viernes 18/6/21
ENRIQUE SEGURA

La insoportable levedad… de Cebrián

El Grupo Prisa y uno de sus líderes de cabecera, Juan Luis Cebrián, han dictado sentencia. Zapatero lo ha hecho fatal, debe irse ya y además tiene que convocar Congreso Extraordinario del PSOE.

En su línea habitual de querer “marcar la agenda política de España”, al igual que hacen otros colegas de la prensa como El Mundo, ABC o La Razón, pontifica sobre el bien y el mal, arrogándose el impulso de los nuevos movimientos sociales apelando a libros escritos no ahora sino hace 25 años y aboga al mismo tiempo por el Estado Federal, la Reforma de la Constitución y de “todo el sistema de representación política”. ¡Y todo en un solo artículo! Casi nada.

Modestia y humildad, no le faltan a una persona que ha pilotado, junto con otros, un gran grupo mediático sumido actualmente en una grave crisis financiera (algunos hablan de ruina total), que lleva fracasando en los últimos años iniciativa tras iniciativa, provocando despidos masivos de trabajadores, y firmando alianzas sorprendentes con fondos de inversión.

Arremete sin piedad contra la gestión de JLRZ y le indica el camino a seguir, cuando desde hace años le pusieron la proa, simplemente porque no hacía caso a sus desinteresados “consejos” y se le acusaba directamente de apoyar a otros grupos de comunicación.

Indudablemente el Gobierno y el partido que le sustenta no han realizado una buena política de comunicación. Han conseguido algo tan increíble como que ningún grupo mediático les apoye ni defienda con nitidez sus argumentos y posiciones. En el pecado lleva la penitencia.

Frente a la inmensa mayoría de los periódicos, radios y televisiones que apoyan descaradamente las opciones de la derecha más o menos extrema, nadie podrá decir que El País o Público, se comprometen en el apoyo a las medidas aprobadas por el Gobierno en los últimos años.

Ese “clima adverso” que JLC certifica en la sociedad no es ajeno a la falta de explicaciones, de pedagogía política y de serenidad en la toma de decisiones de la que han adolecido los sucesivos gobiernos de la última legislatura.

Pero eso, no es razón suficiente para concluir que “La pérdida de confianza en la gestión del actual Presidente es clamorosa dentro y fuera de España”. Busco las valoraciones o estudios que llevan a esa conclusión pero sólo encuentro referencias “científicas” de reuniones en las que ha participado con otros conferenciantes y jóvenes empresarios de las que concluye “un estado de opinión” universal y total. Se minimiza el peso de la crisis de los mercados financieros que afectan a los países europeos y amenaza con extenderse a nivel mundial.

Otra perla. “El deterioro preocupante del partido en el poder amenaza con desequilibrar el futuro inmediato de nuestras instituciones políticas”. ¿Por qué? ¿En que instituciones? No se citan.

Es de suponer que cualquier inestabilidad a partir de ahora en el Consejo General del Poder Judicial, en el Consejo de Estado, en la Corona, etc. etc., será responsabilidad de JLRZ o del “partido en el poder”, que según JLC está tan destrozado que sólo debe salir pitando del Gobierno Central (del resto ya le han apartado con los votos) porque ya no puede dar "ninguna de las soluciones que los ciudadanos reclaman”.

El artículo de JLC, clonado en el editorial de “El País”(se podían haber ahorrado uno de los dos) sostiene que JLRZ no ha cumplido el margen de confianza que ellos mismos le dieron en Marzo, cuando planteó que no se presentaría a la reelección, porque debía “culminar las reformas imprescindibles”.

 ¿Acaso le han dado el tiempo necesario para el diálogo, el consenso que tanto reclaman y la tramitación de las leyes correspondientes?

Sorprendentemente no informa que se ha aprobado la reforma de las pensiones, se está terminando el proceso de fusiones y capitalización de las cajas de ahorro y si no se ha aprobado la reforma laboral ha sido porque la patronal CEOE, animada por el PP después de su avance en las elecciones municipales, se ha negado a firmar acuerdos prácticamente cerrados con el Gobierno y los Sindicatos. No informa que el gobierno ha sacado adelante el techo del gasto para los presupuestos de 2012 y cuenta con el apoyo tácito o expreso de PNV, Coalición Canaria y Unión del Pueblo Navarro, entre otros, para la aprobación de los mismos.

¿Cuál es la reforma o las medidas que piden El País y JLC para “aconsejar” o “autorizar” al Presidente del Gobierno a que cumpla el calendario anunciado y agote la legislatura? Sería bueno que se expliciten.

Estos días se está poniendo en cuestión en Inglaterra, una forma de hacer periodismo.

En España, la neutralidad, la ecuanimidad, la información veraz, rigurosa y profesional claman por su ausencia.

Una de las reformas democráticas, también urgente, es la reforma de los medios de comunicación y la separación entre los intereses económicos y empresariales de sus propietarios y la independencia y profesionalidad de sus redactores, tertulianos y columnistas.

La insoportable levedad… de Cebrián
Comentarios