viernes 23/4/21

Black Friday, un día negro para la justicia fiscal

black-friday

La Plataforma por la Justicia Fiscal lanza la campaña #BlackFiscal, para denunciar el fraude y la evasión fiscal de las empresas que más fomentan el consumismo en este día.

Este viernes es el Black Friday, el día en que nos inundan con ofertas "increíbles" por parte de los gigantes del comercio online, empresas que esconden sus beneficios en países donde pagan menos impuestos, en detrimento de los Estados en los que realmente operan. Esta estrategia, amparada por la legislación internacional, que prima la ingeniería fiscal sobre la justicia social, supone una rebaja en los derechos de la mayoría.

La Unión Europea (UE) no consigue avanzar en medidas que impidan y reviertan una situación que genera millones de euros de pérdidas para las arcas estatales y que podrían ser invertidos en mejores servicios públicos y una mejora del Estado de bienestar, una menor desigualdad social y más recursos para la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

Por ello, y para hacer frente a esta campaña de publicidad engañosa, desde la Plataforma por la Justicia Fiscal lanzamos la campaña #BlackFiscal, para denunciar el fraude y la evasión fiscal de las empresas que más fomentan el consumismo en este día, llenando las redes y espacios publicitarios con descuentos y oportunidades.

Las grandes tecnológicas se están beneficiando de los cambios en los comportamientos de consumo por la pandemia y son, por supuesto, las grandes beneficiadas de este viernes negro para la justicia fiscal. Los denominados GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) ingresaron 38.000 millones de dólares durante el tercer trimestre del año. ​Estas cuatro empresas concentran el grueso de su facturación europea en países con baja tributación, para dejar de pagar en el lugar donde se produce la actividad real.

Google, Amazon, Facebook y Apple, para reducir el pago de impuestos, han facturado más de 208.700 millones de euros a través de Irlanda, Luxemburgo y las Islas Bermudas, tres países con grandes incentivos fiscales. Históricamente las compañías norteamericanas han utilizado sociedades en Holanda y Luxemburgo para trasladar los ingresos generados en la UE en forma de pago de royalties y luego desviarlos a otras firmas en paraísos fiscales como las Antillas holandesas o las Islas Bermudas. El FMI estima que el 40% de la inversión internacional de las multinacionales (lo que equivale a 15 billones de dólares) busca pagar menos impuestos.

Estas prácticas de las grandes empresas están muy lejos de salirnos gratis. Según el FMI, cada año la evasión fiscal cuesta a los Gobiernos unos 3 billones de euros. Este mismo organismo estima que en los mal llamados paraísos fiscales se esconden unos 7 billones de dólares al año, el 8% del PIB mundial. Esta es la fortuna que se esconde en los mal llamados paraísos fiscales. Según el Parlamento Europeo en la UE nos cuesta 825.000 millones de euros y el déficit de recaudación por IVA es de 147.000 millones euros/año. Por eso, la Plataforma por la Justicia Fiscal denuncia que en días como hoy, de consumismo exacerbado que alimenta a estos gigantes, el Estado pierde ingresos que se podrían dedicar a inversión en sanidad, educación, dependencia, servicios sociales y, en definitiva, a paliar la enorme desigualdad económica. 

En el Black Friday, lo barato nos sale caro. Comparte la campaña en redes con el hashtag #BlackFiscal. 

Jonás Candalija y Elena Couceiro

Black Friday, un día negro para la justicia fiscal
Comentarios