jueves 4/3/21
GALICIA | HUELGA SANITARIA | 9 Y 10 DE DICIEMBRE

La privatización “del corazón” del Servicio Galego de Saúde

Por Luisa Lores | Nuñez Feijóo dijo que considera que todo es susceptible de privatizarse en el Sistema Sanitario Público excepto su corazón.

2012012513232215544

Nuñez Feijóo dijo que considera que todo es susceptible de privatizarse en el Sistema Sanitario Público excepto su corazón. Sin embargo, el quirófano para realizar el  trasplante de corazón del SERGAS ya está limpio y preparado.

El bisturí de Feijóo ya ha extirpado la Gestión de la información (Historia Clínica electrónica, Receta Electrónica, teléfonos informativos y de Cita Previa) y la investigación, la Docencia, los ensayos clínicos, los biobancos y la genómica, que ya se gestionan mediante la CPP, es decir en “colaboración” con empresas multinacionales y fondos de inversión.

El corazón del SERGAS lo forman su I+D+i y sus  profesionales y ahora las empresas privadas pretenden su control, ya que puede permitirles redireccionar el sistema hacia sus intereses, además de cambiar las condiciones laborales, reducir los salarios y abaratar los despidos, con el incremento consiguiente del valor en el mercado de los servicios privatizados.

Sin embargo, esto puede suponer un fuerte desgaste electoral  para el PP, así que el gobierno gallego ha decidido utilizar la denominada gestión clínica para cambiar las reglas del juego, buscando la complicidad de los profesionales con todo tipo de estrategias, de convencimiento (reuniones y correos masivos informativos) de premio (compromisos de incentivos laborales y económicos) o de amedrantamiento (enumeración de los supuestos riesgos para los que no se adhieran) con el fin de obtener su consentimiento por escrito, un consentimiento innecesario si lo que se pretende es mejorar la Gestión Clínica que los profesionales realizamos a diario,  integrando la atención de los distintos niveles y los distintos servicios  de determinado proceso asistencial (cáncer, corazón, Ictus...) para centrarla en los pacientes y en los resultados en salud.

El mayor impulsor del proyecto de Gestión Clínica en Galicia es un conocido cardiólogo y coordinador del primer proyecto piloto de Gestión Clínica en el SERGAS, el del Área de Corazón del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña, que en unas declaraciones recientes afirmaba que no ve nada que le despierte incertidumbre o miedo en el proyecto actual de Gestión clínica de Galicia, sin embargo estas declaraciones no deberían tranquilizar a los profesionales, ya que esta persona, que goza de prestigio profesional, es también un gran defensor de la Colaboración Público privada en la sanidad y está muy vinculado a la Industria Sanitaria privada, especialmente a la Industria farmacéutica, de forma que compatibiliza la asesoría a la Fundación Roche y a la Fundación Aventis y su pertenencia como patrono a la fundación Abbot con la la coordinación del Área de Corazón del CHUAC y del Plan Integral de Cardiopatía Isquémica del Ministerio de Sanidad, a pesar de la enorme influencia de este plan estratégico, que pretende servir de guía a los responsables sanitarios y a los profesionales en la prevención y atención a una de las patología más relevantes, por frecuencia, gasto sanitario y años de vida perdidos en la población, y cuyas recomendaciones pueden influir directamente en los beneficios de una Industria a la que el propio coordinador está vinculado.

Por otra parte, el documento sobre Gestión Clínica publicado por la consultora IASIST-TOP 20 (2013) coordinado por el mismo profesional, a su vez miembro del consejo científico de esta empresa, apoya la necesidad de flexibilizar la gestión de los profesionales del SNS, considera las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) del personal como un exceso del sistema y afirma que debe  realizarse un cambio estratégico hacia una mayor integración público-privada en la gestión del SNS, así que no es de extrañar que este doctor apoye el plan de Gestión Clínica del gobierno gallego.

En este contexto, el cambio en el Estatuto Marco aprobado de forma opaca por la Ministra Mato no es casual, sino un hecho orquestado para facilitar la privatización del sistema sanitario público y la laboralización del personal a través de la Gestión Clínica.

El futuro del Servicio Galego de Saúde corre un enorme peligro. Sindicatos médicos y Sindicatos de clase se han unido en Galicia en la convocatoria de una huelga los días 9 y 10 de diciembre para tratar de frenar este despropósito. Pedimos el apoyo a la población.

La privatización “del corazón” del Servicio Galego de Saúde