martes 18/5/21

Ideas que pueden permitir salvar a los aeropuertos de sus peores cifras

1

Con la crisis en el turismo que hay en este momento y las restricciones de movilidad, en la actualidad la gran mayoría de los aeropuertos están pasando por momentos complicados.

Medidas alternativas para aprovechar espacios

Para dar una segunda vía de uso a los aeropuertos y que las pérdidas no sean mayúsculas, sin ir más lejos, la Generalitat ha impulsado medidas para que las instalaciones aeroportuarias que son de su competencia puedan tener una segunda vida y así ser mejor aprovechadas.

Sin ir más lejos, en el aeropuerto Lleida-Alguaire lo que se va a hacer es una ampliación de su suelo industrial. De este modo pasará de tener 20.000 m2 a un total de 67.000 m2 y el objetivo es dar un nuevo impulso al sistema de transformación que ya se puso en marcha hace un par de años y que ha hecho que estas instalaciones en estos momentos ya sean las predilectas por las aerolíneas cuando se trata de aparcar o de reparar sus aviones, sobre todo en estos tiempos de coronavirus en los que la actividad es mucho menor.

Pero las medidas no acaban aquí.  También se ha decidido instalar un puerto espacial que está destinado a dar soporte a los vuelos suborbitales. Además de actuar a modo de centro de pruebas de cohetes. De este modo, se convierte en el segundo centro de estas características que se encuentra disponible en toda Europa, lo que lo convierte ya en un referente en sí mismo, además de en todo un referente para las tecnológicas que puedan tener algún tipo de vinculación espacial.

Por otro lado, en el aeropuerto de Barcelona - El Prat se han destinado una serie de espacios que se dedican a hacer pruebas diagnósticas de Covid-19. Los usuarios que llegan hasta allí, pueden dejar fácilmente su vehiculo en el parking del aeropuerto de Barcelona, que es una zona totalmente segura, en la que es posible reservar plaza con antelación a través de una app para reservar parking habilitada para ello.

Todas estas alternativas son ideas para dar una nueva vida a las salas vacías de los aeropuertos que en estos meses se han visto abocados a cerrar espacios de manera temporal con las pérdidas que ello conlleva. Estas ideas suponen un modo de aprovechar las instalaciones que ya tienen y seguir en marcha, ocupando a su personal e intentando sacar partido a las instalaciones preparadas con las que cuentan.

La caída del turismo, en cifras

Con los datos en la mano se ve, especialmente, la importancia de buscar nuevas alternativas para lograr ingresos. La pandemia ha provocado una caída del turismo de la que no se tienen precedentes. Sin ir más lejos, en la pasada temporada turística estival en España la llegada de turistas extranjeros cayó un 87%, respecto al mismo periodo del 2019. Entre la temporada alta de los meses de julio, agosto y septiembre sólo vinieron a España 7 millones de extranjeros, lo que se traduce en una disminución de un 80% de los turisas en temporada alta. Si se buscan los datos en términos acumulados, el desplome se va al 74,9%, lo que se traduce en que vinieron 16,8 millones de personas frente a 67 millones del año anterior. 

En cuanto al tipo de turista que más ha dejado de venir por las restricciones a causa de la pandemia, los datos son claros. Se trata de una disminución que ha afectado especialmente entre los turistas alemanes y británicos, llegando a experimentar caídas de visitas del 75,8% y el 80,8%, respectivamente. El turismo que sí ha aguantado algo más es el francés debido a factores como la proximidad entre países y la posibilidad de desplazarse en coche. La bajada de este tipo de visitas ha sido alta pero ha caído un 64%. 

Si vemos ya por comunidades autónomas se puede ver que los turistas procedentes de Alemania y Reino Unido van sobre todo a las Islas Baleares, que ha visto como los turistas que ha recibido han caído un 86,9%. Canarias que experimenta una caída del 65,9%. También han sido grandes damnificadas zonas como las de Andalucía, Cataluña, la Comunitat Valenciana y Madrid que sufren una caída cercana al 75%.

Es evidente que con estas cifras la necesidad de buscar vías alternativas de ingresos es fundamental para que estas zonas puedan seguir siendo útiles, generar ingresos el tiempo que dure la pandemia y mantenga empleos. Buscar qué hacer con instalaciones muy preparadas y equipadas en tiempos como estos puede resultar clave para la supervivencia de todo un sector fundamental en nuestro país.

Ideas que pueden permitir salvar a los aeropuertos de sus peores cifras