domingo 20/6/21

Podemos es el Atlético

El 'Atleti' es Campeón de Liga pero pese a la obviedad de su triunfo, la campaña mediática no le concede tal privilegio...

podemsosoo

Partido a partido. No me presento a las municipales, que no tengo infraestructura y además divido el voto. Mejor sumar que restar

En la temporada 2013-14 ganó la Liga el Atlético cuestionando el bipartidismo futbolístico de Barça y Madrid. Podemos quiere ser el Atleti de la Liga Electoral.

La crisis no es sólo económica. Sobre todo es ideológica, de cambio de modelo dentro del modelo. Y la primera batalla la empezó el PP por el lenguaje. En el fútbol cuando gana la liga uno de los dos titanes se tiene por costumbre hablar del campeón durante la campaña siguiente. Pese a la obviedad de su triunfo, la campaña mediática no concede tal privilegio al Atleti. Sigue siendo el Atleti, no el campeón, gloria reservada para los habitantes del Olimpo millonario. La casta balompédica.

Flor de un día. Aficionados. Populistas. Utópicos. Revolucionarios. Subversivos. Son algunos de los calificativos que el Poder, empezando por la Aguirresconi, lanza como arma arrojadiza contra esos muchachos. Esa élite poderosa que hunde y saquea lo público llenándose la boca de patria y Marca España con sus dineros en Suiza a buen recaudo. Una de las mejoras defensas que les he oído a los de Podemos es argumentar que los verdaderos antisistema son ellos por la sencilla razón de que lo están destruyendo para cambiarlo por otro donde los ricos cada día sean más ricos y los pobres cada día más pobres, como ya confirman las estadísticas.

Estos chicos no se precipitan, no. Ni tampoco ceden en su osadía de conquistar el poder. menos. Partido a partido van avanzando en la confianza de que cogerán dormidos a sus rivales como hizo el Atleti con Barça y Madrid. Observé con atención una entrevista en la tele a Pablo Iglesias allá por mayo. Hace unos días le vi otra en La Sexta un sábado por la noche. La diferencia fue abismal. En la primera todavía se le veía un poco novatillo, apesadumbrado por el peso de los focos. Apenas unos meses después estuvo fabuloso, grande, al nivel de líderes históricos de la Transición. Algo nada fácil en directo con dos horas de programa. Parecía que el Atlético se presentaba a las cámaras como si hubiera ganada la Copa Intercontinental.

Cascada de dimisiones

Como un mito urbano más entre la izquierda en horas bajas, se sostenía que las elecciones no valían para mucho, que no cambiaban nada. Pues he ahí que unas simples Elecciones Europeas, y sus secuelas, han originado una hecatombe en eso que los de Podemos llaman la casta cuando los dos grandes partidos no llegaron al cincuenta por ciento de los votos. Antes en España no dimitía ni Dios, salvo Llamazares cuando IU pegó un bajón electoral. Pues ahora han caído Meyer en IU. El Rey en la Jefatura del Estado. Rubalcaba en el PS. Spottorno en el Consejo Real. Pujol en la cuerda floja de Cataluña. El de UGT Madrid. Rodolfo Benito en CCOO. Unos cuantos del PP. Y por si fuera poco el todopoderoso Rato ha pedido la baja en su partido. No sé si los votantes de Podemos son un censo transversal. Lo que sí es transversal es la cantidad de becerros de oro que han caído en estos meses. Y lo que queda…

Partido a partido. No me presento a las municipales, que no tengo infraestructura y además divido el voto. Mejor sumar que restar. Me presento a las autonómicas que son de circunscripción única y sigo sumando plataformas de lanzamiento para las generales de 2015. Lo que no creo que sea su objetivo…todavía. Parecen fijar su particular asalto a la Bastilla para las siguientes generales. Eso si no hay una catarsis antes, que tiene pinta de que la puede haber. Puede que sean unos aficionados de la política pero las ideas las tienen muy claras.

Si los mandamases del Atlético leyeran este artículo y fueran inteligentes invitarían al Palco a los de Podemos, antes que se les adelante el Sr. Pérez, o lo que es peor, los de Can Barça. Y si no…al tiempo.

Podemos es el Atlético