domingo 13/6/21

India iba camino de recuperarse económicamente, pero una ola mortal de covid-19 acabó con todo

india

La economía de la India estaba dando un vuelco a principios de este año cuando el país comenzó a acelerar su recuperación para salir de la recesión que sufrió en 2020 por la pandemia mundial. Pero todo cambió en unos meses.

La tercera economía más grande de Asia registró un aumento en el producto interno bruto del 1,6% en el trimestre de enero-marzo, en comparación con el mismo período del año anterior, según estadísticas oficiales publicadas. Esto es prácticamente un punto más que el crecimiento de 0.5% reportado en el trimestre anterior.

Pero este aumento no ha iluminado las oscuras cifras económicas que hay detrás. India entró en recesión por primera vez en casi un cuarto de siglo el año pasado, tras un bloqueo nacional generalizado que duró meses y que impuso severas restricciones a la actividad comercial y los viajes.

La economía se contrajo en un 7,3% para el año fiscal de la India en su conjunto, que terminó en marzo.

En términos sanitarios, la India ha sufrido la peor ola mundial de covid-19, reportando más de 400.000 casos diarios, todo un récord en el planeta, y situándose en segundo lugar en términos absolutos, por detrás de Estados Unidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque las infecciones estén bajando a diario, pero el proceso de vacunación es muy lento, pese a que la India sea uno de los principales países que fabriquen y exporten dosis, por la desconfianza de la población ante los sueros.

Buscar curar las heridas

La India esperaba que su reciente recuperación comenzara a curar esas heridas económicas. Recientemente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos proyectó que el país recuperaría su estatus como la principal economía de crecimiento más rápido del mundo y pronosticó un crecimiento del 12,6% en el año fiscal actual de la India.

De hecho, se pronostica que su economía crecerá al ritmo más rápido entre todas las principales economías del mundo este año a pesar de la interrupción causada por la segunda ola de la pandemia.

Por el momento, la economía de la India está en camino de crecer a un 10 por ciento en el año fiscal 2021-22, según una media de 12 estimaciones recogidas por Bloomberg News.

Cabe señalar que la estimación se ha compartido después de que varias agencias calificadoras rebajaran las previsiones de crecimiento anteriores para India debido al impacto en la economía provocado por los bloqueos locales durante la segunda ola de covid-19.

Sin embargo, la recuperación económica y la tasa de crecimiento anual dependerán de dos factores clave: la demanda y la relajación de las restricciones locales.

Los economistas creen que la fuerza del repunte económico dependerá principalmente de la rapidez con la que los estados puedan relajar las restricciones impuestas por la covid-19 y la disposición de los consumidores a gastar en artículos y en otros servicios, como el online casino in India.

Otro factor clave que podría afectar el crecimiento económico de la India es una recuperación más lenta de la demanda. Después de la primera ola de coronavirus, el país fue testigo de un fuerte repunte en la demanda de artículos discrecionales, ayudado por la temporada festiva que comenzó en octubre de 2020.

Muchos economistas sugieren que la situación es diferente este año con respecto a la demanda.

Los datos sobre la confianza del consumidor también sugieren que los hogares pueden no estar interesados ​​en gastar de manera tan agresiva como el año pasado debido a un menor ahorro y un mayor gasto en artículos esenciales como la atención médica y el combustible.

El desempleo, disparado

Para evitar que millones de personas caigan en la pobreza una vez más, el primer ministro indio, Narendra Modi, resistió la presión para imponer otro confinamiento nacional, incluso cuando la tasa de infección seguía aumentando, ya que millones de personas dependen del empleo informal y del sueldo diario para mantener a sus familias.

Aun así, los gobiernos regionales emitieron restricciones en muchos centros de fabricación clave, y es probable que el impacto de eso afecte a la economía.

El desempleo ya se ha disparado por encima del 10% en mayo, un nivel no visto desde el confinamiento del año pasado, según el Centro de Supervisión de la Economía India.

"Esto no es normal para la India", dijo el grupo de expertos privado en un comunicado, y añadió que "la tasa de desempleo de dos dígitos observada en los últimos tiempos indica que incluso estas restricciones [regionales] están afectando la economía".

India iba camino de recuperarse económicamente, pero una ola mortal de covid-19 acabó...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad