sábado 17/4/21

Recursos financieros que pueden servirte de cara al 2021

f4
Photo by Ray Reyes on Unsplash

A medida que pasa el tiempo y la pandemia de Coronavirus sigue golpeando las economías de todos los países, es importante tener en cuenta con qué herramientas contamos a nuestro alcance para poder hacerle frente a la crisis. Ya sea para conservar el valor de nuestros ahorros, generar rendimientos o sacarle el mayor provecho a estos meses de un mundo más paralizado, en esta nota vamos a repasar algunas cuestiones que pueden ser muy útiles.

Tras un año de la llegada de la pandemia, el panorama parece un tanto desalentador: en diferentes puntos de España y del mundo se viven momentos de alta transmisión del Covid-19, en donde las diferentes medidas de aislamiento y restricciones no dan los resultados esperados ni encuentran el mismo punto de acatamiento que en la primera mitad del 2020.

En ese sentido, la mayor esperanza se encuentra en la realización pronta de un plan de vacunación masiva en muchos países del mundo, pero lo cierto es que el ritmo no es tan veloz como se esperaba. Diferentes países, así como la Unión Europea en su conjunto, han realizado reclamos a los laboratorios encargados de la producción y distribución de las vacunas para poder contar con fechas más precisas y el cumplimiento de los diferentes acuerdos. Así entonces, mientras que por un instante se pensaba que el problema del Coronavirus ya sería pasado para el 2021, lo cierto es que seguirá entre nosotros por lo menos durante la primera mitad del año.

A todo esto, es importante resaltar que los impactos en términos políticos, sanitarios y económicos aún son muy difíciles de determinar debido a que el final de la crisis no está del todo claro. Mientras tanto, ya se puede hablar de algunas consecuencias inmediatas, como es el caso del fuerte aumento del desempleo, el cual en España alcanzó a 600.000 personas solo en los últimos meses del 2020, cifras que no se registraban desde hace mucho tiempo. Lo mismo sucede con la caída de la actividad en general, la cual llegó al 11% y hace recordar a cifras de la época de la Guerra Civil.

Otra consecuencia del Coronavirurs, aunque ahora pensando a mediano y largo plazo, es que ha acelerado los tiempos para que los diferentes gobiernos busquen modernizar sus economías dentro de los marcos regulatorios pertinentes. Este hecho, que ya era una realidad en la vida cotidiana de las personas, ahora también empezaría a aplicar en el Estado. De acuerdo a diferentes especialistas, la pandemia no ha hecho más que acelerar una tendencia inevitable: la digitalización del mundo financiero. El desarrollo de las Fintech, jóvenes empresas que otorgan soluciones financieras mediante la utilización de nuevas tecnologías, es un claro ejemplo de ello. Es más, se dice que son las grandes ganadoras dentro de este contexto de crisis.

f2

Photo by Campaign Creators on Unsplash

Sir ir más lejos, fueron este tipo de recursos los que han permitido a muchos españoles y españolas poder hacerle frente a la recesión. En la actualidad, con solo deslizar nuestro dedo índice sobre la pantalla de nuestro smartphone, se puede acceder a diferentes tipos de préstamos y ayudas financieras. Por ejemplo, dentro de las claves de un préstamo online, podemos encontrar la agilidad, la menor cantidad de requisitos que se piden y la posibilidad de pedir cantidades pequeñas de dinero, algo que en los bancos tradicionales y otros tipos de entidades no es una opción. De esta manera, ya sea para salir del apuro o para pagar deudas, internet se ha convertido en un gran aliado.

Más allá de los préstamos en línea, también se pueden acceder a diferentes herramientas de ahorro e inversión que caben en la palma de nuestra mano y que nos permiten poder realizar movimientos en cualquier momento y lugar. El caso de las criptomonedas es la muestra por excelencia de este fenómeno: diferentes aplicaciones y plataformas en línea permiten operar con este nuevo activo financiero de manera sencilla, segura y práctica, como si estuviéramos mandando un correo electrónico a alguno de nuestros amigos.

La cuarentena también ha influido en ese fenómeno: muchas personas que antes no tenían confianza en las Bitcoin y otras monedas digitales pudieron interiorizarse en su funcionamiento y comportamiento durante los días de aislamiento y comprobaron que además de ser prácticas, son un gran elemento de ahorro e inversión. La mayor popularidad, así como también la noticia de que PayPal permitiría la utilización de Bitcoin en su plataforma han disparado su precio a finales del 2020, alcanzando valores históricos que siguen manteniéndose, aunque con mayores oscilaciones, en este primer mes del 2021. Lo que antes era una cuestión de nicho, ahora marca una parte de la agenda financiera.

f1
Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Algo similar ocurre con otras herramientas de inversión. Las opciones binarias, por ejemplo, también han tenido un gran momento durante el 2020 debido a que son fáciles de utilizar en todo momento y lugar. Orientadas a inversores de mayor riesgo, sacan provecho del actual contexto de mayor volatilidad, en donde los valores de los instrumentos financieros oscilan con mucha más fuerza que en tiempos de mayor calma. Así como sucedió con las criptomonedas, los valores de las acciones, las materias primas, las divisas internacionales, entre otros, también sufrieron fuertes fluctuaciones.

Lo que se debe hacer en este tipo de inversiones es predecir qué sucederá con el valor de uno de esos instrumentos en un determinado lapso de tiempo. Las alternativas son dos, de allí su carácter binario: o el valor va hacia el alza o irá a la baja.

Ahora bien, también existen otros recursos que no son de inversión pero que sí pueden ayudarnos a ordenar nuestras finanzas personales y permitir que nuestras metas sean mucho más alcanzables y razonables. En primer lugar podemos mencionar a las billeteras virtuales, las cuales no solo nos permiten tener nuestro dinero a disposición sin necesidad cargar efectivo, sino que también nos ayudan a controlar nuestros ingresos y egresos diarios, teniendo un mayor registro sobre en qué utilizamos nuestro dinero día a día.

En esa misma línea, se pueden combinar estas carteras online con aplicaciones que nos facilitan la tarea de registrar planes de ahorro, haciendo gráficos dinámicos que nos permiten ver con mayor precisión cómo y cuándo alcanzamos nuestro objetivo, qué áreas debemos ajustar más y cuál es nuestro fuerte. Este tipo de apps son ideales para combatir el llamado “gasto hormiga”: aquellas compras cotidianas de escaso valor que no solemos tener en cuenta pero que nos pueden hacer gastar cientos de euros todos los meses.

En definitiva, pese al contexto desalentador de la pandemia, podemos rescatar un lado positivo: se ha dado en la era de internet y la hiperconexión. Esto nos permite atravesar el aislamiento y el freno de la economía general con miles de herramientas a nuestra mano para apalear los efectos de la crisis, así como también ganar dinero contra todos los pronósticos. Lo único que se necesita es una buena conexión a internet y tener la mente fría para tomar las mejores decisiones sin apresurarse. En tiempos de incertidumbre, un mal paso puede costar muy caro, por lo que también es conveniente estar al tanto de todas las novedades del mercado. Dedicarle media hora por día a ello marcará una gran diferencia. 

Recursos financieros que pueden servirte de cara al 2021