lunes 14/6/21
SENADO DE EEUU

Negociaciones contra reloj en el Senado de EEUU para evitar el ‘abismo fiscal’

Republicanos y demócratas apuran las últimas horas para evitar el ‘precipicio fiscal’ que llevaría a la economía estadounidense a la recesión. A partir de este martes, 1 de enero, entran en vigor, en virtud de un automatismo, una serie de impuestos y subidas de impuestos cuya cuantía total asciende a 600.000 millones de dólares (462.000 millones de euros).
El jefe de la mayoría republicana en la cámara baja, John Boehner, de Ohio.

El Senado de Estados Unidos retorna sus esfuerzos por evitar una crisis fiscal después de las negociaciones que mantuvieron hasta medianoche el vicepresidente Joe Biden y el jefe de la minoría republicana Mitch McConnell.

El gobierno del presidente Barack Obama y los republicanos, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, no han logrado un compromiso que evite, a partir del 1 de enero, aumentos de impuestos, reducciones en los gastos de todo el gobierno federal, y el fin del subsidio por desempleo para más de 2,3 millones de personas.

El jefe de la mayoría republicana en la cámara baja, John Boehner, de Ohio, después de numerosas reuniones con el presidente Obama, afirmó la semana pasada que dejaba en manos del Senado la elaboración de una fórmula que evite un "precipicio fiscal".

Algunas fuentes interpretaron la interrupción de las conversaciones la pasada noche como otro estancamiento de los esfuerzos, y otras mencionan progresos que saldrán a luz en la sesión del Senado fijada para las 16:00 GMT.

McConnel, de Kentucky, y Biden, quien fue por más de dos décadas Senador por Delaware, iniciaron sus conversaciones directas ayer, domingo, después que resultaron infructuosas las que McConnell mantuvo con el jefe de la mayoría demócrata en esa cámara, Harry Reid, de Nevada.

Aún si McConnell y Biden llegasen a un entendimiento habrá que ver en qué forma reacciona la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, una bancada en la cual un segmento muy militante se opone a todo incremento de los impuestos y está dispuesto a encarar un corte indiscriminado de los gastos.

Los demócratas han propuesto un aumento de los impuestos para las personas que ganen más de 360.000 dólares al año y las familias con ingresos superiores a 450.000 dólares.

Los republicanos -que hasta hace dos semanas se oponían a todo incremento de los impuestos para el dos por ciento de la población con ingresos más altos- han indicado que podrían aceptar incrementos de los impuestos para individuos con ingresos sobre 450.000 dólares y parejas con ingresos superiores a los 550.000 dólares anuales.

Los recortes de impuestos, promulgados en su mayoría por el presidente George W. Bush en 2001 y 2003, expiran a la medianoche, y las reducciones de gastos en todo el gobierno federal, por 109.000 millones de dólares este año, podrían aplicarse desde la próxima semana.

Negociaciones contra reloj en el Senado de EEUU para evitar el ‘abismo fiscal’
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad