viernes 18/6/21

El pacto por la sanidad privada de la ministra Mato

La Ministra Mato ha tratado de escenificar un Pacto Estatal por la Sanidad, al que ni tan siquiera han acudido los Consejeros de cuatro CCAA...

La Ministra Mato ha tratado de escenificar un Pacto Estatal por la Sanidad, al que ni tan siquiera han acudido los Consejeros de cuatro CCAA (Andalucía, País vasco, Canarias y Asturias), que juntas representan al 30%  de la población y de los profesionales sanitarios.

Sus actores principales están desligitimados, no solo por haber firmado un pacto previo nefasto para el futuro de la Sanidad Pública, en unos momentos muy duros para los profesionales de la Sanidad Madrileña, sino también por sus graves déficits de representatividad en el Sector.

La Ministra Mato: Sus supuestos antecedentes, poco recomendables, y su pertenencia a la FAES, fundación que apoya el desmantelamiento de la sanidad pública y del Estado del Bienestar, la desligitiman para liderar un gran pacto por la defensa de la Sanidad Pública.

El Presidente del Consejo general de Colegios Médicos, Sr. Rodriguez Sendín: Su cerrada defensa de los derechos adquiridos y de la condición de funcionarios, hasta la jubilación, del colectivo de Médicos Titulares, al que el mismo pertenece deslegitiman al Sr R. Sendín, por priorizar sus intereses, mientras permite que se aprueben medidas que conllevan la pérdida de derechos y de la estabilidad en el trabajo de la inmensa mayoría de los facultativos estatutarios.

El presidente del consejo de Colegios de Enfermería, Sr. Gonzalez Jurado cuya toma de posesión ha sido declarada ilegal por el Tribunal Supremo. La Sentencia favorable posterior del TSJM, no es firme y ya ha sido recurrida tres veces por otros tantos colegios provinciales de enfermería, que no lo reconocen (junto a otros colegios autonómicos) como legítimo representante de la profesión.

El presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME), Sr. Bajo Arenas, no puede erigirse la representatividad de los médicos especialistas del SNS, no solo por ser un gran defensor de la gestión privada de la sanidad pública, sino por su discutida gestión de la FACME, que ha provocado fuertes críticas por parte de sociedades potentes, como la de Atención Primaria (Semfyc)  y la de Medicina Interna (SEMI), que denuncian  falta de transparencia, luchas de poder, y prevalencia de los intereses individuales sobre los colectivos, y que ha dado lugar a un hecho inédito, la salida de la sociedad de Neurología de la Federación.

El Secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CEMS) Sr Francisco Miralles, no representa, desde luego, a todo el colectivo médico, pero tampoco parece representar a sus propios asociados, dado el rechazo que ha provocado su firma en el acuerdo con la Ministra Mato entre dirigentes y afiliados a este Sindicato en varias CCAA.

Y el Consejo Asesor de Sanidad, con fuertes intereses en la Sanidad Privada. Su representante y vicepresidente, Julio Sanchez Fierro, es un abogado que considera prioritario “adelgazar el Sector Público” (la Razón, agosto 2012)

Durante la conferencia Mato ha anunciado la existencia de 50 medidas para “mejorar” la política de gestión de recursos humanos del SNS, al parecer ya incluidas en un  “libro blanco” elaborado por el Consejo Asesor de Sanidad y la Universidad Rey Juan Carlos. Los profesionales desconocen tales medidas pero no dudan de sus principales objetivos:

1-La laboralización de los profesionales del SNS- Ya el Ministerio de Mato introduce una modificación del  Estatuto Marco en un Real Decreto sobre Farmacovigilancia, aprobado en pleno verano y sin negociación previa (más allá de los representantes del Foro) en una especie de “tomadura de pelo” a los profesionales del Sector. Esta modificación del Estatuto (artículo 65 bis)  tendrá graves consecuencias para el Sistema, ya que permitirá el cambio en la vinculación jurídica del personal del SNS. En este sentido van las declaraciones realizadas por el Consejero de sanidad de Madrid, el Sr. Lasquetty a su llegada a la conferencia "el principal problema del SNS para su sostenibilidad es el marco normativo de los profesionales sanitarios, que se inventó para los funcionarios en el siglo XIX y se utiliza para gestionar hospitales del siglo XXI" Cabría preguntarse si los supuestos sobresueldos de su partido son más propios del siglo XXI que los merecidos y cada vez más escasos salarios de los empleados públicos.

2- La privatización de las Unidades de Gestión Clínica de los hospitales públicos, alternativa ideada por Mato y sus asesores para dar entrada al capital privado en el Sistema Sanitario Público de forma más “disimulada” dado el rechazo y el freno judicial de la privatización total de los hospitales de Madrid, aunque no menos lesiva, ya que provocará la fragmentación de los hospitales en microempresas con autonomía de gestión, que competirán entre sí, para quedarse con la I+D+i del SNS y con los pacientes más rentables y los procesos más relevantes, por número de afectados y gasto en fármacos y tecnologías (Cáncer, Ictus; Demencia y Cardiopatía Isquémica) Esto provocará un  incremento insostenible del gasto sanitario y disminuirá la salud de la población, al aparcar la Atención Primaria y la promoción de la salud,  esenciales para disminuir la carga de enfermedad de la población, especialmente en tiempos de copagos y recortes, pero de escaso interés para la Industria.

Gracias al Gobierno Popular y a la Ministra Mato nuestro SNS se está aproximando peligrosamente al sistema estadounidense, cuyo gasto sanitario privado se incrementa de forma inversamente proporcional a la salud de la población.

El pacto por la sanidad privada de la ministra Mato