lunes 12/4/21

Haz realidad tus mejores sueños vacacionales visitando Alicante

2

Si eres un apasionado de la playa este artículo es para ti, y si no, también. Seguro que después de leerlo acabarás convirtiéndote al "playismo". 

Sin duda, todos conocemos la importancia de disfrutar de unas buenas vacaciones a tiempo, que nos permitan cargar pilas y volver llenos de energía y paz a la rutina del día a día. Son muchas las razones por las que se hacen imprescindibles:

  1. Disminuyen nuestro nivel de estrés. Aunque como mínimo necesitamos una semana para que se perciba la mejoría, el rodearnos de un ambiente distinto al ordinario, fuera del trabajo, de los estudios y de las obligaciones, tranquiliza nuestra mente y nos proporciona ese relax que tanto precisamos.

  2. Siguiendo la línea anterior, las vacaciones tienen un efecto protector ante la depresión, además favorecen la calidad del sueño y del sistema inmunitario, previniendo posibles enfermedades futuras.

  3. Igualmente, mejoran el estado de ánimo.  Es lógico pensar que en las vacaciones tiende a mejorar nuestro humor, al dedicar más tiempo al ocio, relaciones sociales y actividades que nos hacen sentir bien. Podríamos decir, que es una causa-efecto directamente proporcional: "A menor responsabilidades, menor ansiedad y en consecuencia, mejor actitud", ¡menos es más!

  4. Y como consecuencia de todo lo anterior, aumentan la productividad, la creatividad y la concentración, potenciando nuestro rendimiento y preparación para la vuelta a la rutina y al plano laboral.

Y dicho esto, solo nos falta encontrar el lugar ideal para llevar a buen puerto nuestro merecido descanso.

Es un hecho que en España existen muchísimos enclaves paradisíacos que nos facilitan hacer posible nuestro sueño vacacional y uno de ellos es, sin duda alguna, Alicante.

¿Por qué Alicante?

Alicante es una ciudad situada en pleno corazón de la Costa blanca. Conocida por sus maravillosas playas, atrae turismo de todos los recónditos lugares del planeta.

Su privilegiado clima, caracterizado por un sol radiante prácticamente todos los días del año y temperaturas invernales realmente suaves (18ºC de media),  la convierte en una de las regiones más visitadas del mundo.

Pero no es solo sol todo lo que reluce en sus paisajes. Entre sus calles, encontrarás siglos de historia y un extenso patrimonio cultural distribuído entre emblemáticos monumentos, museos y extraordinarias iglesias y concatedrales. ¡Acompáñanos y te lo contaremos todo!

Un poco de historia

Entre leyendas y realidades nació el nombre de Alicante. Surgió de la trágica historia de amor entre Alí y una preciosa princesa llamada Cántara, aunque en realidad sus orígenes tuvieron lugar en el siglo III, con los primeros asentamientos de los íberos.

Tras pasar por varias etapas, como la invasión romana, la ocupación árabe y la conquista cristiana, fue asolada en el siglo XIV por hambrunas, epidemias de peste y guerras. Su recuperación llegó en el siglo XV, cuando comenzó a crecer económicamente y a aumentar su población, alcanzando en el año 1490 el título de ciudad.

A lo largo de toda la Edad Moderna continuó su evolución, favorecida principalmente por el comercio que se desarrollaba a través del  puerto marítimo.

En la actualidad, lejos ya el fin de la guerra civil española, y en plena democracia, experimenta un gran auge económico y urbanístico, sobre todo debido al impulso del turismo. Es mucho su patrimonio cultural que sumado a sus generosas playas la convierten en el punto fuerte para unas vacaciones inolvidables.

Su gastronomia

Para descubrir la gastronomía de Alicante no hace falta acudir a carísimos restaurantes, basta con tapear por los bares del casco histórico, paseando por el Mercado Central y la Plaza Gabriel Miró.

No dejes de probar el espencat, la pericana, y todas sus deliciosas elaboraciones con productos procedentes del mar. Por no hablar de su exquisita cocina tradicional (arroz a a la alicantina, arroz a banda, olleta alicantina, coca amb tonyina... y mucho más)

Y todo ello, regado con excelentes vinos de la tierra de las comarcas de Vinalopó y de la Marina Alta o una fresquita cerveza artesanal (Santa Cruz, Santa Faz y Santa Bárbara).

También dispones de alternativas diversas que ofrece esta mágica ciudad en las que puedes reservar talleres de paella, apuntarte a un tour de tapas o a una ruta gastronómica. ¿Quién da más?

Y por supuesto, no te vayas sin saborear como es debido sus típicos helados artesanales y sus deleitables turrones.

Sus lugares

La Provincia de Alicante está formada por las Comarcas de Alacantí, Alto Vinalopó, Bajo Vinalopó, Condado de Cocentaina, Hoya  de Alcoy, Marina Alta, Marina Baja, Medio Vinalopó y Vega Baja del  Segura.

Lo más indicado para recorrerlas es moverte en coche. Además, siempre facilitándote la vida, en Alicante han pensado en todo y ofrecen diversos servicios de alquiler de coches a un precio y con unas prestaciones verdaderamente insuperables. Si lo deseas puedes reservar aquí.

Entre los muchísimos sitios de interés turístico que ofrece, no puedes dejar  de visitar Denia, emplazada en la comarca de la Marina Alta. Esta hermosa ciudad es uno de sus mayores atractivos. Conociendo su historia, comprobaremos su curiosa transición, de ciudad altamente destacada en la industria del juguete, a ciudad marítima y su posterior transformación en ciudad turística. En cuanto a su puerto y su paseo marítimo, ¡no tienen parangón!

Por otra parte, la propia ciudad de Alicante nos hace partícipes de un particular deleite:

  • Castillo de Santa Bárbara,  el monumento más representativo de Alicante. Está ubicado en lo más alto del pequeño monte Benacantil, dominando el centro de la ciudad y la bahía de Alicante.

  • Explanada de España. No olvides caminar por sus hileras de palmeras, curiosear entre sus mercadillos y ensimismarte con sus variopintos artistas callejeros.

  • Parque de Canalejas. Apura el fresco del atardeder en este famoso edén.

  • Y no olvides el mayor de sus reclamos, sus encantadoras playas: La playa de San Juan, la de la Albufera y El Postiguet. ¡Auténticos paraísos terrenales!

¡Y ahora o...  cuando puedas, a vacacionar en Alicante!

Haz realidad tus mejores sueños vacacionales visitando Alicante