lunes 10/5/21
BALANCE ANUAL 2020 DE RSF

“Cerca de 400 periodistas pasarán las fiestas entre rejas”

periodismo

“Cerca de 400 periodistas pasarán las fiestas entre rejas, lejos de los suyos y en condiciones carcelarias que, a veces, ponen en peligro su vida”, denuncia el secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire con motivo de la presentación del Balance Anual 2020 realizado por la organización.

A falta de confirmar la cifra de periodistas asesinados en este año y que se conocerá el próximo 29 de diciembre, RSF contabiliza 387 periodistas encarcelados, 54 secuestrados y 4 que han sido dados por desaparecidos en lo que va de año.

RSF cuadro 1

La organización denuncia que la cifra global de periodistas presos se mantiene en máximos históricos. A finales de 2020, 387 periodistas estaban encarcelados por ejercer su profesión de informar, mientras que en 2019 eran 389. Este estancamiento en el número de periodistas presos se produce después de que en 2019 se diera un aumento del 12%. Desde hace 5 años, el incremento del número de periodistas entre rejas (profesionales y no profesionales) es del 17% (en 2015, había 328 periodistas en la cárcel).

Cada vez son más mujeres periodistas las encarceladas

El número de mujeres periodistas presas ha aumentado un 35%. A finales de 2020, 42 de ellas estaban privadas de libertad, cuando hace un año eran 31. Proporcionalmente, las mujeres representan el 11% de todos los periodistas encarcelados, frente al 8% del año pasado.

Las reclusas recientes son sobre todo de Bielorrusia (4) -país que ha experimentado una represión sin precedentes desde las polémicas elecciones presidenciales del 9 de agosto de 2020-, de Irán (4) y de China (2), donde la represión se ha intensificado con la crisis sanitaria. Entre las periodistas detenidas en los últimos tiempos se cuenta la ganadora del Premio RSF a la Libertad de Prensa en 2019, la vietnamita Pham Doan Trang.

Más de la mitad de los periodistas encarcelados en el mundo (el 61%) están en tan solo cinco países. Por segundo año consecutivo, China, Egipto, Arabia Saudí, Vietnam y Siria son las cinco mayores prisiones del mundo para los periodistas.

RSF cuadro 2

Los datos recogidos por RSF revelan que el número de detenciones e interpelaciones arbitrarias se ha cuadruplicado entre los meses de marzo y mayo de 2020, cuando el coronavirus comenzó a propagarse por todo el mundo. Entre principios de febrero y finales de noviembre de 2020, solo este tipo de infracciones representaba el 35% de los ataques registrados (frente a las agresiones físicas o las amenazas, que suponen el 30% de las violaciones registradas). Aunque la mayoría de los periodistas arrestados solo están retenidos durante unas pocas horas -o incluso unos días o semanas-, actualmente siguen encarcelados 14 periodistas en relación con su cobertura de la epidemia.

Christophe Deloire señala que “estas cifras también confirman el impacto de la crisis sanitaria en la profesión, además del hecho inaceptable de que algunos de nuestros compañeros pagan con su libertad la búsqueda de la verdad. También confirman que las mujeres periodistas, cada vez más numerosas en la profesión, no se libran de la represión”.

En Asia, el continente donde hizo su aparición el coronavirus y en el que se han producido más violaciones de la libertad de prensa relacionadas con la pandemia, es donde se concentra la mayor cifra de detenidos por Covid-19: 7 en China, 2 en Bangladesh y 1 en Birmania. En la región de Oriente Medio, donde varios países se han aprovechado de la epidemia para reforzar su control sobre los medios y la información, aún hay 3 periodistas en la cárcel por artículos relacionados con la epidemia de coronavirus: 2 en Irán y 1 en Jordania. En el continente africano, 1 periodista ruandés sigue encarcelado, oficialmente por “haber quebrantado las normas de confinamiento”.

El Balance Anual 2020 muestra también que actualmente hay al menos 54 periodistas secuestrados en todo el mundo, un 5% menos que el año pasado. Después de que quedase en libertad un periodista ucraniano retenido por fuerzas separatistas prorrusas en Dombás, Siria, Irak y Yemen son ahora los últimos países del mundo en los que hay periodistas secuestrados. Entre ellos se encuentran 4 periodistas yemeníes capturados por los hutíes en 2015, condenados a muerte y que viven con la mayor incertidumbre acerca de su destino.

BALANCE ANUAL 2020 de periodistas presos, secuestrados y desaparecidos

“Cerca de 400 periodistas pasarán las fiestas entre rejas”