miércoles 12/5/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

“Lo mejor que podemos hacer para ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple en esta pandemia es seguir investigando”

Nuestra responsabilidad como neurólogos es seguir investigando y seguir esforzándonos por ofrecer una atención cercana y de calidad que contribuya a mejorar la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple.
sc

La esclerosis múltiple es una patología crónica que afecta a 55.000 personas en España donde la edad más frecuente de diagnóstico de esta patología está entre los 20 y los 40 años; en su mayoría mujeres (75% frente a un 25% de hombres). Puede causar un amplio abanico de síntomas dependiendo de la parte del sistema nervioso central afectada y del funcionamiento de las fibras nerviosas dañadas como: problemas de visión, fatiga, problemas de movilidad o sensibilidad, cambios emocionales o incluso, problemas de control de esfínteres.

Si nos referimos a la esclerosis múltiple en cuanto al control y manejo de la patología, podemos decir que poco a poco estamos consiguiendo cambiar la historia natural de la enfermedad. Hemos pasado de tener una situación triste y con pocas esperanzas para los pacientes, a convertirla en una enfermedad crónica. como tantas otras. Cada vez es mayor el porcentaje de casos podemos controlar de forma correcta. Actualmente, la realidad es que no podemos curarla, pero afortunadamente disponemos de gran cantidad de fármacos innovadores que hacen que las expectativas de estos pacientes ahora, en 2021, sean radicalmente diferentes a las que tenían hace 15 o 20 años. Y las perspectivas nos hacen mirar al futuro con mayor optimismo, ya que, dado el acelerado ritmo de la investigación, podemos prever aún más avances terapéuticos en un horizonte más o menos próximo.

El día siguiente de declararse el estado de alarma sanitaria en Euskadi, ya estábamos llamando a los pacientes para evitar esa pérdida de contacto y para no degradar la atención médica que se merecen

Por eso ha sido muy importante que la investigación no se haya paralizado durante el último año. La pandemia ha tenido (y sigue teniendo) graves consecuencias en nuestra sociedad y en el sistema sanitario, pero afortunadamente es algo coyuntural que pasará. Sin embargo, las personas que conviven con la esclerosis múltiple la van a seguir padeciendo dentro de 20 años. Y esto es algo que nos obliga a mantener el mismo ritmo de investigación y la misma intensidad en la atención a los pacientes, para asegurarnos de que no sufran un daño colateral por culpa de la situación generada

Pero nuestro trabajo no se limita solo a la investigación, ya que igual de importante es el manejo de los pacientes en su convivencia con la enfermedad. Y los neurólogos hemos puesto toda la carne en el asador para que la pérdida de la relación física en las consultas fuera la mínima posible. De hecho, el día siguiente de declararse el estado de alarma sanitaria en Euskadi, por citar un ejemplo que he vivido en primera persona, ya estábamos llamando a los pacientes para evitar esa pérdida de contacto y para no degradar la atención médica que se merecen. Lo que ahora se conoce como teleconsulta.

Precisamente, el modelo de atención al paciente en este contexto de pandemia ha sido uno de los asuntos a debate durante “EM: Conexión NORTE”, un encuentro que ha reunido a más de 200 neurólogos de la zona norte peninsular en el que he tenido el placer de participar como coordinador. Inicialmente se decidió no hacer consultas presenciales, y los especialistas hemos querido dirimir hasta qué punto la presencialidad infiere en la calidad de atención, o si las nuevas tecnologías pueden ayudar a reducir las consultas presenciales sin afectar a la calidad asistencial. 

La realidad es que la pandemia no ha impactado en los pacientes con esclerosis múltiple más que en otras cohortes de población, ni en términos de incidencia ni de gravedad del pronóstico. Aunque también es cierto que actualmente existe un debate sobre lo que supone la vacunación en pacientes que se están sometiendo a otros tratamientos, ya que hay algunos medicamentos que impiden que la inmunización de las vacunas para el Covid sea efectiva. Y ese debate comprende todo el aprendizaje de cómo los medicamentos actúan sobre la inmunidad, cuáles son los más efectivos y cuándo es el momento de vacunar.

Incluso cuando se inició la pandemia, no sabíamos si había que interrumpir los tratamientos de los pacientes con esclerosis múltiple. Hoy en día sabemos que no, que estos pacientes no tienen un peor pronóstico en relación con la medicación, por lo que hay que seguir de manera rutinaria el tratamiento de la enfermedad.

Como decía antes, la pandemia es coyuntural, y hoy sabemos que los enfermos con esclerosis múltiple que se contagien pueden tener un mal pronóstico, pero será independiente de su dolencia. Por eso, nuestra responsabilidad como neurólogos es seguir investigando y seguir esforzándonos por ofrecer una atención cercana y de calidad que contribuya a mejorar la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple.


doctor

Alfredo Rodriguez-Antigüedad 

Jefe del Servicio de Neurología del Hospital de Cruces (Bilbao).

“Lo mejor que podemos hacer para ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple en esta...