domingo 20/6/21

Pablo, estar entre Pinto y Valdemoro, nos pierde

pab

Antes de nada, gracias por todo, Pablo, gracias por todo, no hemos perdido nada, eso es lo que dicen las empresas hoteleras, o los banqueros, cuando hablan de pasta a final de año, sería mentir decir eso, la realidad es que hemos dejado de ganar.

Su humildad hace que se vea en la tesitura de dimitir, lo que cual es digno de admiración, lo celebran en la caverna como si se hubiese muerto un sentimiento popular, el vago que lleva viviendo de lo público 30 años ayer decía que, habían parado al “frente popular”, un incremento de casi 80.000 votos dicen lo contrario, lo único que hacen es constatar que los fallecidos en las residencias no han pasado factura a Ayuso, no nos llevemos a engaño, lo sabíamos, no les pasaron factura tampoco los 4.000 muertos por Hepatitis C, no les pasaron factura los del metro de Valencia, no les pasaron factura los del YAK-42, no lo iban a hacer ahora.

Podríamos hablar de medios de prensa, estarán siempre, por lo que voy a obviar lo que todos sabemos. Podría seguir buscando culpables/responsables de lo ocurrido, podría seguir dándole las gracias, pero eso no nos hará ver más allá de mañana mismo, además, eso ya lo hace mucha gente, así que yo haré mi critica, espero que constructiva, o que al menos haga pensar a más de uno.

Un fuerte incremento de ingresos en esta campaña por parte de la militancia, nos hacía ver una cosa, que el voto de quien puede hacer frente, ya sea con 1 euro como con 100, estaba garantizado, luchar contra el feligrés votante, tanto del PP como del PSOE, reconozcámoslo, es inútil, pero los resultados de ayer me hacen tener una visión algo distinta a la de la mayoría de mis compañeras militantes, al menos de las que leo en redes sociales, y aquí es donde empiezo la crítica, y de esto, tranquilas, Pablo no tiene la culpa.

Muy difícil saber que pensábamos todas acerca de lo que ocurría mientras se formaba gobierno, cuando hemos tenido círculos cerrados a cal y canto, sin asambleas virtuales durante un año, sin conocer que se pensaba desde abajo, ojo, esto tampoco quiere decir que las voces críticas tengan la solución, pero si puede que haber escuchado mas opiniones, removiera de algún modo el espectro político en el que nos hemos visto inmersos, joder, que el mismo día que Margarita Robles ponía de vuelta y media a Pablo Iglesias, concejalas de Unidas Podemos defendían Pedro Sánchez en ayuntamientos que 10 concejales del PSOE no lo hacían, algo ha fallado.

Claro que teníamos que agradecer el Ingreso Mínimo Vital cuando se creó, y sinceramente pienso que si no es por Unidas Podemos, jamás se hubiese creado, ahora, no está llegando, joder, no está llegando, que el responsable de eso es el PSOE lo sé, quien sostiene al PSOE es UP, los desahucios paralizados durante la pandemia eran los producidos dentro de la pandemia, los que estaban previstos de antes se han ejecutado, esos eran más, esas personas han terminado en la puta calle, en Móstoles doy fe de que han sido unos pocos, en un Ayuntamiento del PSOE sostenido por Unidas Podemos, algo falla.

Viajemos a Vallecas, donde antes del día “D”, se pedía no entrar en provocaciones, donde agentes políticos pedían no asistir, aun así y con todo, un movimiento antifascista con diferencias de hasta 60 años de edad entre el más joven y el más viejo, respondía contundentemente a la entrada del “fascio” en sus barrios, fui uno de los primeros identificados en la Plaza Roja, nadie me lo ha contado, fui uno de los aporreados, nadie me lo ha contado, ¿quién nos aporreó?, unos dirán que la policía opresora que vota al “fascio”, pero la realidad es que a esa policía opresora que vota al “fascio”, la envió Marlaska, ese ministro que es ministro gracias a la coalición con Unidas Podemos.

Un mileurista es capaz de pedir comida basura el día que llueve, jodiendo así al pobre mileurista del repartidor. Un mileurista es capaz de pedir por Amazon una caja de clips de 50 céntimos por no bajar a por ellos, jodiendo así la vida al pobre repartidor de Amazon que va meando en una botella para entregarle los putos clips

El PSOE ha perdido casi 300.000 votos en Madrid, gran parte de esos votos puede que hayan ido a parar, tanto a Unidas Podemos como a Más Madrid, pero por el camino se han perdido casi 60.000 votos, seguramente de quienes están cansados de que el PSOE derogue la reforma laboral o la ley mordaza, algo que nunca llega a pesar de llevar prometiéndolo desde el año 2014, ya huele, repito, al PSOE lo sostiene Unidas Podemos.

Sería injusto culpar a quienes, con menos fuerza, y siendo obvio que no pueden solucionar los problemas que nos llevan acuciando 40 años, ese cambio de gobierno, ese cambio de color, pero nunca un cambio de manera de gobernar, y en parte, hemos sido cómplices de ello, cuando como dije antes, sacamos un ingreso mínimo vital, por haber puesto un ejemplo, pero no llega a la gente.

No nos querían en el gobierno, no era una sorpresa, ¿merece la pena seguir ahí?, ¿queremos terminar anulados por los poderosos como Ciudadanos?, si hacemos un recorrido a la historia, vemos como esto no es nuevo, nunca dejaron que Izquierda Unida llegase, allí donde se mantiene es donde no se ha dejado ningunear por el PSOE, en distintos ayuntamientos donde no ha querido formar gobierno con los que nunca cumplen con lo que prometen. Con esto no quiero decir que Unidas Podemos sea “socialistas”, un ascenso en Madrid les permitía el lujo de ningunear a los morados, o incluso se convocar elecciones, cosa que no sucederá, recordemos que Pedro Sánchez ni tiene puesto en Europa, poca puerta giratoria le veo, y los barones no quieren ni verle, los mismos que le pelotean ahora le expulsaron del partido anteriormente.

Cuando el bipartidismo tenía los días contados, se inventaron Ciudadanos, no pudieron con el clamor popular, a pesar de caer estrepitosamente Podemos de mas de 70 diputados a unos escasos 30, a pesar de todo, se mantuvieron en pie, poniendo en jaque al régimen del 78. Tras caer Ciudadanos, las élites del poder daban voz a los ultras, que no es otra cosa que otra manera de sacudir a Pablo Iglesias, sacando de la chistera frases tan vulgares y populares como el casoplón, la niñera, ETA, o cualquier gilipollez que llamase la atención, ¿la atención de quién?, no del facha ni del empresario, esos siempre han estado, la atención de nuevo de un obrero cansado de buscar curro o de currar mas horas que un reloj, y es que si un rico tiene un casoplón no pasa nada, pero si lo tiene aquel que hablaba de “casta”, pues al pobre ignorante, y no digo ignorante en todo despectivo, si no al ignorante de política, pues a ese, le jode, a ver si no de que cojones a pesar de haber subido la participación ciudadana, ha subido el voto a la derecha en barrios pobres. En un país donde nos preocupaba la apertura de estadios de futbol, y no de la apertura de las bibliotecas, no me queda otra que usar este símil, no es al equipo de futbol  al que se señala cuando pierde, es al entrenador, no es al equipo al que se despide, es al entrenador, de ahí, que cuando Pablo Iglesias ponía sacaba los colores a la patronal, los socialistas se frotaban las manos, contra ellos no irían las hostias más tarde, pero, ¿habéis visto alguna vez a los socialistas defender a Pablo Iglesias? Joder, que hemos visto como desde ministras a diputados le ponían a caer de un burro.

Durante estos años, los más necesitados vieron en Unidas Podemos la solución a los problemas, pero esos problemas llevan acosándonos 40 años en democracia, y otros 40 por detrás, en que puta cabeza cabe que se pudieran solucionar en dos días, ¿el problema?, que hay gente que no dispone de más de dos días, y puede que de esos nos hayamos olvidado por procurar negociar a largo plazo con los que en realidad no han querido negociar nunca nada, coño, que el Pacto de Toledo es una mierda, y todavía Echenique, entiendo que dentro de su buena fe para meter la patita y luego empujar más, nos lo quería vender como algo “guay”.

Yo no tengo la solución, ni por asomo, creo que Pablo Iglesias, siendo sincero, ha sido la única persona capaz de hacer temblar los cimientos del régimen, unos dirán que no ha recibido los apoyos suficientes, otros dirán que se sienten defraudados al no verse defendidos con la suficiente fuerza, de lo que estoy seguro es una cosa, que el frente popular al que se refiere el mamandurrias de Esperanza Aguirre, no muere con la retirada de Pablo Iglesias, que Unidas Podemos yo lo entiendo como un sentimiento, que Pablo solo era la punta de lanza de ese sentimiento, que ese sentimiento tiene que resurgir para volver al punto de partida, al 15M. Decía Juan Carlos Monedero un día en la presentación de su libro “La Izquierda que rompió el algoritmo”, algo así como que detrás de las pancartas no se puede legislar, solo se puede empujar a quienes tiene que legislar, puede que se pusiera demasiada confianza, dejando solo a una persona todo el peso de la batalla, y ahí es donde hemos errado, ergo, tomemos las calles de nuevo, ya sabemos el camino, ya sabemos de que pie cojea cada uno, ya sabemos por donde nos van a sacudir, porque esto no ha terminado, si pensamos que retirándose uno van a parar, están equivocados, ahora irán a por Yolanda Díaz, a por Ione Belarra, y por toda aquella persona que les diga cuatro verdades a la cara y haga que duden de si seguirán manteniendo su estatus, olvidémonos de la clave antifascista, siempre han estado ahí, y siempre estarán, a estos les da igual España, La Patria, los españoles y la madre que nos parió, su única intención es seguir manteniendo sus privilegios, la que decía el otro día que el 2 de Mayo era un plomo es la que presume de patriota, no digo más.

Una señora de la limpieza hoy decía que había votado a Ayuso porque los pobres dueños de los bares no podían subsistir, una señora que cobra 4 euros la hora no se preocupa ni de su estatus social ni de los camareros que cobran la misma puta mierda que ella, la han vendido un problema los mismos que dicen tener la solución a ese problema. Un mileurista es capaz de pedir comida basura el día que llueve, jodiendo así al pobre mileurista del repartidor. Un mileurista es capaz de pedir por Amazon una caja de clips de 50 céntimos por no bajar a por ellos, jodiendo así la vida al pobre repartidor de Amazon que va meando en una botella para entregarle los putos clips al que se cree clase media porque otro le trae los putos clips a la puerta de su casa.

Relean el último párrafo, porque es donde asientan todas mis líneas, lo demás, puro relleno y la opinión de un ciudadano más, reléanlas, porque ahí está la clave, en la perdida de conciencia de clase, y para recuperarla, cojámonos de los hombros, levantemos a las asociaciones vecinales, hagamos el trabajo de base que no puede hacer ningún político, desde el momento que entra al matadero, no porque no sirva, si no porque ese ya no es su trabajo, su trabajo es sacar adelante las luchas que se vean en las calles, con el apoyo de esa clase trabajadora, no podemos exigir desde fuera al de dentro, cuando afuera nos estamos tocando los cojones disfrutando de la “libertad” en uno de esos bares abiertos, reeduquemos políticamente a todos esos defraudados, hagámoslo de nuevo, hagámoslo realidad, nos dijeron que no se podía una vez y se pudo, ahora que lo sabemos, empujemos con más fuerza que antes, eso sí, esta vez, no doremos la píldora a los del yate, son parte del régimen, ese régimen que queremos derrocar.

Pablo, estar entre Pinto y Valdemoro, nos pierde