sábado 19/6/21

Los tipos de cerradura y apertura de puertas más habituales

puerta

Según datos de la patronal de las aseguradoras Unespa, en España se produce un robo o daños en el hogar por la entrada de ladrones cada 82 minutos. Durante el 2018, los robos con fuerza en domicilios aumentaron en nuestro país casi un 2%. Una cifra que tiene visos de seguir creciendo a menos que se conciencie de la necesidad de revestir las viviendas de mayor seguridad.

La puerta de entrada es uno de los elementos principales por los que los ladrones pueden acceder a una casa. A la vista de las cifras anteriores, es muy importante disponer de una puerta segura y una cerradura moderna y eficiente para disuadir a los amigos de lo ajeno. Según nuestras necesidades, habrá que instalar un tipo de cerradura u otro.

Principales tipos de cerraduras

En la actualidad, hay una serie de tipos de cerraduras que podemos instalar en la puerta de la vivienda y que están entre las más recomendadas por los Cerrajeros 24 horas

Cerraduras de sobreponer

Especialmente indicadas para puertas de menos de 4 centímetros de ancho, se colocan en la parte interior de la puerta. Vienen muy bien para puertas finas y para aquellas que necesitan de un nivel de seguridad medio. 

Cerraduras embutidas

También conocidas como cerraduras empotradas, se colocan en el interior de la puerta solas o con otro mecanismo de seguridad. Sirven tanto para las puertas de madera como para las de metal y su uso está hoy muy extendido. 

Cerraduras de seguridad

Gracias a su diseño, se hallan entre las cerraduras más seguras del mercado actual. Pueden ser cerraduras de seguridad sobrepuestas, embutidas o multipunto y son muy difíciles de forzar incluso utilizando el método de la palanca. 

Cerraduras multipunto

Los cerrajeros urgentes recomiendan instalar este tipo de cerraduras en las puertas blindadas o acorazadas.  Están formadas por una barra que recorre toda la puerta de forma vertical con varios puntos de cerradura a distinta altura de la puerta. 

Cerraduras pomo

También conocidas como cerraduras de cilindro, se suelen utilizar para puertas interiores. Su mecanismo de seguridad ha mejorado bastante en los últimos años, ya que en algunos casos disponen de una cerradura en la parte externa de la puerta para abrirlas con llave. 

Cerraduras digitales

Si bien su uso está más extendido en garajes y hoteles, cada vez se ven más en las viviendas. Este tipo de cerraduras se acciona a través de la huella digital, una tarjeta, un código digital o el móvil, por lo que su nivel de seguridad es muy alto. 

Los sistema de apertura para puertas

Las puertas automáticas cuentan con unos sistemas de apertura que ofrecen un alto nivel de seguridad. 

Uno de los sistemas es el de la llave de contacto o llave magnética para introducir. Por lo general, cuenta con una cerradura que posee un contacto en su interior. Funciona accionando una llave metálica que, al momento de girarla, pulsa el contacto. 

Otro sistema es el de la llave magnética para apoyar, el cual posee un tipo de cerradura digital que viene con un lector que transmite lo que lee a un decodificador. Un sistema de apertura que evita que se puedan introducir cualquier tipo de objetos, por lo que es uno de los más recomendados por los cerrajeros baratos

Muy similar al anterior es el sistema de llave de proximidad o tarjetas, ya que incluye también un lector y un decodificador. Solo hay que acercar la llave o la tarjeta al lector y el decodificador se encargará de abrir la puerta siempre y cuando la llave o la tarjeta esté habilitada en el sistema. 

El mando a distancia de código evolutivo es un sistema en el que los mandos pueden cambiar de código por cada pulsación introducida, ya que la instalación de cada mando es única. A diferencia de este, se halla el mando a distancia de código fijo y en el que los usuarios utilizan el mismo código para la instalación. 

Por último, tenemos el sistema de apertura por huella dactilar. Un método que se suele utilizar a nivel empresarial para lograr que el acceso sea único e intransferible. Aquí no hay posibilidad de hacer copias por lo que se asegura que sea el usuario el único que puede abrir la puerta. 

Tal y como podemos ver, hay numerosos tipos de cerradura y sistemas de apertura que podemos implantar en la vivienda. A decir verdad, son ya muchas las personas que han optado por reforzar los sistemas de seguridad de sus puertas a la vista del incremento del número de robos y la aparición de nuevos métodos que fuerzan muy fácilmente las cerraduras menos eficientes. 

La inversión en mejorar los sistemas de seguridad de la casa es de lo más rentable. El mercado actual ofrece un buen número de posibilidades para ello. Nadie está exento de poder sufrir un robo en algún momento. 

Los tipos de cerradura y apertura de puertas más habituales