lunes 21/6/21
JUSTICIA UNIVERSAL

El PP rectifica y sí recibirá a la familia Couso

La viuda, la madre y el hermano de José Couso acudirán este martes al Congreso para reunirse con los grupos parlamentarios.

La familia del cámara de Tele 5 asesinado en Bagdag recurrirá al Tribunal Constitucional y, si fuera necesario, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Lola Jiménez, viuda de José Couso, acudirá este martes al Congreso de los Diputados junto a Maribel y Javier, madre y hermano del periodista asesinado en Bagdad el 8 de abril de 2003. Allí se reunirán con portavoces de todos los grupos parlamentarios, incluído el Partido Popular que ha rectificado en el último momento respondiendo a la solicitud de la familia del cámara de Tele 5.

Los encuentros se producirán a petición de la familia Couso que quiere expresar a los Grupos Parlamentarios su profunda preocupación por la reforma de la legislación que planea aprobar el Gobierno para acabar con la llamada ‘Justicia Universal’. Dicha reforma provocaría que decenas de causas abiertas en la Audiencia Nacional tendrían que sobreseerse. Entre ellas se incluiría la investigación judicial que instruye el Magistrado Santiago Pedraz encaminada a castigar a los culpables del asesinato en Bagdad del reportero español. Pedraz no sólo sigue investigando el caso, sino que ha reiterado en varias ocasiones una orden de búsqueda y captura contra los tres militares norteamericanos que atacaron premeditadamente el centro de prensa internacional de la capital iraquí, situado en el Hotel Palestina. Orden que ha sido ignorada por el Gobierno de España, por la autoridades de Estados Unidos y por la Interpol.

Para Javier Couso, “la reforma legal es una inmoralidad y un atentado contra la democracia. Es un torpedo dirigido contra la separación de poderes que marca nuestra Constitución y un golpe mortal a la independencia del poder judicial. Cuando los jueces toman decisiones que no gustan al Gobierno, se les persigue o, como ha ocurrido en el caso de la investigación sobre el asesinato de mi hermano, se cambia arbitrariamente la ley para impedirles continuar con su trabajo”.  La familia del periodista asesinado trasladará a los grupos su “dolor, preocupación e indignación ante la posibilidad de que, gracias a esta incomprensible reforma legal, vayan a quedar libres de toda culpa los asesinos de José. Y cuando decimos ‘asesinos’, no lo decimos nosotros solos, lo dice la Audiencia Nacional, lo dice la Justicia de España, pero eso al Gobierno parece no importarle lo más mínimo”.

La familia Couso, que irá acompañada por uno de sus abogados, se reunirá primero con Izquierda Unida, a las 9 de la mañana. A continuación serán recibidos por el PSOE. A las 10:00 horas, tras finalizar la reunión con los socialistas, atenderán a los medios de comunicación para después continuar su ronda de encuentros con UPyD. A las 11:30 horas serán recibidos por el Grupo Mixto, a las 11:45 por el PP y finalmente con CiU y PNV. El Partido Popular, hasta este momento, se ha negado a reunirse con la familia del cámara asesinado en Bagdad. Javier Couso no entiende la negativa de los populares a recibirles: “A estas horas, ni siquiera nos han respondido. Ha sido el único partido que no ha contestado. Nos sentimos, una vez más, ciudadanos de segunda porque no nos dejan ni siquiera que les expliquemos las razones por las que nos oponemos a su reforma legal. Mi hermano era un periodista y un ciudadano español, por eso no entendemos que se nieguen a hablar con nosotros y, mucho menos, que organicen una reforma legal hecha a la carta para permitir que los asesinos de mi hermano queden sin castigo”.

La familia de José Couso espera que la gran oposición que esta reforma legal ha provocado entre la ciudadanía, obligue al Gobierno a rectificar. La proposición de ley, presentada por el Partido Popular, acaba con la llamada jurisdicción universal e impedirá a nuestros tribunales perseguir, en numerosos casos, a los asesinos, secuestradores y/o torturadores de ciudadanos españoles.

Según esta reforma, los jueces españoles solo serán competentes para investigar delitos cuando “el procedimiento se dirija contra un español o un ciudadano extranjero que resida habitualmente en España o se encontrara en España y cuya extradición hubiera sido denegada por las autoridades españolas”. Los imputados por el juez Santiago Pedraz, en el caso Couso, son ciudadanos estadounidenses que no están en nuestro país, por lo que no se permitiría continuar con la investigación.

Según numerosos juristas, esta reforma vulnera el derecho de los españoles a la tutela judicial efectiva que se recoge en el artículo 24 de nuestra Constitución. Por ello, la familia Couso ya ha advertido que, si finalmente se aprueba, recurrirán al Tribunal Constitucional y, si fuera necesario, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La familia Couso coincide con el criterio de reconocidos juristas que han señalado las terribles consecuencias que tendría esta reforma: “se lanza un mensaje al mundo muy peligroso: asesinar o torturar españoles saldrá gratis en determinados casos” asegura Javier Couso, “como les saldría gratis haber asesinado a mi hermano”. 

Diez años después el ‘caso Couso’ sigue abierto y es la única causa en el mundo que está siendo investigada contra marines estadounidenses. Los tres militares que ordenaron, autorizaron y efectuaron el disparo que acabó con su vida están en búsqueda y captura, y dos de sus superiores, imputados.

José Couso murió el 8 de abril de 2003, consecuencia de un disparo de las fuerzas militares de EEUU al hotel Palestina de Bagdad, sede de la prensa independiente. Otros dos periodistas perdieron la vida tras el ataque. Ningún responsable ha sido juzgado.

El PP rectifica y sí recibirá a la familia Couso
Comentarios