lunes 8/3/21
MáS DE 7 MILLONES DE CIUDADANOS SE VERáN PERJUDICADOS CON LA REFORMA LOCAL DEL PP

La reforma local, un paso más para la privatización de los servicios sociales

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, presentó este jueves ante el Pleno del Congreso el proyecto de Ley de reforma local en un debate en el que el PSOE manifestó su absoluto rechazo a la ley que supone el fin del municipalismo español tal y como se configuró en el inicio de la etapa democrática. Los socialistas califican de “tropelía” y de “chapuza” el anteproyecto que ha recibido críticas desde todos los ámbitos. Campaña en defensa de los servicios públicos.

montoro480

“Sí a reforma local que actualice el mundo local; no a esta reforma”, ha firmado el portavoz, que ha denunciado que la ley supone un “ataque demoledor y destructor de la administración local”

El secretario de Política Municipal del PSOE y diputado por Jaén, Gaspar Zarrías, defendió la enmienda de totalidad del Grupo Socialista al Proyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local. Una ley que, es una “chapuza fruto de prejuicios e imposiciones foráneas” y una “tropelía”. Además –añadió-, “no resuelve los problemas de las entidades locales, sino que les da muchos más problemas y genera un problema a millones de ciudadanos”. “Sí a reforma local que actualice el mundo local; no a esta reforma”, ha firmado el portavoz, que ha denunciado que la ley supone un “ataque demoledor y destructor de la administración local”.

Zarrías ha explicado que el PP “ha perdido la oportunidad de buscar problemas y encontrar soluciones”, y por ello “miles de alcaldes le piden que rectifique, también los de la mayoría silenciosa de alcaldes del PP”. “Este proyecto ha recibido críticas brutales desde todos los ámbitos”, ha recordado el diputado, que ha criticado que el Gobierno haya optado por “la solución más tramposa: dar capotazo a los elementos conflictivos, dejar muchos  de ellos sin regular y crear problemas mayores de los que pretendían arreglar”. La ley, ha añadido, “ni clarifica competencias, ni evita duplicidades ni simplifica la estructura administrativa”. En este sentido, ha anunciado, irá el recurso que los socialistas presentarán ante el Tribunal Constitucional.

 Por otra parte, Zarrías ha criticado que el texto “abre de par en par los servicios sociales a la privatización”. De esta forma, “vacían los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, para privatizar los servicios”, y crear así “una estructura menos eficiente y menos eficaz”.

 El portavoz también ha calificado de “mentira” que el Gobierno se pueda ahorrar 8.000 millones de euros con la reforma, como pretende. “Los ayuntamientos han hecho los deberes en esta crisis”, ha recordado el diputado, y lo único que se pretende  es “desmantelar” los servicios públicos que prestan los ayuntamientos. “Esta ley no es algo que de repente aparece, sino que se trata de un paso más, consciente y deliberado, en el desmantelamiento del Estado del bienestar”, ha afirmado Zarrías, para concluir que tendrá a los socialistas “enfrente”.

“Creemos que hace falta una reforma local, pero no ésta”, que “aleja la administración del ciudadano”, que “privatiza en gran medida los servicios que los ciudadanos reciben” y “desmantela los servicios sociales”

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano consideró que reforma que emprende el PP está “contra todo y contra todos, imponiendo, una vez más, exclusivamente su criterio”.  “Creemos que hace falta una reforma local, pero no ésta”, que “aleja la administración del ciudadano”, que “privatiza en gran medida los servicios que los ciudadanos reciben” y “desmantela los servicios sociales”, afirmó.

Elena Valenciano y el secretario de Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, se reunieron hoy con diversos alcaldes socialistas -entre ellos, el vicepresidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero-  y otros colectivos contrarios a la reforma –como la Federación de Asociaciones de Gestores de Servicios Sociales- antes de asistir al debate de totalidad del proyecto de ley.

“Si algo debe ser objeto de consenso es la construcción de una reforma local”, ha señalado Valenciano, quien ha criticado que “el PP no ha escuchado a nadie” -ni a la oposición, ni a los alcaldes, ni a los vecinos, ni a las asociaciones, ni a los expertos, ni a los trabajadores sociales- y quiere imponer una ley que “va a ser nefasta para los vecinos de nuestros municipios y ciudades”. “Hay una manera distinta de abordar las reformas, para ahorrar y simplificar estructuras, pero sin restar derechos a los ciudadanos y a las ciudadanas”, ha asegurado Valenciano.

Por su parte, el vicepresidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado que “hoy es el día más negro del municipalismo español en la historia de la democracia”, porque “se va a empezar a consumar un grave atentado contra los ayuntamientos y los ciudadanos de nuestras ciudades y municipios”.

Esta Ley –aseguró- supone “un retroceso al siglo XIX”,  “una pérdida de calidad de los servicios municipales” y “un empeoramiento de lo que los ciudadanos reciben desde los ayuntamientos”.

Los ciudadanos –ha añadido- “van a tener servicios mucho peores, prestados desde la lejanía, y seguramente privatizados, por los que tendrán que pagar el doble y el triple del precio que tienen en este momento”. “No queremos esta reforma, queremos otra reforma, queremos la modernidad, pero queremos cada vez más cercanía y más capacidad para prestar servicios desde los ayuntamientos”, concluyó.

Finalmente, Rafael González, ha subrayado que más de siete millones de ciudadanos, especialmente los de los colectivos más vulnerables, se van a ver directamente perjudicados en los servicios que reciben de los ayuntamientos.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, destacó que la reforma local, que llega a las Cortes tras una larga "gestación" y retiradas de su articulado varias cuestiones que suscitaron gran polémica, como el coste estándar, ha admitido el ministro.

Al debate de esta ley asistieron como invitados un buen número de alcaldes de todo el país, entre ellos Ana Botella (Madrid), Rita Barberá (Valencia), Abel Caballero (Vigo) e Iñigo de la Serna (Santander), estos dos últimos, vicepresidente segundo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias.

La reforma local, un paso más para la privatización de los servicios sociales
Comentarios