domingo 9/5/21

Colegio de médicos: evolución o extinción

Las últimas y recientes elecciones del Colegio de Médicos de Madrid (CMM) ponen una vez mas sobre el tapete la cuestión de los colegios de médicos y su papel respecto a los profesionales y la sociedad.

Las últimas y recientes elecciones del Colegio de Médicos de Madrid (CMM) ponen una vez mas sobre el tapete la cuestión de los colegios de médicos y su papel respecto a los profesionales y la sociedad.

El que ante una inflación de candidaturas la respuesta haya sido una masiva abstención (nada menos que un 87% de los médicos madrileños no votamos, un 6% mas que en la anterior convocatoria) debería de ser un serio motivo de reflexión para todos.

Se suele decir, es casi un tópico, que los sindicatos en España tienen poco que ver con la realidad y están alejados de los trabajadores, pero, sin embargo, en las elecciones sindicales los índices de participación superan con mucho a los colegios médicos y en promedio son superiores al 60%, todo un éxito en comparación, e incluso en estas elecciones sindicales la participación de los médicos, con ser baja, es mayor que en las elecciones colegiales. ¿Cuáles son loas motivos de la desafección de los médicos respecto a los colegios?. Creo que hay muchas, pero tres son las mas significativas.

La primera es la obligatoriedad de la colegiación que permite e incentiva la ausencia casi total de preocupación por la realidad por parte de los colegios. No hay mas que ver las propuestas de las seis candidaturas para comprobar la inexistencia de referencias al RD Ley 16/2012, y lo mismo respecto al proceso de deterioro y privatización que desde hace años sufre la Sanidad Pública madrileña, sus propuestas trataban, en palabras de una compañera “del tiempo y los peces de colores”. Como tienen un publico cautivo nada les importan sus problemas reales y por eso “van a lo suyo”, luchas por el poder y sus prebendas o relaciones mas o menos turbias con seguros y empresas del sector sanitario.

La segunda es la total ausencia de democracia representativa de los colegios. En las elecciones del CMM la candidatura vencedora, que obtuvo todos los puestos de la junta, los logro con 64 votos mas que la siguiente (lo hubiese conseguido igual con un solo voto de diferencia) y las otras cinco candidaturas que juntas tuvieron mas de tres veces mas votos que la ganadora no obtuvieron ninguna representación. Este aplastante sistema de voto mayoritario aleja cualquier atisbo de participación en entidades que carecen de sistemas que permitan la representación de las diferentes sensibilidades y corrientes de opinión que existen entre los médicos.

La tercera, en fin, es en gran parte resultado de las dos anteriores. Los colegios viven a espaldas de la realidad social y solo defienden, y no siempre lo hacen, los intereses del sector mas conservador de la profesión, en todos los sentidos y no solo en el político, y por ello son vistos por la inmensa mayoría de los médicos como una antigualla y una reliquia del pasado predemocratico.

Ese es el reto que se le presenta a los colegios médicos, o evolucionan y dan respuesta a los tres problemas antes señalados o están condenados a la irrelevancia social y profesional, y en suma a su extinción. Porque los ciudadanos tendrán que acabar preguntándose porque subvencionan, mediante la declaración del IRPF a estos organismos y porque los médicos acabaran rebelándose contra la imposición arbitraria de la colegiación, y los políticos que sustentan la obligatoriedad deberán justificar porque pese a su supuesto liberalismo obligan a los profesionales, como durante el régimen franquista, a pertenecer contra su voluntad a una institución que no quieren ni respetan y que solo se mantiene por medios coercitivos.

Colegio de médicos: evolución o extinción
Comentarios