jueves 6/5/21
Tras las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros

La subida de impuestos del Gobierno no será la última, advierte Gestha

Las nuevas medidas fiscales solo son un primer paso hacia más subidas impositivas durante la legislatura, avisan los Técnicos de Hacienda. 

montoro

Los Técnicos de Hacienda matizan que los ajustes en Sociedades no suponen una subida impositiva real

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) avisan de que las nuevas medidas fiscales aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros solo suponen un primer paso hacia más subidas fiscales durante la actual legislatura. Aunque respaldan el aumento impositivo de 5.150 millones, entienden que es solo una primera fase para reducir el déficit público, que inevitablemente tendrá su continuación el próximo año, a no ser que se refuerce realmente la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

En concreto, los Técnicos señalan que este primer paquete de medidas fiscales representa apenas un 9,5% de la recaudación diferencial de casi 54.000 millones que separan a España con la media ponderada de la Unión Europea. Sobre este diferencial, explican que España recauda por el IRPF 17.673 millones menos; 5.000 millones menos por las rentas del capital, 4.346 millones menos por el Impuesto sobre Sociedades, 512 millones menos por tabaco y alcohol y 247 millones menos por los diferentes impuestos medioambientales.

Cuadro 1. Diferencia recaudatoria de España respecto a la UE

cuadro

Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) a partir de los informes de Eurostat

En este sentido, aunque Gestha reconoce que estas medidas aumentarán la tributación de las grandes sociedades en 4.300 millones -lo que reducirá casi en su totalidad el diferencial de este impuesto con Europa-, resalta que no hay aumento de la carga impositiva, sino simplemente se difieren a los próximos años las posibilidades de compensar bases imponibles negativas y deducciones para evitar la doble imposición, con lo cual los 4.300 millones que ahora se ingresan, se dejarán de ingresar en el futuro. Por tanto, se trata de medidas de simplemente coyunturales para cumplir el objetivo de déficit, señala el colectivo

Desde el inicio de la crisis la recaudación por Sociedades se ha hundido un 55%, desde los 44.823 millones recaudados en 2007, lo que supone una pérdida acumulada de ingresos en los últimos ejercicios de 173.000 millones de euros.

Tabaco, alcohol y refrescos, medidas para fomentar hábitos saludables

Por otra parte, Gestha respalda la subida de 850 millones en los impuestos de tabaco y bebidas alcohólicas, ya que España que ocupa el lugar 21º en el ranking europeo con menor imposición, pues estas subidas suelen reducir el consumo y se relacionan con la mejora de la salud pública. Por lo tanto, este aumento de la recaudación se verá disminuido en el tiempo, al igual que sucederá con el nuevo impuesto sobre bebidas carbonatadas y azucaradas.

En el caso de los refrescos, España recoge así las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las que urgía a los países a gravar estas bebidas en beneficio de la salud de los ciudadanos. Por lo tanto, los Técnicos ven en estas medidas una forma de fomentar hábitos saludables entre la población, más que una manera de reducir el déficit.

En este paquete de medidas fiscales, los Técnicos destacan también la prórroga del Impuesto sobre el Patrimonio que permitirá a las comunidades autónomas recaudar 937 millones, si bien recuerdan que la Comunidad de Madrid pierde 660 millones anuales al no exigir este tributo a 15.532 madrileños que atesoran el 25,2% del patrimonio total de España. De ellos, 303 madrileños cuentan con un patrimonio superior a 30 millones, el 59,6% de los más acaudalados de España, que se ahorran 598.580 euros de media. Igualmente, unos 2.000 riojanos durante este año, al igual que en 2015, se beneficiarán de una bonificación general del 50%, ahorrando unos 6 millones de euros.

Plan contra el fraude

Gestha echa en falta concreción para lograr los 500 millones anunciados por el aumento en los resultados de la lucha contra el fraude llevada a cabo por la Agencia Tributaria Estatal (AEAT), así como siguen sin concretarse las medidas contra el fraude comprometidas en la investidura para lograr otros 1.000 millones.

Para Gestha es fundamental que se realice una reorganización del Ministerio de Hacienda, de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y de la AEAT con estructuras más horizontales y capacidad de decisión más compartida, el aumento de las responsabilidades de la plantilla con exigencia de su cumplimiento, así como la dotación de más medios a la AEAT ya que actualmente solo tiene un empleado por cada 1.928 contribuyentes, frente a países como Francia, donde hay uno para menos de la mitad de ciudadanos (860). En concreto, Gestha calcula que España necesita a medio plazo 26.718 nuevos funcionarios para combatir el fraude con plenas garantías, ya que actualmente el 80% de los efectivos de la AEAT se dedican a investigar a autónomos, pymes y trabajadores, lo que deja muy poco margen de actuación para luchar contra el fraude más sofisticado de las grandes fortunas, corporaciones empresariales y multinacionales.

El colectivo aplaude la limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros, medida que ha venido defendiendo desde 2004, pero avisa de que si bien obstaculizará el fraude fiscal, no lo eliminará. Gestha recuerda que la limitación de efectivo no es decisiva para erradicar el fraude cuando las dos partes que intervienen en una operación acuerdan sumergirla, aunque sí lo dificulta especialmente en las operaciones entre grandes empresas. Para el colectivo se trata de un segundo paso después de su aprobación a finales de 2012 tras la experiencia acumulada en 2014 y 2015 en los que se realizaron 10.850 controles de estos pagos en efectivo que terminaron en sanción en el 21% de los casos.

En esta línea, los Técnicos apuntan que el Gobierno también debe reducir notablemente el límite a los pagos en metálico permitido a los ciudadanos no residentes en España, que actualmente está en 15.000 euros. Aunque el objetivo para mantener esta cuantía es que los turistas extranjeros adinerados puedan adquirir en metálico artículos de lujo en España, Gestha señala que es un límite demasiado generoso, por lo que reducirlo no disuadiría a estos visitantes de realizar compras en nuestro país.

En cuanto a la remisión telemática de los registros de facturas del IVA que obligará a las grandes empresas a informar de forma automática a la AEAT de las transacciones realizadas, los Técnicos indican que no es una medida de lucha contra el fraude, sino una información que se podrá explotar en eventuales comprobaciones. Por otro lado, la decisión de impedir aplazar o fraccionar el IVA no es una medida de lucha contra el fraude, sino una manera de reducir el déficit por el efecto contable de anticipar cobros que restringe un derecho de los contribuyentes.

La subida de impuestos del Gobierno no será la última, advierte Gestha
Comentarios