domingo 20/6/21

De la manipulación acerca de la 'desunión' de Podemos

iglesias-errejon

Escuchando y leyendo con suma atención lo que dice Errejón, Pablo Iglesias y demás representantes de Podemos, cada vez estoy más convencida de que significan posiciones NO antagónicas, sino complementarias.

 Nos han acostumbrado los partidos "tradicionales", los "grandes", a una Unidad de Pensamiento, es decir, unicidad. Lo que la teología predica de "Dios", y la Iglesia se encarga de predicar: No pensar, y aceptar por "fe" lo que sus mandatarios imponen.

Aquí no caben discrepancias, opiniones razonadas distintas. En el momento en que alguien piensa distinto, es postergado, es un antisistema o hereje que hay que llevar a la hoguera torquemadiense. Perroflautas los denominó el dictador-fascista de Aznar, el de la guerra de Irak y la posterior matanza de los trenes de Atocha, el 11M de 2004.

Es curioso observar cómo los medios de manipulación  y sus voceros preguntan y repreguntan queriendo forzar una respuesta de antagonismo entre los miembros de Podemos. Y por mucho que estos aclaran, una y otra vez, que lo que han hecho siempre en esta formación política es analizar y discutir abiertamente las diferentes propuestas y opiniones de cada cual no lo aceptan y siguen con sus tesis adulteradas.

Y nada menos que discutir es una de las tareas de los miembros de Podemos. Discutir, del latín discutĕre -> 'disipar', 'resolver'.  Lo que los griegos ya venían haciendo desde el siglo VI a.C.

La auténtica maldad o diarrea mental, con mala fe, muy mala fe, es la que tienen todos los medios pagados por el Gran Capital y que intentan provocar en los ciudadanos, que siguen y creen a pie juntillas las palabras de aquellos, es que con Podemos y con IU cualquier pacto para formar un Gobierno de progreso es la hecatombe.  Lo que se ha venido a llamar un  ‘gobierno Frankenstein’.

Alguien tan impresentable como Carlos Herrera se atreve a llamarlos "basura”. Bien debería tener en cuenta este tipo la sentencia que obliga a otro que tal, Alfonso Rojo, a pagar 20.000€ a Pablo Iglesias por insultos e injurias.

Y sabemos que la finalidad de todo ello no es otra que forzar el continuismo del latrocinio que el PP ha venido practicando durante cuatro largos años con o sin la testuz de Rajoy (en el PP no se salva nadie) al frente una vez más de un Gobierno que mantenga las prebendas de los politicuchos que llevan años y años al servicio de sí mismos y de sus bolsillos, manteniendo un sinfín de prebendas. En este bando se hallan también los trogloditas del PSOE.

La división de Podemos no es tal. Lo que sucede entre ellos es lo más sano que puede ocurrir entre gente que se quiere y se respeta, y que fundamentalmente cree en la democracia. Hay momentos en que sus pensamientos discurren por caminos distintos, pero convergentes. Y esto es bueno y es sano.

Apréndalo señores ‘periodistas’ (cada vez el término se parece más a la denominación que Valle Inclán le da en su grandiosa Luces de Bohemia: 'vendedor de periódicos'). Y apréndalo también, señores 'políticos', con sus posaderas tan bien pegadas al sillón del poder.

De la manipulación acerca de la 'desunión' de Podemos