lunes 10/5/21

El hentai, un sub-genero del anime para adultos

1

Al hablar de animación, pensamos inmediatamente en Disney o Pixar como los referentes. Sin embargo, también pertenecen a la animación títulos o personajes tan conocidos como Dragon Ball Z, Naruto o los popularísimos Pokemon.

Estos tres son tan sólo unos pocos ejemplos del denominado Anime, la animación japonesa, cuyas producciones alcanzan casi el 60% del contenido televisivo mundial, moviendo casi 20 mil millones de dólares en facturación.

Dentro del anime, podemos encontrar una gran variedad de géneros que van dirigidos a toda clase de públicos, desde los más pequeños, hasta los adultos, incluso con contenido pornográfico. Pero, ¿cuándo surge el anime? ¿Qué géneros tiene? A continuación de lo explicamos.

Origen del anime

Se dice que el anime nació a principios del siglo XX, en Japón y se extendió a partir de la segunda década de ese siglo. Así en 1907 aparece la primera manifestación de este género, una pequeña pieza de apenas cuatro segundos de duración creada por Katsudo Shashin. En 1917 se estrena la que es considerada primera película de este género, “Muruzo Imokawa y el guardián de la entrada”.

El anime no se entiende sin otro de los grandes movimientos japoneses, el manga, nombre con el que se conocen las historietas o cómics japoneses. Manga y Anime constituyen, probablemente, como las dos formas artísticas más conocidas de Japón. El vínculo entre ambos formatos es enorme y existen constantes adaptaciones de manga en anime y autores que creaban en ambos.

En lo referente a la animación, la primera mitad del siglo XX sirve para que las películas de cine se extiendan por todo el mundo y es a partir de los años 60 cuando se empiezan a producir las primeras series de TV. Las décadas de los 80 y 90 serán las de la irrupción del anime en occidente, con series tan épicas como Doraemon, Shin Chan, Dragon Ball o la ya mencionada Pokemon; y también de Akira, una película de cine que batió récords de taquilla.

Con el paso del tiempo, el anime se ha convertido en un icono de Japón en todo el mundo, reconocido y seguido por todos los públicos del mundo a través de sus diferentes géneros.

Los géneros del anime

Según las temáticas, los géneros del anime pueden clasificarse como cualquier película cinematográfica, puesto que los hay de acción, comedia, ciencia ficción, románticos, de aventuras o de terror. También pueden clasificarse por edades, de esta manera los géneros son: el Kodomo (para niños), shonen (para jóvenes y adolescenctes), Shojo (para chicas), Seinen (para adultos, con escenas de mucha violencia, gore y hasta sexo) y Josei (para mujeres adultas).

Respecto a su temática o estilo, encontramos aún más sub-géneros: Maho shojo, Sentai, Mecha, Sponkon, Magical Girlfriend, Post apocalíptico, Meitantei, Harem, Psicológicos, Ecchi, Gore, Yuri y Yaoi y Hentai.

Los géneros para adultos

Seguramente, conocemos el anime por esas series y películas dirigidas al público más infantil o juvenil, pero, como podemos ver, su ámbito de públicos es muy amplio. Digamos su público va de los 0 años en adelante y, además, también cubre muchos géneros adultos, desde la novela más romántica, hasta la pornografía, que puede ser homosexual, como el Yuri y el Yaoi, o más genérica como el Hentai.

El significado de la palabra japonesa hentai es “pervertido”. Este género nace en la década de 1970, con películas que se han convertido en un clásico, tales como Cybele, de Azuma Hideo. Lo curioso de hentai es que primero se desarrolló como género de anime, para pasar luego al manga. Se dice que el origen del hentai viene de la transformación y liberación sexual ocurrida en todo el mundo en la década de 1960.

Una de las características de este género es que, al ser dibujado, puede representar absolutamente cualquier situación, apareciendo todo tipo de personajes fantásticos, órganos sexuales de tamaños extraordinarios y actos sexuales imposibles de ver en la pornografía realizada con actores de carne y hueso. También se llegan a representar situaciones de violencia extrema, debido también a su característica de dibujo.

Los mejores títulos del hentai

Las obras de hentai pueden llegar a un grado de perversión importante y eso hace que muchas personas se acerquen con curiosidad a este género. Al ser dibujos, tampoco están restringidos por la legislación: ningún humano sale dañado de su producción.

Hay obras más explícitas y menos explícitas. Como quiera que puede llegar a ser algo extremadamente fuerte, se suele recomendar al espectador que empiece por obras más tranquilas como Swing Out Sisters, Toshi Densetsu o Shoujo Ramune, entre otras muchas obras.

Este género no está destinado a emitirse por televisión. Está considerado un sub-género dentro del anime. Sin embargo, existen plataformas de streaming menos comerciales que ofrecen una amplísima variedad de títulos, incluso subtitulados en español. Una amplia oferta para la que hay que estar preparado.

El hentai, un sub-genero del anime para adultos