lunes 21/6/21

Báñez dice que la reforma laboral funcionará a nivel general cuando la economía vuelva a crecer

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado que la reforma laboral, que está "demostrando que funciona en el sector exportador", también tendrá efectos positivos en la economía general una vez se recupere la "normalidad" y se vuelva al crecimiento. "Sin estar bien, estamos mucho mejor que el año pasado", ha añadido.

En su intervención ante la Comisión de Empleo del Congreso, donde ha hecho balance del primer año de aplicación de la reforma, Báñez ha explicado que el sector exportador está funcionando a modo de "laboratorio" de los efectos de la nueva normativa laboral, al ser uno de los sectores con "más crecimiento".

"Aunque nuestra economía está saliendo de la crisis todavía está en recesión, pero el sector exportador crea empleo. Si el modelo está funcionando para el sector exportador, que ha sabido aprovechar sus ventajas, cuando la economía recupere la normalidad las ventajas se extenderán a la economía general", ha asegurado.

Y, para conseguir ese objetivo, Báñez rechaza el "catastrofismo" de la oposición y se muestra convencida de que se podrán "superar las previsiones, incluso las del Gobierno", y cerrar el ejercicio con crecimiento del PIB. Además, según sus datos, gracias a la nueva normativa ya no habrá que crecer por encima del 2% para crear puestos de trabajo, sino que con la mitad de crecimiento del PIB será suficiente para que haya creación de empleo neto.

La reforma, ha añadido, también está cumpliendo sus otros objetivos pese a los problemas de crédito y recesión, ya que "ha conseguido contener el incremento del paro, reducir la destrucción de empleo, avanzar en la reducción de la dualidad del mercado laboral, mejorar la flexibilidad e incrementar la competitividad".

"Pero, sobre todo, ha conseguido superar esas visiones agoreras de quienes querían convertirla en la raíz de todos los males futuros de la economía española. Por eso hoy, sin estar bien, estamos mucho mejor que el año pasado. Pero también nos queda muchísimo por hacer. No es tiempo para complacencias, pero sí para la ilusión, el esfuerzo y el trabajo", ha añadido, recordando que "una sociedad avanzada no puede admitir como hecho inevitable unos niveles de paro como los de España".

Por eso, ha insistido en que "la reforma ya está hecha" y "el camino está marcado", asegurando explícitamente que el Gobierno no comparte "para nada" las recomendaciones del FMI de bajar salarios y recordando que los agentes sociales ya alcanzaron un pacto de rentas en enero que ha permitido "salvar muchos empleos y ganar competitividad".

En este sentido, ha negado que el Gobierno aplique una "estrategia estructural de rebaja salarial como mecanismo para ganar competitividad" sino que apuesta por "competir apoyando el capital humano y el talento, y produciendo bienes y servicios de gran calidad a precios más competitivos"

Tras lamentar que el Gobierno anterior se limitara a "adoptar tímidas medidas coyunturales sin afrontar los problemas de fondo" del mercado, Báñez ha defendido que la reforma ha incorporado "medidas con firmeza y responsabilidad para superar las rigideces del mercado de trabajo, reformar profunda, sistemática y equilibradamente todos sus frentes y crear una nueva cultura del empleo".

Y, tras un año de aplicación de estos cambios, el Ministerio hace ahora un "ejercicio voluntario inédito de análisis y transparencia riguroso, que pone de relieve los cambios que ya se observan" y que se verá completado con el informe que la OCDE publicará antes de final de año.

En cuanto a los datos, que Báñez ya avanzó a principios de agosto, apuntan a que la reforma laboral ha evitado la destrucción de 225.800 empleos pese a la recesión --aunque no ha atendido a la petición de la oposición de que explicara cómo se ha llegado a esa cifra-- y han permitido reducir del 17,8% al 5% el incremento del paro, que entre enero y julio de este año ha experimentado "el mayor descenso" desde 2004.

También se ha reducido la temporalidad desde el 25% del último trimestre de 2011 al 23,1% del pasado trimestre, a la par que se frenaba la caída de la contratación indefinida y se conseguía incrementar el número de contratos indefinidos iniciales a tiempo completo (+4,8%) y los parciales (+3,3%).

La reforma también ha incrementado las conversiones de contratos parciales a indefinidos un 8,3% interanual, frente a la caída del 6,7% del periodo anterior, ha dicho la ministra. "El contrato parcial también es empleo, pero trabajamos cada día para que sea una opción voluntaria y no forzada", ha dicho, destacando que los datos de contratación muestran "un cambio de tendencia".

Báñez también ha defendido que la reforma ha "facilitado" el acceso al empleo de los colectivos con más dificultades, sobre todo de los jóvenes, que han firmado un 22% más de contratos de formación y aprendizaje, que en el primer semestre de 2013 se ha usado un 64% más que en el mismo periodo de hace un año.

"Gracias a la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven más de 75.000 jóvenes han encontrado una oportunidad de empleo por cuenta propia o ajena", ha asegurado la ministra, subrayando que el paro juvenil se ha reducido de junio de 2012 a junio de 2013 en 28.940 personas, un 6,39% interanual.

La titular de Empleo ha destacado que también se ha reducido el absentismo laboral un 14% y que se han reducido del 19,5% al 16,5% las medidas colectivas de despido, al haberse "facilitado las suspensiones temporales o las reducciones de jornada en situaciones de dificultad". "El despido es la última opción, y el aumento de afectados por medidas temporales ha sido 23 puntos superior al de afectados por despidos", ha destacado.

En esta línea, durante el primer semestre de este ejercicio se ha reducido el número de trabajadores afectados por medidas colectivas de regulación de empleo (-15,1%), el número de empresas (-19%) y el número de procedimientos (-13,3%), mientras que las medidas de flexibilidad se han consensuado en un 93,5% de los casos.

Por eso, Báñez cree que su reforma laboral ha permitido "dinamizar la negociación colectiva" en lugar de acabar con ella como pronosticaban algunos "agoreros", y ha señalado que el fin de la ultraactividad, lejos de crear un vacío legal, ha servido de "resorte" para "resolver negociaciones que llevaban años paralizadas".

Por último, el balance de la reforma señala que los acuerdos de moderación salarial pactados por los agentes sociales han permitido "recuperar toda la competitividad perdida desde 2005" en términos de costes laborales unitarios frente a las principales economías, lo que ha permitido un incremento del 3,7% de la inversión extranjera en 2012 y la llegada de proyectos importantes como los de Ford, Renault o Nissan.

En cuanto a la lucha contra el fraude laboral y a la Seguridad Social, la ministra ha asegurado que ya está "dando resultados", y ha precisado que desde la puesta en marcha del actual plan han aflorado 130.512 empleos irregulares y ha permitido desmantelar tramas organizadas de empleos ficticios y detectar 65.000 altas falsas.

En total, desde el inicio de la legislatura este empeño del Ministerio de Empleo ha permitido un ahorro de 3.160 millones de euros, y Báñez se ha comprometido a seguir avanzando en esta vía, recordando que "lucha contra el fraude es responsabilidad de todos".

"Todo lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que queda por hacer persigue un único objetivo: devolver a los españoles la esperanza de que el paro no es una maldición con la que hemos de convivir siempre. Tenemos la obligación de cambiar el tiempo en q vivimos. Nos toca seguir trabajando duro, dejar atrás el pesimismo, y mirar al frente con decisión y coraje", ha concluido.

Báñez dice que la reforma laboral funcionará a nivel general cuando la economía vuelva...
Comentarios