jueves 4/3/21

Los efectos directos de votar en la dirección equivocada y la emigración invisible

nigel-faragebbb
Nigel Farage

La democracia española en la última semana ha sufrido otro ataque a sus principios básicos. Hay quien dice que no es perfecta.

Hasel, un rapero va a la cárcel por frasear un discurso que leemos en periódicos, mientras una joven hace apología del antisemitismo nazi en el centro de Madrid en un evento de recuerdo de la División Azul…si esa que apoyó a un Hitler que no se quedó en la dialéctica, acabó con millones de vidas en cámaras de gas. Curioso, ver que no actúa rápida y veloz la justicia en este caso.

Hay tantos fallos que se podrían elaborar cien artículos, treinta ensayos o una enciclopedia, y uno a unos son anecdóticos y todos juntos son una prueba de una necesidad de reevaluar o quizás, si la mayoría lo ve diferente, simplemente confirmar que este sistema vale.

El bipartidismo que hemos disfrutado o sufrido, no se saltaba demasiadas líneas rojas, y aun cuando ciertos representantes siempre demostraron una querencia por muestras de opinión de otras épocas, el balance mantuvo que no se permitieran ciertos discursos.

En Catalunya se ha pasado una marca en el suelo, por el lado de la derecha, la ultraderecha.

La banda verde va a tener más de una decena de representantes y llevarán todas las sesiones parlamentarias al límite. Solo Galicia puede sacar pecho por no tener que convivir con los gritos, machistadas, muestras xenófobas, homofobia y demás lindezas que este grupo regala al resto de parlamentos autonómicos, y al Congreso de los Diputados y Senado.

Solo con menos presencia de las marcas políticas apoyadas en Bannon y sus noticias falsas se logrará volver a un equilibrio previo, que lejos de ser perfecto, podía en ocasiones acercarse a un equilibrio óptimo. Cuanto más a la ultraderecha se nos lleva, vemos como el centro político se mueve en la misma dirección.

Lo que no se oía en foros televisivos, en prensa, y por parte de representantes políticos se escucha ahora a diario y no es un discurso legítimo ni cierto.

A veces nos olvidamos de lo que nos decía el clérigo alemán Martin Niemöller en aquel poema que comenzaba “primero vinieron a por los…”.

En España el valor de sus votos y apoyos sirve para aupar gobiernos regionales y no han llegado a tocar directamente poder, pero su discurso lo ensucia todo. Su discurso se va tornando amenazante según van subiendo, y las tonterías de sus amigos han llevado a un Brexit con consecuencias, que ya van tornando a trágicas en Reino Unido, con una caída de previsiones económicas sin igual en el pasado.

A Nigel Farage se le rió la gracia y se le apoyó con votos su bromita, y en su bromita de Brexit, ¿sabéis que arma utilizo nuestro amigo Nigel durante lustros? El racismo, xenofobia, islamofobia que tanto usan los de verde, y fueron pieza fundamental en el puzzle que llevó a la salida de la UE.

¿La derecha liberal y conservadora española va a ser reemplazada por una ultraderecha zafia, mentirosa y con el coeficiente intelectual de un geranio?

¿Se va a ver un giro más a la derecha de la oposición para recuperar un puñado de votos?

La lectura de su entrada en Catalunya se tendrá que hacer dentro de 4 años, pero una consecuencia clara va a ser un nivel de confrontación y toxicidad en el Parlamento Catalán, que subirá debido a la incorporación de esta panda de vociferantes y exaltados nostálgicos.

Para la emigración no son buenas noticias jamás.

Hace más de un año explique la cantidad de veces que se nombraba a la emigración en el programa político de esta banda, y fue muy fácil de contabilizarlo. Cero, Nil, Nada. No formábamos parte de su discurso.

La migración que les preocupa es la inmigración. Les preocupa para insultarlos, repudiar su contribución, y utilizar a este colectivo como la razón de todos los males habidos y por haber.

En diciembre de 2020 todos los partidos censuraron el discurso de odio promovido por este partido en el Senado. Todos.

La emigración somos (¡qué curioso!) inmigración en nuestros países de acogida, y el discurso de este partido con los inmigrantes en España es igual al que Farage, Le Pen, Salvini, y el resto de la tropa nos dan a los inmigrantes en sus países.

Si, en efecto, el discurso es más o menos corrosivo y con más consecuencias según tengas más o menos dinero, y es xenófobo, pero principalmente muestra aporofobia.

Hace doce meses se votó en el senado una moción para retirar el voto rogado, y solo un partido se opuso a esta moción. Este partido empieza por V y acaba por X.

En la ley de memoria democrática y ley de descendientes no creo que el sentido de la votación sea muy diferente, ya que hoy por hoy lo que vende es la confrontación y el discurso de negación a todo, y como muestra su discurso de aceptación sobre la irregularidad ética de aquellos youtubers “andorranos” y que Iván Espinosa de los Monteros dijo "tienen todo el derecho a hacerlo" y "admitir que es por motivos fiscales no le veo problema". Somos los demás muy tontos por no entender que la economía es un juego de incentivos, por supuesto incluyendo los fiscales.

Si con el PP y con el PSOE en el poder hemos sufrido la falta de interés como colectivo, no convocando el pleno del Consejo General de la ciudadanía española en el exterior en 2019, ni 2020, con dudosa explicación para la negación a la organización de esta reunión, no quiero ni imaginarme que sucedería si este grupo de “estadistas” y “cerebritos” estuvieran al mando.

La emigración con este partido volvemos a la situación preconstitucional, y pasamos a ser incluso más invisibles y lejanos, y solamente de uso para el folclore y convertirnos en “el emigrante” de Juanito Valderrama y el que vuelve a casa por Navidad, pero sin ningún peso en las instituciones, que aun vacías de significado y peso real en la política española siguen en pie. ¿O no?

Los efectos directos de votar en la dirección equivocada y la emigración invisible