jueves 4/3/21

Ellos despilfarran… pagamos todos

nuevatribuna.es | 22.12.2010En primer lugar la financiación sanitaria en España es baja, tenemos un gasto sanitario inferior al promedio de la UE15, la UE27 y la OCDE, y además sobre todo la diferencia esta en un menor gasto sanitario público. Presupuestar poco y mantener un nivel elevado de prestaciones facilita el déficit mas o menos encubierto (retraso en los pagos a proveedores, etc).

nuevatribuna.es | 22.12.2010

En primer lugar la financiación sanitaria en España es baja, tenemos un gasto sanitario inferior al promedio de la UE15, la UE27 y la OCDE, y además sobre todo la diferencia esta en un menor gasto sanitario público. Presupuestar poco y mantener un nivel elevado de prestaciones facilita el déficit mas o menos encubierto (retraso en los pagos a proveedores, etc). Por supuesto se trata de un problema donde gobierno y Comunidades Autónomas comparten responsabilidades porque la financiación de estas, que son las que finalmente deciden el gasto, se ha producido por un acuerdo unánime en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

La segunda cuestión a considerar es que os fondos que reciben las CCAA para Sanidad no son finalistas desde el acuerdo de financiación de 2001, es decir las autonomías reciben una cantidad para el conjunto de competencias transferidas y es cada gobierno y/o parlamento autonómico el que asigna las cantidades concretas dedicadas a cada una de ellas, y por supuesto a la sanidad, ello es lo que explica que en los presupuestos de 2011 se aprobara un gasto por habitante con una diferencia entre el máximo y el mínimo de 556,71€, y ello lógicamente en muchos casos genera un déficit que en modo alguno puede imputarse a la administración central.

La tercera consideración es que el gasto farmacéutico que, en principio es el principal responsable de los problemas financieros del Sistema Nacional de Salud, es en España muy elevado (según los últimos datos de la OCDE el 20,4% del gasto sanitario cuando la media de esta organización esta en el 17,1%). Aquí el Ministerio si ha hecho esfuerzos últimamente, si bien que no todos los que eran necesarios, pero desde luego con escaso apoyo del PP y de las CCAA en las que gobierna, aunque la actitud de estas últimas parece estar cambiando.

Y por fin están las privatizaciones tan en boga en algunas Comunidades Autónomas como Madrid o Valencia que comprometen una parte creciente del gasto sanitario que acaba destinado a beneficiar a las empresas constructoras. Por poner solo 2 ejemplos, los 8 hospitales ya en funcionamiento en Madrid costo construirlos 701 millones de € y se van a pagar 5.010 millones en 30 años (de hecho en 2010 se habrán pagado 630 millones de € con lo que podrían haberse construido todos menos uno y los madrileños se ahorrarían 4.300 millones). Otras autonomías no han optado por esa opción y eso significa ahorros sustanciales (el coste del hospital central de Asturias es 850 millones de € menor que el del hospital de Majadahonda-PFI y eso que tiene 239 camas mas). O sea que una parte de la deuda ha sido generada por decisiones estratégicas equivocadas o simplemente pensadas para el lucro privado.

El resumen parece claro, si son las Comunidades Autónomas las que están tomando decisiones erróneas que aumentan sus deudas, ¿porqué hemos de reflotar esta deuda a costa del bolsillo de todos los ciudadanos?, o dicho de otra manera lo razonable es que quien toma las decisiones asuma los riesgos de las mismas. Desgraciadamente tenemos un gobierno incapaz de clarificar la situación y que parece poco capaz de garantizar los derechos de todos, lo que es aprovechado por un PP que ha cambiado los razonamientos por la bronca y el griterío.

Marciano Sánchez Bayle | Médico. Portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

Ellos despilfarran… pagamos todos
Comentarios