domingo 20/6/21

Ares admite que "hay resquicios" que permitirían extraditar a los piratas

Tanto el consejero vasco de Interior como el ministro de Asuntos Exteriores han pedido prudencia ante la "buena" noticia de que los tres marineros que habían sido llevados a tierra están de nuevo en el Alakrana.
> "La decisión corresponde a los jueces"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 7.11.2009

El consejero del Interior, Rodolfo Ares, que forma parte de la mesa de crisis creada por el Ejecutivo con motivo del secuestro del 'Alakrana', cree que "hay resquicios" que podrían permitir extraditar a los dos piratas para que sean juzgados en algún país africano, bien en Kenia o bien en Somalia.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Ares ha calificado de "buena" la noticia de que los tres arrantzales que habían sido conducidos por piratas a tierra somalí hayan sido devueltos al barco, pero ha pedido ser "prudentes" porque el secuestro continúa. En su opinión, la devolución de los tres tripulantes al 'Alakrana' responde "a una actitud negociadora de los clanes de los piratas y, por lo que se sabe, la forma de operar es muy similar a lo ocurrido, desgraciadamente, en otros secuestros". A lo que ha añadido que "en ningún caso, este mismo clan que tiene secuestrado a los tripulantes del 'Alakrana', en otras ocasiones ha puesto en riesgo ni ha tenido ningún problema de integridad física con los secuestrados y, por lo tanto, aún dentro de las dificultades, tenemos que tener tranquilidad dentro de lo dramático y difícil que es la situación".

Ares apuesta por "seguir haciendo todas las gestiones diplomáticas y de negociación a través del armador para intentar conseguir que esto dure lo menos posible y responder al clamor que, evidentemente, existe en la sociedad vasca y, especialmente, a la petición de los familiares de los secuestrados para que vuelvan a casa cuanto antes".

Pero, preguntado por si la devolución de los dos piratas que se encuentran en España tras su detención está como condición encima de la mesa o se trata sólo de un tema de dinero, Ares supone que "es una mezcla de las dos cosas". En este sentido, hay que tener en cuenta el comportamiento "que han tenido en el pasado", en el reciente "secuestro de un barco alemán, en el que también hubo secuestrados que se movieron a tierra, después volvieron al barco y, al final, el secuestro se resolvió por la negociación económica".

"Por tanto, parece que puede ser ése el camino, pero, en todo caso, nosotros ya hemos dicho como Gobierno que pedimos a los órganos judiciales competentes que, con el más escrupuloso respeto a la legalidad, se estudie si es posible hacer algún movimiento con los dos piratas que, en estos momentos, están en Madrid para ver si es posible que sean en algún país africano, en el suyo o en Kenia", ha señalado el consejero de Interior.

No obstante, ha recordado que, "en un Estado de Derecho, es muy difícil aceptar que los piratas puedan quedar libres" porque "en todo caso tienen que ser juzgados". "Otra cosa es que haya alguna posibilidad de que puedan ser trasladados a algún país africano en base a cumplimiento estricto de nuestro ordenamiento jurídico".

A su juicio, "hay algunos resquicios pueden permitir ese movimiento", por lo que ha precisado que el Gobierno vasco, "después de que ver que hay alguna posibilidad", ha pedido "a quienes son los competentes, en esta caso, a la Audiencia Nacional que estudie estas posibilidades": "Le pedimos que, si hay alguna posibilidad, cumpliendo escrupulosamente la legalidad, la puedan estudiar, si eso como parece, facilita también el final de esta situación, aunque la mayoría de los expertos piensan que esto es una forma de presión más y que, en el fondo, lo que se está pretendiendo es avanzar en una negociación económica más exigente".

Sobre la posibilidad de un asalto militar, Ares no descarta nada pero cree que se va a seguir otro camino ya que el Ejecutivo está trabajando para buscar "un final que permita que todos los tripulantes vuelvan a casa lo antes posible sanos y salvos". "Y yo creo que, teniendo en cuenta la situación del barco, ésa es una medida que, aunque nunca se puede descartar, desde luego, no es la que se va a seguir, sino que se van a buscar otros mecanismos que den mayor seguridad al final de la situación, sin poner en riesgo la integridad física de ninguno de los tripulantes".

REGRESO AL BARCO

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, confirmó el viernes que los tres marineros del atunero vasco 'Alakrana' que el jueves fueron conducidos por los piratas a tierra habían sido devueltos al barco. El jefe de la Diplomacia española explicó que esta noticia le había sido trasladada por el primer ministro de Somalia, Omar Abdirashid Sharmarke, que también le había informado de que los tres marineros --Patxi Valdés, primer oficial del buque; Antonio Manuel Pérez, electricista y el marinero Joaquín Fernández-- se encuentran "bien".

El titular de Exteriores indicó que el Gobierno de España ha redoblado las gestiones diplomáticas desde ayer dada la "gravedad" de la situación. En este sentido, explicó que tanto el jueves por la tarde como en la mañana del viernes ha mantenido conversaciones telefónicas con el primer ministro de Somalia, así como con el embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto.

Asimismo, señaló que se han llevado a cabo otras gestiones diplomáticas para facilitar una resolución definitiva al secuestro del atunero, que se prolonga ya durante más de un mes, con diversos organismos internacionales como la ONU, la UE y responsables de la 'Operación Atalanta' contra la piratería en el Índico.

Las autoridades somalíes, según explicó Moratinos, han garantizado a España su ayuda y colaboración para la pronta liberación de los marineros del 'Alakrana'. No obstante, el ministro no quiso hablar de plazos concretos para la resolución del secuestro --"no podemos indicar ni cuándo ni cómo va a acabar", indicó-- al considerar que sería "irresponsable" por su parte.

Preguntado por la posibilidad de entregar a los piratas somalíes que permanecen detenidos en España, el ministro eludió comentar esta opción al considerar que entra dentro del ámbito judicial y deben ser los jueces quienes tomen la decisión.

A pesar de admitir que la situación es "difícil" y "compleja", el jefe de la Diplomacia española hizo un llamamiento a la "tranquilidad" y pidió "confianza" a la sociedad, al tiempo que indicó que el Gobierno trabaja para que los marineros puedan regresar sanos y salvos a sus casas y la situación se resuelva de forma satisfactoria.

"Los secuestros son momentos y situaciones complejas, con altibajos, nervios, con mucha dificultad, lo que quiere pedir el Gobierno a la sociedad es confianza y sobre todo tranquilidad. Si conseguimos esa confianza y esa tranquilidad, estoy seguro que con el esfuerzo de todos conseguiremos lo que quieren todos los españoles, todas las familias, lo que quiere el Gobierno, que puedan regresar sanos y salvos a sus casas y que este secuestro, como los anteriores, se resuelva de forma satisfactoria", dijo.

Por último, el titular de Exteriores reiteró que el objetivo primordial del Ejecutivo en estos momentos es salvaguardar la integridad física de los marineros secuestrados.

Ares admite que "hay resquicios" que permitirían extraditar a los piratas
Comentarios