciones generales. El carácter coordinador de la Dirección General del Mar Menor viene corroborado por la adscripción a la misma tanto del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor como del Comité de Participación Social del Mar Menor. Es fundamental dotar, por tanto, a esta dirección del personal necesario para gestionar las competencias atribuidas por el artículo 8 del Decreto 118/2020, de 22 de octubre, del Consejo de Gobierno, por el que se establecen los Órganos Directivos de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

No obstante, la polémica con una incidencia notable en los medios de comunicación regionales, las direcciones generales competentes en evaluación y seguimiento ambiental, medio natural, montes, ganadería, pesca y agricultura son las del Medio Natural, la de Medio Ambiente, la de Ganadería, Pesca y Acuicultura y la de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario. Resulta patente la falta de personal de las direcciones generales del Medio Natural y del Medio Ambiente deficiencia histórica y que se agrava con la salida en las últimas semanas de personal interino  de diferentes perfiles vinculados a programas concluidos que no se han sabido, o querido renovar. Esta sí es una noticia significativa que no ha trascendido curiosamente a prensa.

La situación actual de la Dirección General del Mar Menor visibiliza parcialmente la desastrosa situación de una consejería que gestiona, o eso debería hacer, la respuesta a una grave crisis medioambiental en una parte sustancial de su territorio, el Campo de Cartagena y del Mar Menor lo es, crisis sin precedentes, es preciso reiterarlo, conocida sobradamente por todos los grupos parlamentarios de la Asamblea Regional, por el Gobierno Regional y por el Presidente de nuestra comunidad autónoma. 


Desprotegiendo el Medio Ambiente en la Región de Murcia


Se trata de una consejería que no tiene suficientes recursos  ni para ejecutar las competencias que tiene asignadas, ni para garantizar el cumplimiento de la ley y la defensa del interés público. La doctrina del shock, que se aplicó a partir de 2012 con el Plan de Reequilibrio Económico Financiero 2012-2014 en la Administración Pública Regional, supuso la supresión indiscriminada de puestos de trabajo en consejerías y direcciones generales que ya por entonces carecían del suficiente personal para cumplir sus objetivos. Se les fue tanto de las manos que desde entonces se comenzó a sobrevivir con fondos externos (FEDER, FSE…), que han llegado a suponer que más del 10% del personal de la CARM dependa de los mismos. Por entonces se asignaron cupos de ceses de funcionarios interinos por consejerías y organismos autónomos.

Resulta preocupante, por tanto, que se visibilice una parte del problema que padece la Consejería de Agua, Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, porque detrás puede permanecer a la espera el resurgir como ave fénix del tan añorado proyecto de la Agencia Regional de la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (ARCA), ese híbrido público privado que ya en su momento fue muy cuestionado por los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional, que fueron incapaces de identificar “la verdadera naturaleza” del ARCA. No nos fiemos demasiado del dedo que señala porque en el ínterin la luna puede haber sido empujada a salirse de la órbita terrestre, perdonen las metáforas.

Si en realidad, el Gobierno Regional quiere buscar soluciones al desastre de la consejería,  debería haberlo reflejado en los Presupuestos Generales de la CARM para 2021 o en las enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios, es decir, por toda la representación política que presume de defender nuestro patrimonio natural, es decir, el patrimonio natural de todos y cada uno de los ciudadanos de la Región de Murcia. Sin embargo nada de esto se ha visto en sede legislativa y sí la reiteración de la Croem en su votos de lealtad al ARCA.

¿Un nuevo ave fénix?: la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente de la Región de...