miércoles 12/5/21

Aplazada a febrero de 2021 la reunión entre España y Marruecos

La Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos prevista para el 17 de diciembre ha sido pospuesta hasta febrero de 2021, según un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Comunicación.

En el comunicado se dice que España y Marruecos han constatado que la situación epidemiológica actual impide celebrar la Reunión de Alto Nivel en la fecha prevista con las garantías de seguridad sanitaria que se estiman convenientes por ambas delegaciones. 

Ante esto, ambos países han acordado posponer a febrero de 2021 la celebración en Marruecos de la reunión, “de tal modo que pueda desarrollarse con fluidez, incluyendo los encuentros habituales que son propios de una reunión de esta envergadura”. 

El comunicado dice que la reunión constituye un encuentro transcendental para el desarrollo de las profundas y densas relaciones de amistad y cooperación que existen entre dos socios estratégicos, como lo son España y Marruecos, y que  ambos gobiernos “se reafirman en su voluntad de seguir reforzando la relación estratégica que une a los dos países”.

La cumbre ha sido suspendida cuando todavía no se conocía si el rey de Marruecos, Mohamed VI, recibiría al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ya no iba acompañar en el viaje a Rabat el  vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

La suspensión ha sido hecha pública después de que el presidente de los Estados Unidos, Donal Trump, anunciase el jueves, 10 de diciembre, por la tarde en Twitter que reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental a cambio de la normalización de las relaciones entre Marruecos e Israel,

Después del anuncio de Trump, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha dicho desde Israel que “la posición de España es clara y es “de respeto a las resoluciones de Naciones Unidas”.

Desde la ONU,  Stéphane Dujarric, portavoz del  secretario general, Antonio Guterres, ha dicho que la solución del conflicto del Sáhara Occidental debe basarse en las resoluciones del Consejo de Seguridad y aseguró que su postura no cambia en absoluto con el reconocimiento de la soberanía marroquí en el territorio por parte de Estados Unidos.

“La postura del secretario general se mantiene sin cambios. Sigue convencido de que una solución es posible para la cuestión del Sáhara Occidental y que está en consonancia con las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad”, ha declarado.

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y el Frente Polisario han condenado enérgicamente que el presidente saliente de Estados Unidos reconozca a Marruecos lo que no le corresponde.

Para el Gobierno de la RASD “la posición declarada por Trump constituye una flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y decisiones de legalidad internacional -organizaciones y tribunales- y obstaculiza los esfuerzos de la comunidad internacional para encontrar una solución pacífica al conflicto entre la República Saharaui y Marruecos, y  “llega en un momento en que el ocupante marroquí hizo estallar el alto el fuego con su flagrante agresión del día 13 de noviembre de 2020”.

En  EE.UU. el Senador Patrick Leahy, de Vermont, ha señalado en Twitter que “Donal Trump no puede negar por proclamación la legalidad internacional o los derechos del pueblo de del Sáhara Occidental.”

Según información de la agencia Sahara Press Service (SPS), el Decano del Senado de los Estados Unidos ha manifestado su respaldo a las justas reivindicaciones del pueblo saharaui y ha dejado claro que los saharauis “tienen derecho a lo que se les ha prometido durante mucho tiempo: un voto libre y justo sobre la autodeterminación”.

Aplazada a febrero de 2021 la reunión entre España y Marruecos