domingo 18/4/21

Señora Ayuso: no nos fustigue más, por favor

ayuso

Usted está en su derecho de aspirar en política a cuantas cumbres considere. No lo está si para ello nos tomas a los madrileños como rehenes.

Los lectores de Nuevatribuna saben que soy un feligrés del fútbol. Como tal, recuerdo algunas páginas memorables en El País del docto Alfredo Relaño. En una de ellas escribía sobre los defensas de la antigua usanza. Y mencionaba una anécdota de cuando el Madrid era el superdios del fútbol cuando otro equipo visitaba el Bernabeu. En este caso el Sevilla donde jugaba un magnífico Biri Biri. Caracolero y regateador, un poco endeble físicamente. Lo cubría Benito. Le daba tales tarascadas que llegado el momento, el bueno de Biri soltó una. de esas frases tópicas del fútbol: “por favor, señor Benito, no peque más”.

Semejante historia se repite en mi cerebro cada vez que la veo a usted en un telediario. Por favor, señora Ayuso, no me fustigue más.

Y, créame, que lo escribo desde cierta admiración. Por su condición de mujer que intenta imponer su criterio en un mundo machista donde los hombres nos creemos los reyes del mambo. Créame, tiene su mérito.

Hasta aquí mi acuerdo. En todo lo demás, no lo estoy. Si usted quiere hacer política, quiere hacerse la nueva lideresa, quiere gobernar el PP e incluso España está en su derecho. Su éxito mediático es indudable. Hola Miguel Angel. Eso sí, siempre que lo haga de acuerdo a la Ley y la Constitución. No con las mentiras, sabedora de que este país de pícaros y patios de Monipodio perdona ese filibusterismo político tan al uso.

En cuanto al covid, la pregunta difícil: ¿si uno de esos patriotas, o usted misma se viera pillado por el toro del virus, pediría ir al Zendal o a la sanidad pública?

No así en USA donde los ciudadanos norteamericanos han hecho un homenaje a la democracia levantándose para enterrar, políticamente, al Sr. Trump.

Reconozco que no la ubicaba hasta su llegada a la presidencia de la Comunidad. Ahora la veo a mitad de camino entre Juana de Arco y la pura imagen de una Trump femenina.

Trate de alejarse del tacticismo que ha llevado al Sr. Trump al fracaso momentáneo. Igual que a él le votaron tropecientos millones de norteamericanos, parece ser que usted podría ganar unas elecciones anticipadas. No me lo puedo creer. Como la señora Aguirre, usted vive de la polémica diaria, de la noticia diaria. Y eso me recuerda el concepto de propaganda donde un tal Goebbels era el maestro. ¿Sabe usted cómo acabó? Cuando se va el humo, a veces, no queda ni el rescoldo. Y la realidad se impone en su tozudez.

Me pregunto si tanto patriota que la apoya y se está jugando su propio dinero es consciente de que usted tiene a la Comunidad en el filo de la navaja. Aquí yo solo arriesgo palabras. No es lo mismo que jugarse miles de euros o hasta el patrimonio familiar..

Y en cuanto al covid, la pregunta difícil: ¿si uno de esos patriotas, o usted misma se viera pillado por el toro del virus, pediría ir al Zendall o a la sanidad pública? Cuando uno se está jugando la vida el fuego fatuo solo sirve para ensoñaciones.

Y me asusta, repito, me asusta, que a usted nunca le he oído ponerse en esa situación. No me asusta, me aterra. Siendo indulgente quiero pensar que es una inconsciente que sacrifica todo por su carrera política. En el peor de los casos, se puede pensar que usted es una mala persona con una frialdad tan terrible que quiere llegar a reina por encima de una peste medieval.

Bueno, admirado MAR. Hola Paco García. Veo que seguís en esos mundos de la comunicación. Que sepáis que echo de menos aquellas copas de los años 90. Por cierto Paco, como soy un rencoroso, no te he perdonado que me ganaras al mus.

No sé si esta modesta pieza llegará a vuestras poderosas manos. Si es así, llamadme y quedamos a comer, así podré hacer la crítica más en directo. Eso sí, pagáis vosotros. Mi pensión no da para semejantes estipendios. Un abrazo.

Señora Ayuso: no nos fustigue más, por favor