martes 18/5/21

EEUU se monta una película de espías rusos

El FBI ha llevado a cabo una operación en la que ha detenido a diez personas acusadas de ser espías rusos. La prensa moscovita no sólo ha desmentido la trama sino que se ha reído del servicio secreto norteamericano llamándoles "estúpidos". La periodista peruana Vicky Peláez, conocida por su ideología de izquierdas está entre las víctimas.
AGNESE MARRA / NUEVATRIBUNA.ES - 30.06.2010

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia pasan por uno de sus mejores momentos, sin embargo el FBI se ha empeñado en volver a la Guerra Fría en busca de nuevas tramas de espionaje, dejando claro que de Rusia siempre hay que sospechar.

Por ello, en la última semana han detenido en Estados Unidos a diez personas que poco tienen que ver con Rusia y menos con espionaje. El caso más sonado ha sido el de la periodista peruana Vicky Peláez, residente en New York desde hace varios años. La reportera es conocida en sus columnas por tener una fuerte ideología de izquierdas, pero de eso a espía rusa hay un trecho bastante largo.

Peláez fue detenida la noche del domingo cuando volvía con su marido y con su hijo de una fiesta. El FBI acusa al matrimonio de ser espías rusos que recibieron entrenamiento intenso en lenguas, escritura invisible y telecomunicaciones, antes de llegar a Estados Unidos.

Los norteamericanos también aseguran que la reportera recibió un paquete con dinero en el 2000 en un parque de un país sudamericano de un representante del gobierno de Rusia. Y que su esposo también recibió dinero en el 2007.

La película de James Bond montada por el FBI podría resultar cómica sino es por el hecho de que los detenidos como Peláez están buscando una defensa que desmienta todas las acusaciones. El hijo mayor de la periodista aseguró que la casa de la madre está destrozada, que hay micrófonos en todas partes y que tienen el teléfono intervenido. Pero lo que más le preocupa es que no se pueden costear un abogado privado para poder defender a su madre.

“PERO QUÉ ESTÚPIDOS SON”

El escándalo de espionaje ruso en Estados Unidos “es totalmente inconsistente e inútil", decía la portada del diario ruso Kommersant."¡Pero qué estúpidos!", titulaba el rotativo Tvoï Den, que apunta que los servicios secretos estadounidenses han presentado a su presidente, Barack Obama, "una operación estúpida con espías rusos inventados".

El periódico, como los restantes medios de comunicación rusos, cree que todo es una maniobra para desatar los lazos entre Rusia y EEUU que se estaban volviendo a unir en los últimos tiempos.

Entre los detenidos también se ha dado a conocer un matrimonio norteamericano. Sus vecinos no podían creer la noticia y declararon en el New York Times que el marido lo mejor que sabía hacer era “cuidar de su jardín, nada de espías”.

EEUU se monta una película de espías rusos
Comentarios