miércoles 16/6/21

El ministro de Guindos contra los pensionistas

El que fuera hombre de Lehman Brothers en España relaciona la situación de los pensionistas españoles con Grecia...

lehman

El hombre de Lehman Brothers en España y Portugal hasta la quiebra de la empresa en 2008 ha relacionado días pasados la situación de los pensionistas españoles con la situación de Grecia. Este caballero ha sobrepasado con creces la bellaquería con sus declaraciones. Se trata, como es bien sabido, del ministro Luis de Guindos, capataz en nuestro país de las altas finanzas, «adulador agachado» de los capitales de postín y especialista al por mayor de las puertas giratorias: del caño al coro y del coro al caño, de  alto cargo del gobierno de Aznar a Lehman Brothers y de ésta al gobierno de Rajoy. Un personajillo que se deja hacer, sin rechistar, la ahogadilla por cualquier mandatario europeo. 

Hay personas que se parecen excesivamente a sí mismos: el ministro de Guindos se parece demasiado al financiero de Guindos, de modo que no es de extrañar que, en ambos casos, sea mamporrero de los de más arriba. De manera reincidente, se diría.

Este sujeto ha provocado la más airada reacción de los pensionistas y jubilados españoles. Ha afirmado: «Si no hubiéramos prestado dinero a Grecia hubiésemos podido aumentar las prestaciones por desempleo en un 50% y las pensiones en un 38 %». Son las palabras de un mendaz que sabe que es mendaz. Ni siquiera vamos a molestarnos en preguntar: «¿Ah, si? ¿Cuándo lo iban a hacer ustedes?».

Es claro que el personaje no apunta principalmente contra la Greciade ayer cuando recibió la ayuda financiera, ni tampoco contra la Grecia de Samaras, el buen amigo de Rajoy. Lo hace contra Alexis Tsipras y el gobierno griego actual. Con lo que, de rebote, la nefasta gestión de los anteriores queda bendecida y exculpada. Ahora bien, en realidad los tiros apuntan en clave electoral española.

Esta es la intención del hombre de Lehman Brothers: comoquiera que Tsipras no nos paga lo que nos debe, no podemos incrementar en un 50 por ciento las prestaciones a los parados y un 38 a nuestros viejos; cuidaíco con lo que votan a lo largo de este año porque pueden salir elegidos los amigos de Syriza,  ya saben: los que no nos pagan lo que nos deben. Más todavía, las declaraciones del hombre que se parece excesivamente a sí mismo son una inversión: les envía un mensaje a sus antiguos señores recordándoles que sigue siendo su correveidile, ¡por si las moscas!

Tal vez alguien podría pensar que, con tales declaraciones, la estrategia electoral del Partido del Parné es errónea, que la estridencia del arriolismo -los escribas sentados de Rajoy- reinciden en el desacierto. Pero yo veo las cosas de otra manera: es posible que la verdadera línea de conducta sea impedir que el batacazo sea mayor. Es decir, caer sólo hasta la puerta del Infierno.

El Partido del Parné bajará hasta la puerta del Infierno, pero el caballero que se parece demasiado a sí mismo volverá al Parnaso del dinero y, de paso, se llevará a su Antonio que cursa un máster de Organización de Quiebras.  Así se las gasta este de Guindos, que amplió estudios con Rodrigo Bankia; de él recibió su mejor tirocinio: con buen porte y buenos modales se abren puertas multinacionales.

El ministro de Guindos contra los pensionistas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad