viernes 14/5/21

Pista de aterrizaje

No es de extrañar la obsesión del PP con el aeropuerto de Barajas. Pablo Casado lleva un tiempo pidiendo pista para un aterrizaje forzoso, desde muy pronto tuvo problemas en el cuadro de mandos y en estos momentos está a punto de agotar el combustible y no encuentra la manera de soltar  suficiente lastre para un aterrizaje de emergencia.

Casado pensó en un vuelo corto y sin turbulencias, que aterrizaría en destino sin ninguna dificultad, pero el temporal de un gobierno de coalición que no se ha debilitado  le ha impedido tomar tierra y sigue sobrevolando la zona sin que por el momento le llegue la autorización definitiva de la torre de control.

Lo cierto es que para hacer una maniobra de aproximación con las mínimas garantías apenas le queda capacidad de reacción ¿Pactar la renovación del CGPJ? Quizá no mucho más.

La estrategia Popular de acoso y derribo ha sufrido un desgaste en términos de estrategia política muy superior a la del gobierno que quería derribar.

Con la Pandemia como el teatro de operaciones ideal; muerte, miedo, ruina económica e incertidumbre de futuro, los Populares han agitado la revuelta constante como su mejor contribución para la resolución de una crisis mundial que por momentos ha amenazado los cimientos de nuestra convivencia.

No lo consiguieron en los momentos más duros allá por los meses de abril y mayo con casi 1000 muertos diarios y a partir de ahí el tiempo ha jugado en su contra. En tan solo 6 meses el PP de repente se ha encontrado con la mejor versión de la España constitucional de las Autonomías que desde el inicio de la 2 ola ha funcionado en la práctica como un Estado Federal en el marco del Consejo Interterritorial de Sanidad, verdadero artífice de la cogobernanza.

A estas alturas de nada le va a servir al Partido Popular seguir aireando el argumentario de los 17 planes distintos. Las Comunidades Autónomas en ese marco de cogobernanza han protagonizado una vuelta a las aulas más que notable, están conteniendo la 2 ola con muchas dificultades, pero ejerciendo las responsabilidades que venían reclamando y completarán un plan de vacunación impecable. Insistir en el error de que lo autonómico es menos constitucional que lo nacional traerá al PP graves problemas para la gobernabilidad futura.

La pandemia está siendo un drama social, económico y de salud, pero acelerará las reformas que seguirán  profundizando la descentralización del poder. En términos económicos la gestión de los fondos para la reconstrucción se parecerá mucho a la de la gestión sanitaria de la pandemia; cobertura jurídica estatal para la realización de proyectos territoriales. No cuesta nada imaginar a las ministras Montero y Calviño ejerciendo en hacienda y economía el mismo liderazgo que ha exhibido Illa en salud.

En términos políticos Pedro Sánchez no levantará el pie del acelerador indultará a los condenados por el procés, cerrando la puerta a cualquier medida que pudiera beneficiar a los huidos de la justicia e intentará restablecer un clima de dialogo con Cataluña roto desde la sentencia del Constitucional sobre el Estatuto.

No hay ningún síntoma, ni uno, que dé señales de la capacidad de la derecha española de adaptación a ese nuevo escenario, a la cabeza el actual Partido Popular de Pablo Casado, no es posible con ese partido abordar los cambios que necesitamos como sociedad. Casado intentará a la desesperada, transmitir la idea de que toma aire cuando vuelva a agitar la bandera para oponerse a los indultos, pero ese combustible no le alcanzará para llegar a la próxima cita electoral, necesita seguir soltando lastre para ese aterrizaje de emergencia que le permita repostar para volver a iniciar el despegue.

De momento la torre de control sigue sin autorizar la maniobra, pendiente como está, del resultado de la parada técnica que ha hecho Ciudadanos en el aeropuerto del Prat con la que posiblemente no consiga reparar su avería. De ser así, finalizada la escala, retomará el vuelo y reclamará también pista de aterrizaje en Barajas. A su favor que en vez de romper negociaciones, se limitó a pactar el desacuerdo en el trámite presupuestario. En esas condiciones siempre es más factible poder habilitar una pista auxiliar para facilitar la maniobra. Está por ver.

Pista de aterrizaje