viernes 18/6/21
PLAN DE INVERSIONES EN EUROPA

El 'plan Juncker' podría crear más de 2,1 millones de empleos para mediados de 2018 en la UE

La Organización Internacional del Trabajo insta a las autoridades de la UE a reforzar la inversión hacia a los países con mayor desempleo, entre ellos España.

juncker
Foto: EPP Elections Congress.

El informe de la OIT titulado Una estrategia de inversión orientada al empleo para Europa muestra que el plan de inversión trienal propuesto por el Presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, podría llegar a crear 2,1 millones de puestos de trabajo para mediados de 2018 en el conjunto de la Unión Europea a condición de que se formulen medidas favorables a la creación de empleo.

Una perspectiva de empleo frágil y desigual

“Esta situación ha impuesto enormes costos económicos y sociales, con las repercusiones más graves en el sur de Europa, pero con daños a los hogares y los trabajadores de toda la región”

El plan de inversiones llega en un momento en el que la situación del empleo en Europa sigue siendo frágil y desigual. En promedio, la tasa de desempleo se sitúa en alrededor de 10 por ciento, cerca de 3 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada antes del comienzo de la crisis mundial en 2008. Además, la mitad de los desempleados ha estado sin trabajo durante más de un año. Las mujeres y los jóvenes se ven afectados de manera desproporcionada.

También existen grandes disparidades entre un país y otro, con tasas de desempleo en el sur de Europa y regiones de Europa Central persistentemente altas. En el tercer trimestre de 2014, la tasa de desempleo en España era superior a 23 por ciento y en Grecia de más de 25 por ciento. Seis años antes, la tasa de desempleo de ambos países era de 8 por ciento.

“Esta situación ha impuesto enormes costos económicos y sociales, con las repercusiones más graves en el sur de Europa, pero con daños a los hogares y los trabajadores de toda la región”, ha señalado la Subdirectora General de Políticas de la OIT, Sandra Polaski. “La urgencia de abordar estas cuestiones aumenta cada día que pasa”, agregó.

El desafío es garantizar que los responsables políticos a nivel de la UE eviten un escenario de “evolución sin cambios” que podría resultar si los fondos no lleguen a los países y sectores que más los necesitan

Un llamamiento a la acción

La débil demanda en Europa afecta las inversiones de las empresas perjudicando así la competitividad. Estimular la inversión es una de las medidas que propone la OIT para impulsar la creación de empleo. El desafío es garantizar que los responsables políticos a nivel de la UE eviten un escenario de “evolución sin cambios” que podría resultar si los fondos no lleguen a los países y sectores que más los necesitan.

Por ejemplo, entre 2007 y 2013, los países con un desempleo más alto obtuvieron menos de un tercio de los recursos financieros del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Grecia recibe actualmente sólo el 2,3 por ciento de financiación total BEI si bien el número de desempleados representa un 5,1 por ciento del total de la UE. España recibe el 16,6 por ciento del total de la financiación del BEI, pero tiene un 23,1 por ciento del total de desempleados en la UE.

Por ello el informe recomienda la necesidad de reforzar la inversión hacia a los países con mayor desempleo. Una afluencia de recursos en estos países estimularía la reasignación de recursos hacia actividades más estratégicas y de alto impacto, y los desviaría de los sectores de bajo valor añadido.

Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España recuerda que “la OIT en su reciente informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo. Tendencias 2015 alertaba sobre el aumento del malestar social ante la falta de empleo, y la necesidad de asegurar que las inversiones vayan a los países con mayor desempleo, como son Grecia o España y los países de la periferia de la zona euro”.

La OIT señala que el Plan de inversiones debe ser adecuadamente diseñado para maximizar los incentivos de los inversores privados para fomentar su participación, asegurar que no se financien proyectos de inversión que todas maneras se habrían realizado y evitar el riesgo de que el nuevo crédito de los banco vaya solo a sus clientes preferenciales, quienes lo habrían recibido de todas maneras, incluso en ausencia del Plan de Inversiones.

El informe señala que es fundamental que el plan esté acompañado por una estrategia de empleo a más largo plazo que se centre en la calidad del empleo y en reformas equilibradas de las instituciones de mercado para abordar las enormes disparidades en el desempleo. Promover la formación para evitar que las competencias se degraden y reforzar los sistemas públicos de empleo son medidas que se proponen. A la vez que se debería apoyar que el crédito fluya hacia las pequeñas y medianas empresas que además presentan coeficientes de empleo más alto.

El 'plan Juncker' podría crear más de 2,1 millones de empleos para mediados de 2018 en...
Comentarios