lunes 14/6/21

El Sr. Rosell y sus ideas sobre el trabajo

Por Francisco Díaz-Tendero | En la conocida intervención ante la TV, intentando justificar el caótico estado del empleo en la España actual, este Sr. vertió unas frases con las que no podemos estar de acuerdo.

Y, nos parecen extrañas en alguien como el; de quien la Wikipedia dice que posee un titulo de Ingeniería Industrial, amen de estudios de Política, sin titular.

El asunto, tiene varios aspectos:

Aspectos históricos: (ya que él los ha tocado). Según el Sr. Rosell: la humanidad, (por lo menos la española), debe despedirse de "los empleos fijos", que son cosa del siglo XIX. No se si le enseñaron, (en sus estudios de Política, que no terminó), que el Siglo XIX era un paraíso para los trabajadores en el que los pobres empresarios, (de este, y otros países), eran víctimas de sus empleados que abusaban de ellos hasta arruinarlos de las herencias que habían reunido con tanto trabajo sus antepasados terratenientes se entiende que con el trabajo de sus siervos y sus esclavos primero y de sus empleados "libres", después.

Lo que escribieron Charles Dickens, Benito Pérez Galdós, y todo el movimiento literario de los "realistas y naturalistas", era pura invención.

Los movimientos socializantes, eran consecuencia de la acción de algunos "envidiosos resentidos" que vivieron muy bien alterando el orden "natural", establecido por su "dios" para felicidad de todos; pero ellos no se conformaban.

Naturalmente, los "señores" tuvieron que organizarse; más que nada para defender las virtudes de la "civilización occidental", etc.

Aspectos religiosos:(eran inseparables entonces). Su Iglesia intentó mediar invocando la "Caridad", principalmente, porque la "Justicia, y la Razón", aunque son virtudes; son de segundo orden, sólo "cardinales", no "teologales"...

Aunque se lo pensó muy bien, y cuando salio la famosa encíclica "De Rerum Novarum"; es decir "De las cosas nuevas", esas cosas ya no eran tan nuevas. Las había denunciado Carlos Marx, (que tampoco nos cae simpático), hacía unos cuarenta años. Y, lo que traían de antes.

Y, como no les gusta ser pesados, no volvieron a hablar de ello hasta cuarenta años después, justamente. Por eso pusieron de nombre al documento "Cuadragésimo Anno" que significa, precisamente éso: "Cuarenta años después".

Si este era "el Paraíso", que hemos perdido por ser exigentes, vagos, tontos y portarnos mal en términos generales, vamos a ver.

Aspectos Organizativos, y Psicológicos: Son los más importantes desde el punto de vista empresarial; su conocimiento es clave para el buen funcionamiento y resultado de cualquier empresa. Y el Sr.Rosell, parece desconocerlos, o querer engañarnos.

También hay que hacer un pequeño repaso histórico en este aspecto para situarse en el despropósito que significa,(hoy día), el propugnar el empleo inestable, aunque solo sea desde el punto de vista económico-empresarial; despreciando todas las implicaciones sociales, cuya importancia es aún mayor, como veremos después en el tema de psicología.

La Organización Industrial, con bases científico-técnicas, empezó muy tarde, hacia finales del siglo XIX, en EEUU. Según los libros uno de los iniciadores mas conocidos fue el famoso "Taylor".

Era un directivo en una empresa donde se manejaban grandes cantidades de carbón; era "el pan de la industria", como se decía entonces. Y, como todavía no existía mucha maquinaria para moverlo se empleaban muchos peones usando palas.

Las palas se gastaban mucho, y nadie se preocupaba de ellas; compraban cualquiera que hubiera en la ferretería, probablemente las más baratas; sin ponerse a considerar si eran adecuadas o no.

Taylor se dio cuenta de que no daba lo mismo unas que otras: si la pala era muy grande, al operario le costaba mucho levantarla, se cansaba enseguida, y la velocidad general de trasiego era baja. Si, por el contrario era demasiado pequeña, tenía que dar muchas paladas para mover la misma cantidad, también bajaba el rendimiento. Tanteando llegó a determinar un "tamaño óptimo"; que parece que para allí, (y entonces), fue la pala que cogía unos ocho kg.

Esto solo es una anécdota: que figura en todos los libros de Organización Industrial; pero fue divulgada en su época, y provocó la proliferación de departamentos "de Mejora de Métodos", en todas las empresas que se preciaban de algo.

Para los efectos de este escrito, ya contradice las palabras del Sr.Rosell. Ninguna empresa, puede vivir solo con empleados ocasionales. Eso valía para los peones de Taylor, pero no para él mismo; ni para otros que tuvieran que tomar decisiones o realizar trabajos especializados.

Y la historia subsiguiente lo confirma. Cualquier empresa que no sea "un bochinche ocasional", para dar "un pelotazo", y desaparecer necesita lo que ahora se llama un "staff". Que viene a ser lo que los militares llaman "Estado Mayor", o los bancos "Departamento de Estudios".

Al extenderse la "Racionalización del Trabajo", se fueron mejorando todos los aspectos materiales del mismo, para empezar; y con ello mejoró la "productividad", que es "la relación entre los productos obtenidos, y los medios empleados para ello"; que no debe confundirse con "producción", que es el volumen de producto, sin tener en cuenta los medios. Parece mentira, pero mucha gente lo confunde.

Cuando se avanzo suficiente en este proceso, la "productividad” había aumentado bastante, pero dejó de subir.  Buscando nuevas mejoras se pensó en los "factores humanos", empezando, también por "los mas objetivos": comodidad del puesto de trabajo, dimensiones de los muebles, manejabilidad de las maquinas y color, iluminación, color de las paredes, etc.

La "productividad", volvió a subir; pero nuevamente se estancó cuando ya se había hecho todo lo posible.

Entonces, era por los años 20 del siglo pasado, empezaron a considerarse los "factores personales". Se empezaron a hacer "tests psicotécnicos", para tratar de facilitar la adaptación entre las cualidades de cada persona, y cada apuesto de trabajo. Y, dio resultado...

Como curiosidad: hay que señalar que estas técnicas habían nacido en el campo militar. Durante la Primera Guerra Mundial, las autoridades militares se vieron en la necesidad de formar apresuradamente un millón de reclutas para encuadrarlos en los puestos que mejor pudieran desempeñar antes de mandarlos a Europa. "Alguien", sugirió acudir a los psicólogos; y el éxito fue claro.

Pero, el procedimiento también "tocó techo"; y buscaron mas. Probaron el asunto de "las relaciones interpersonales"; y el asunto se disparó.

Planearon un "experimento sociológico", que fue una revolución, dio origen, (por si mismo), a una rama de la investigación: la "Microsociología", o "Dinámica de grupos".

En la ciudad de Hawtorne, (cerca de Chicago), el investigador Elton Mayo, dirigió una campaña de investigaciones sobre el personal de la compañía Western Electric. Duró desde 1927 hasta 1931, y demostró que el buen ambiente en las relaciones interpersonales, y la "conciencia de grupo", influían más en la productividad, que todos los demás factores incluyendo todos los ambientales, y hasta las subidas y bajadas de sueldo.

Hay muchas referencias, en internet sobre este asunto. Un resumen bueno se puede ver aquí.

El asunto no terminó ahí. Para comprobar que no era un hecho casual, "el experimento", se ha repetido el todos los ámbitos imaginables; desde conventos, hasta cárceles, pasando por todo tipo de empresas, y en todo tipo de circunstancias.

Particularmente dramático, fue durante la Segunda Guerra Mundial, en unidades de la Aviación Militar Inglesa, (RAF); cuando todos los días faltaban a lista compañeros caídos en combate.

Y, siguió dando los mismos resultados. Pero en este país, con el anti-intelectualismo de sus dirigentes, todavía no ha llegado la noticia a la mayor parte de los sitios.

Y, aún hay más. Los historiadores, los arqueólogos, los antropólogos; y, en general, todos los que se dedican a la "humanística de verdad", (no al latín, y a las demás tonterías que nos obligaban a estudiar en los 50), han comprobado que las conclusiones valen desde una familia, o un grupo de amigos, hasta un imperio.

La conclusión general es: "El éxito, a largo plazo de cualquier grupo humano depende de su cohesión interna". Cuando ésta se rompe, todo termina disgregándose.

Que nos explique el Sr.Rosell como puede conseguirse esta cohesión bajo sus premisas, a no ser que, teniendo en cuenta la ideología que preside cualquier declaración y acción de aquel, la verdadera intención debe ser que la esclavitud moderna tome carrerilla siguiendo la estela de la precariedad y para conseguir ese objetivo qué mejor que tener trabajadores sumisos y temerosos  y unos sindicatos atemorizados. Volvemos al S.XIX, sólo que estamos en el S.XXI… Al parecer, la historia es cíclica…

El Sr. Rosell y sus ideas sobre el trabajo
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad