sábado 19/6/21

Perdido en el tiempo

En 1979, en la revista SP, Aznar decía lo siguiente: “Los jóvenes falangistas están cansados de dar y no recibir, están cansados de escuchar promesas y recibir fracasos"...

Muy cierto resulta ser ese dicho popular que nos recuerda que la capacidad de asombro del ser humano no tiene límites. Esta introducción viene dada por el hecho de que no he percibido ninguna sensación de asombro cuando en la apertura de la recién celebrada Cumbre de las Américas, en Panamá, se leyó y firmó, por parte de 26 expresidentes de gobierno un documento, la llamada Declaración de Panamá, que denunciaba la “grave situación democrática y constitucional de Venezuela”. Evidentemente la rúbrica de este documento no puede asombrar a nadie en tanto en cuanto el régimen de libertades en Venezuela se halla seriamente alterado y maltratado como consecuencia de que en ese país gobierna un sujeto, más bien un tarugo, cuyas neuronas no andan todo lo bien que debieran, por eso precisamente esta decisión de esos 26 exgobernantes no debe sorprender a nadie. Sí debe sorprender el hecho de que haya sido José María Aznar, uno de sus primeros impulsores junto con el expresidente colombiano Andrés Pastrana. Alguien podrá plantearse el que porqué hay que sorprenderse de que Aznar se haya pronunciado para que esa “alteración democrática y constitucional” que se está dando en Venezuela sea desterrada, la respuesta a esta interrogante la podemos encontrar si damos un repaso a las hemerotecas y comprobamos como en 1979, en la revista SP, Aznar decía lo siguiente: “Los jóvenes falangistas están cansados de dar y no recibir, están cansados de escuchar promesas y recibir fracasos; están cansados de escuchar “bonitos discursos” que solo sirven para crear más confusionismo del que hay, para crear el verdadero rostro de quienes los pronuncian. Yo, como joven y habiéndome llegado un ejemplar de las Obras Completas de José Antonio Primo de Rivera, ya he tomado una decisión”.  El 18-2-79 en el diario La Nueva Rioja, Aznar escribía lo siguiente: “Vientos de revancha son los que parecen traer algunos ayuntamientos recientemente constituidos. Las calles dedicadas a Franco y a José Antonio lo estarán a partir de ahora a la Constitución. En Valencia la Plaza del Caudillo pasará a llamarse del “País Valencià”. Y no hemos más que empezar. Se dedican a borrar la historia”. Asimismo añadía: “El consenso ha provocado un efecto fulminante cual es el de la desconfianza de una enorme masa de españoles en el buen funcionamiento del sistema democrático, que quedó palpablemente demostrado en el elevadísimo índice abstención que se produjo en el pasado referéndum”. Evidentemente Aznar estaba por “lo de antes” del advenimiento de la democracia. Finalizo con la referencia que el 4-2-98 hacía al extinto dictador chileno Pinochet cuando sobre este decía: “Augusto Pinochet me parece un personaje que pertenece a la historia de Chile y a su modelo de transición política. Todos los españoles sentirían molestia e incomodidad si en Argentina o Chile se iniciaran procesos judiciales por los crímenes de la dictadura”. O sea, que lo de Pinochet fue “un modelo de transición política”. Creo que no es necesario recordar cuál fue el método aplicado para llevar a cabo esa “transición”. Acabo esta ronda de “recuerdos y reflexiones nostálgicas” de Aznar señalando lo que dijo en La Nueva Rioja el 30-5-79: “Como es lógico puesta la atención en España, se me ocurre pensar que los cantos a nuestra unidad nacional se nos van haciendo difíciles de entonar”.

Yo creo que sí es motivo de asombro el que Aznar encabece o lidere una protesta internacional sobre la forma en que Maduro está gobernando en Venezuela, como creo también que el expresidente español no es el más indicado para ocupar esa portavocía máxime cuando hemos podido comprobar, la historia, las hemerotecas hablan, que Aznar está perdido en el tiempo. Un par de “corchetes”: 28-07-2008 diario INFORMACIÓN, Orihuela: “Piden la dimisión de la concejal de Cultura (PP) por calificar de “grande y libre” el franquismo”. 4-07-2008 diario INFOMACIÓN, Pleno de la Diputación Provincial: “El PP rechaza retirar los honores a Franco porque ya “está muerto y enterrado”. ¿A quién quiere confundir Aznar?-

Creo que puesto a sufrir un cambio tan radical, Aznar debería manifestarse públicamente y recabar apoyos para protestar contra la llamada “Ley Mordaza”, un grave ataque a las libertades de los españoles, ya que con esta nueva norma cualquier ciudadano se lo debe pensar muy mucho antes de salir a la calle a mostrar su disconformidad con el Gobierno. Asimismo Aznar debería de protestar y mostrar su desacuerdo con que representantes sindicales sean sancionados con penas de prisión por participar en una huelga. A no ser que él considere que todo esto, como en Chile en la época de Pinochet, entre dentro de lo que se podría considerar como un “nuevo modelo de transición política”. Lo de Venezuela es serio y muy preocupante para todos los demócratas, pero lo que está sucediendo en España no lo es menos.

No me apetece hablar sobre lo de Rato. A los muertos se les entierra. Lo que sí creo es que a lo que se debería prestar mayor atención es si lo de este personaje, su presunto fraude, fue antes, durante o después de haber sido vicepresidente del Gobierno, ministro de Economía, director del FMI o presidente de Bankia. Lo que si tengo claro es que este tipo de cuestiones no se gestan en solo cuatro días. Requieren tiempo.

Perdido en el tiempo