lunes 10/5/21

El segundo paso para conseguir un empleo es un buen curriculum vitae

El primero es una buena formación.

curriculum-650x366

Según los últimos informes de creación de empleo en nuestro país, después de la enorme destrucción de puestos de trabajo en la industria y especialmente centrada en las pequeñas y medianas empresas, surge la esperanza de la creación de nuevos trabajos vinculados a los sectores que se verán beneficiados por la financiación de fondos europeos y el programa llamado “Próxima generación”

Según el último informe del Observatorio de la Organización Internacional del Trabajo, publicado el 7 de abril, los mercados de trabajo de todo el mundo se vieron afectados adversamente en 2020 de una forma que no tiene precedentes a nivel histórico. En 2020 se perdió el 8,8% de las horas de trabajo a nivel mundial con respecto al cuarto trimestre de 2019, equivalente a 230 millones de empleos a tiempo completo con jornada de cuarenta horas.

Las previsiones para el año 2021 están fuertemente condicionadas por el proceso de implantación de la vacunación frente al COVID-19 que está siendo muy dispar entre unos y otros países. En Europa occidental y en España en concreto el proceso va más lento de lo inicialmente previsto si bien se esperan resultados positivos para el segundo semestre del presenta año.

Los perfiles laborales que se reclaman están fundamentalmente orientados a la llamada economía circular, desarrollo ambiental y tecnológico e indisolublemente ligado a las nuevas tecnologías de internet, big data y los nuevos materiales. Asimismo los sectores vinculados con la sanidad, la investigación y la educación van a vivir un notable incremento que ya se está constatando en los informes de estos últimos trimestres.

Procesos laborales 

Poder acceder a algunos de los nuevos puestos de trabajo que se van a crear exige pasar rigurosos planes de selección de personal. Estos procesos tienen un primer paso eliminatorio que es la recepción y análisis de las aptitudes en el curriculum vitae o historial de formación laboral, habilidades y conocimientos de la persona que se presenta a cubrir dicha plaza.

Normalmente en ese primer paso se elimina a un elevado número de los aspirantes. Por ello tiene mucho valor redactar correctamente la “carta de presentación” que supone un curriculum vitae. En tan sólo unos segundos (entre 6 y 10 normalmente) el seleccionador comprueba si se reúnen los requisitos básicos requeridos por ello es muy importante “individualizar” cada curriculum al puesto de trabajo demandado.

Es un error tener un modelo estándar y enviarlo a cualquier demanda de puesto de trabajo. Este es un fallo muy habitual que se debe evitar en todo caso. Si por ejemplo el puesto de trabajo es para la producción en una empresa de semiconductores o de grafeno, no aportará absolutamente nada que te extiendas en indicar que has trabajado de marino mercante o de empleado de banca. Por el contrario si has trabajado en nuevos materiales  o en una cadena de producción si será relevante que de forma breve expongas los trabajos realizados en esa materia.

Para algunos trabajos requerirán por ejemplo idiomas y experiencia probada. Los requisitos esenciales deben estar muy bien reflejados y en posición dominante que facilite su rápida lectura. Los que no sean prioritarios, deberás reflejarlos pero de una manera subalterna con relación a los primeros.

Aspectos esenciales como la edad, el sexo y la ubicación habitual de la residencia, así como la disponibilidad a desplazarse suelen ser requeridos y no pueden faltar en un curriculum que merezca tal nombre.

También es muy importante ser conciso y poder resumir en no más de 2 folios tu nivel de conocimientos y experiencia. No se trata de escribir la novela de tu vida ni de reiterar frases comunes sobre tu comportamiento vital o tus virtudes o defectos. Obviamente nadie refleja sus fracasos o puntos negativos en una carta de presentación. Sin embargo hay que evitar a toda costa cualquier exageración o falsedad en las virtudes que poseemos. Los seleccionadores son expertos en detectar mentirosos. Y recuerda el dicho popular que “antes se coge al mentiroso que al cojo”.

El segundo paso para conseguir un empleo es un buen curriculum vitae