martes 11/5/21
EN EL XI ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE JOSÉ COUSO

La familia Couso quiere relanzar su lucha ante la amenaza que supone la reforma legal del Gobierno

Familiares y amigos del cámara de Telecinco asesinado en Irak se concentrarán el próximo 6 de abril ante la embajada estadounidense.

Este próximo 8 de abril se cumplen 11 años desde el asesinato en Irak del cámara de Telecinco José Couso. Como cada año, familia, amigos y compañeros se concentrarán para pedir justicia por su muerte. Será el día 6, domingo, a las 12:30 horas, frente a la embajada estadounidense (c/ Serrano, 75 –metro Rubén Darío-). Intervendrán David Couso, Maribel Permuy y Rafael Permuy, hermano, madre y tío del periodista. También estará el abogado del caso, Enrique Santigo. En esta ocasión, además, se contará con las actuaciones musicales de Amaral, Vetusta Morla y Samba Da Rua, que quieren mostrar de esta manera su apoyo a la causa.

El caso sigue abierto once años después, pese a los numerosos y reiterados intentos de archivo por parte de los partidos gobernantes y de la fiscalía. Recientemente, el juez Santiago Pedraz ha emitido un auto en el que muestra su firme disposición a continuar con la investigación y a no seguir las directrices dadas por el Partido Popular que, con su reforma judicial –sacada adelante por su mayoría absoluta-, "pretende enterrar una docena de casos amparados por la Justicia Universal, entre ellos el de Couso". Pedraz, por tanto, se acoge a la IV Convención de Ginebra -tratado suscrito por España- y recuerda, además de la separación de poderes propia de un Estado de Derecho, que tenemos la obligación de investigar los crímenes cometidos contra objetivos civiles en cualquier lugar del mundo.

En un comunicado la familia afirma que "es fundamental reparar el dolor de una familia que pide justicia, pero aún más importante es defender la libertad de información y de prensa. Con esta nueva reforma, el Gobierno, obedeciendo a los dictados de las grandes potencias, deja sin tutela judicial a los ciudadanos españoles que viajen al extranjero y sean víctimas de crímenes de lesa humanidad. Ya hemos mostrado nuestro rechazo y seguiremos haciéndolo, porque matar a españoles no puede salir gratis".

José Couso murió la mañana del 8 de abril de 2003 en Bagdad. En el intervalo de tres horas, las tropas de EEUU atacaron a las tres grandes sedes de la prensa independiente. Murieron otros dos periodistas y varios resultaron heridos. Esta es la única causa abierta en el mundo contra soldados estadounidenses. Cinco de ellos están imputados. Sin embargo, ninguno ha sido juzgado.

La familia Couso quiere relanzar su lucha ante la amenaza que supone la reforma legal...
Comentarios