jueves 13/5/21
La opinión de
Antonio Mora Plaza
Antonio Mora Plaza Economista

Ahora es más posible

Existe la mostrenca idea de que el 26J ha dado un resultado más difícil para la Izquierda para la investidura de Pedro...

Aún es posible

El 9 de enero de este año y tras las elecciones del 20 de diciembre del 2015 escribía un artículo publicado en este...

Nuevas elecciones, nueva salida

La política, en su versión de juego de comediantes, no da para más. Los electores tienen la palabra de nuevo. Ya veremos qué hacen los políticos de nuevo con ella.

La hora de la redistribución

Un mantra que repite continuamente la derecha de este país es lo de crear empleo para salir de la crisis.

Sin traición no habrá gobierno

Parece que las cosas no se mueven pero lo hacen, y lo que era hace unas semanas líneas rojas ahora se han convertido en naranjas o amarillas.

Podemos debe converger a la izquierda

La afirmación que contiene el título debe sorprender porque se ha creado el mantra de que el partido de Pablo Iglesias es un partido de izquierdas.

En Estado de Excepción

DI

Con la ley mordaza y la del enaltecimiento del terrorismo no podríamos ver ni leer casi nada del ciclo histórico de Shakespeare, ni su Otelo.

PSOE-C's: la última bala

Creo que el PSOE ha tenido suerte con encontrarse a Pedro Sánchez como secretario general del partido y aspirante a la presidencia de Gobierno.

O Pedro Sánchez o Pedro Sánchez

A estas alturas de la película del post-20D los barones del PSOE –o al menos una parte de ellos con Susana Díaz a la cabeza– deben tener un disgusto morrocotudo.

La izquierda se suicida a fuego lento

PSOE y Podemos están en la encrucijada, entre ambos suman escaños para gobernar, pero sus hipotecas políticas les impiden el acuerdo.

El 20D o el fin de la Transición

En las elecciones del próximo 20 de diciembre se dilucida algo más que el próximo Parlamento de la nación y el futuro presidente de Gobierno.

La violencia de género: un nombre equivocado

Hay que dejar de llamar violencia de género a lo que es terrorismo psicológico o machista, que lleva aparejado a veces agresión física y, a veces, criminal.