lunes 10/5/21
CALIFICA DE “INJUSTO” EL REVUELO MONTADO

Güemes opta por dimitir, pero, ¿y Lamela?...

…¿Y Beccaría, Burgueño, Cospedal? El escandaloso entramado del PP en torno a la sanidad pública pone en evidencia los intereses de algunos dirigentes de este partido en el proceso privatizador. Sin ir más lejos, otro exconsejero de Sanidad Manuel Lamela se ha convertido en uno de los principales beneficiarios de la decisión de Gobierno de Mariano Rajoy de suspender la atención sanitaria a los inmigrantes como presidente de MMD, una empresa dedicada al turismo sanitario de primer nivel, un cargo por el cobra comisiones de alrededor de 1,8 millones de euros.

Güemes lamenta que se haya "montado cierto revuelo en relación a este tema muy injustamente y muy injustificadamente

La presión social ha podido con el exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, que este martes anunció su dimisión como miembro del Consejo de Administración de Unilabs, empresa responsable de la gestión de los análisis clínicos de algunos hospitales públicos de Madrid.

En declaraciones a los medios, Güemes lamentó que se haya "montado cierto revuelo en relación a este tema muy injustamente y muy injustificadamente". En este sentido, insistió en que él cumple "holgadísimamente cualquier requisito de incompatibilidad" porque han pasado los dos años que se requieren.

Güemes explicó que su decisión se debe a que cree "haber perdido algo de libertad en la defensa" de sus ideas y de sus "profundas convicciones en apoyo a la colaboración público-privada". En este sentido, valoró que "difícilmente" puede defender esa colaboración público privada en todos los ámbitos de gobierno "y en particular en el ámbito sanitario". Así, indicó que defiende esta fórmula porque está "convencido de que contribuye a la sostenibilidad del sistema público sanitario" al que se ha referido como "uno de los pilares de la sociedad de igualdad de oportunidades".

"Creo haber obrado no solo respetando estrictamente la legalidad vigente sino también desde el punto de vista ético y como dicen algunos, estético", dijo. También quiso aclarar que Unilabs no ha tenido "ninguna relación" con la Comunidad de Madrid porque ésta "nunca contrató ningún servicio". "No puede interpretarse bajo ningún concepto que haya tenido algún trato de favor, ya que se presentó a un concurso público, precisamente para la gestión de un laboratorio, y lo perdió", ha señalado, aunque ha reconocido que se adjudicó a otra empresa, que posteriormente ha sido adquirido por Unilabs.

Efectivamente. Tal y como se explicó en estas mismas páginas, Güemes privatizó el servicios de análisis clínicos en su etapa de consejero creando el conocido como Laboratorio Central que hasta el momento había sido gestionado por BR Salud, compuesta por el grupo Balagué y Ribera Salud y que ahora pasa a manos de Unilabs.

La dimisión relámpago de Güemes contrasta con el silencio de otros compañeros de partido, como su antecesor en la consejería de Sanidad, Manuel Lamela, que entre otras funciones se ocupó de asediar y perseguir al doctor Luis Montes en el caso de las supuestas sedaciones irregulares en el hospital Severo Ochoa de Leganés, un asunto que acabó siendo sobreseído por los tribunales.

En la actualidad, Lamela disfruta de unos abultados emolumentos (1,8 millones de euros en comisiones) como máximo responsable de Madrid Medical destination MMD (que tiene entre sus socios a Capio), sociedad privada dedicada al turismo sanitario de primer nivel. El exconsejero se ha convertido en uno de los principales beneficiarios de la decisión de Rajoy de dejar sin cobertura sanitaria a los inmigrantes.

Otro caso es el del exministro de Sanidad José Manuel Beccaría, patrono de la fundación renal FRIAT, concertada con la sanidad pública; o el de Antonio Burgueño, actual director General de Hospitales de la Comunidad de Madrid y padre del jefe de la unidad de negocios de Ribera Salud, otra de las empresas, junto con Capio, que se reparten los procesos de privatización de la sanidad pública en España impulsados por el PP; o Rosario Cospedal, presidenta de Genómica, de la farmacéutica Zeltia, empresa patrocinadora de las empresas beneficiarias (IDIS).

Güemes opta por dimitir, pero, ¿y Lamela?...
Comentarios