domingo 7/3/21

¿Presidente de Iberdrola o de Greenpace?

El País ha iniciado una serie de entrevistas dominicales a los diez líderes más importantes de España. Lógicamente, se estrenaron con la señora Botín, presidenta del Banco de Santander. Su tendencia a equiparar ese banco poco menos que con Cáritas, me llevó a dedicarle un artículo, “Señora Botín, que ya somos mayorcitos …”

Este domingo ha aparecido la segunda entrega de la serie, una entrevista también  dulce con Ignacio S. Galán, presidente de Iberdrola, la gran empresa eléctrica que, como la anterior bancaria, cabalmente son más apátridas que españolas.

La verdad es que la serie promete. Yo no pienso perderme ni un capítulo. Es en El País cada domingo; no se vayan a ir a Netflix.

En el caso de la entrevista a Galán, ésta, bajo una gran foto de él en cuyo fondo abunda el verde, viene presidida por un gran titular a cuatro columnas realmente fascinante: “Si aceleramos las energías limpias podríamos crear 300.000 empleos ya”. Cuando me repongo del impacto  me asaltan dos preguntas al señor Galán:

A sensu contrario al de su titular, ¿llevan ustedes años, lustros, décadas, siglos, acelerando las energías sucias y descreando  empleos?

Este titular  no creo que lo dé usted en su imposible condición de perroflauta ecologista. Entonces, tal vez, ¿lo da usted como aspirante potencial a la presidencia mundial de Greenpace?

Bromas aparte, o no, me gustaría ser positivo y pensar que el señor Galán reniega de ese tipo de capitalismo global, salvaje, especulativo, evasor de impuestos, sin leyes ni normas a las que someterse, con fuerte apego al delito global para generar beneficios sin control …   para apuntarse a un capitalismo de y con futuro, productivo, útil, generador de empleo y comprometido con la sostenibilidad ambiental del planeta.

En el primer caso, el capitalismo imperante hoy por hoy, nos ponen en la imposible tesitura de elegir entre él y la barbarie, parafraseando a Joseph Stiglitz y a otros. En la perspectiva que plantea el señor Galán, concediéndole el beneficio de la duda, de un capitalismo con vocación de servir a la Humanidad y a la Vida, me gustaría confiar y cooperar para construir entre todos economías y sociedades habitables. Pero bueno, obras son amores y no buenas razones, o lo que es lo mismo, y no entrevistas dulces para el autobombo y la propaganda corporativa. Y ya puestos, que empiece Iberdrola por pintar de verde toda cuanta energía produce y crear la parte proporcional de esos 300.000 empleos, que serían unos 100.000 calculo yo.

A los que nos gusta más la Economía Social y Solidaria que el capitalismo, ya sea salvaje o doméstico, tenemos la obligación de organizarnos y prepararnos para la auto-producción  y auto-consumo de energía limpia, es decir, energía solar, que en lo del sol somos líderes en España, y exigir al gobierno progresista que elimine obstáculos y fomente y financie la producción y consumo a bajo coste de energías limpias; exactamente lo contrario a lo que se ha hecho en nuestro país hasta ahora: hacer caro e inviable a los particulares el acceso a dichas energías, dándose el caso paradójico que Alemania produce y consume más energía solar que nosotros.

Esas serían para mí obras concretas en materia energética y de empleo, sin desmerecer las buenas razones globales del señor Galán.

Manuel Zaguirre *ExSecretario General de USO. Afiliado PSC.

Más artículos de Manuel Zaguirre en nueva tribuna

¿Presidente de Iberdrola o de Greenpace?