martes 11/5/21

Cómo salir de una lista de morosos

Lo primero que tienes que comprender es que para salir de una lista de morosos como ASNEF, RAI o Experian, la alternativa fundamental pasa por pagar la deuda contraída.

ahorra

Lo primero que tienes que comprender es que para salir de una lista de morosos como ASNEF, RAI o Experian, la alternativa fundamental pasa por pagar la deuda contraída. En el caso de que lo necesites urgentemente y no dispongas de liquidez, puedes utilizar los créditos rápidos con ASNEF, que te permiten obtener dinero en poco tiempo aunque estés en un listado de morosos.

Tras saldar dicha deuda, lo normal es que el acreedor proceda a solicitar la eliminación de nuestros datos del registro y asunto arreglado.

La cuestión es que, en ocasiones, dicha eliminación no tiene lugar de la forma adecuada, o lo que es peor, nuestros datos son incluidos en un fichero de morosos de forma injustificada como, por ejemplo, cuando no tenemos ninguna deuda pendiente.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para que se pueda proceder a una inscripción legítima en los ficheros de morosos?

Para que un acreedor pueda proceder a la inscripción de los datos de su deudor en un registro de morosos, es imprescindible que la deuda cumpla con una serie de requisitos. Concretamente, debe tratarse de una deuda cierta, vencida, exigible y reclamada.

Esto significa que es necesario contar con un motivo que justifique la deuda –como un contrato-, el plazo para pagar dicha deuda debe haber vencido y, por supuesto, se haya procedido a realizar la correspondiente reclamación al deudor.

Desgraciadamente, hay casos en los que se procede a reclamar una deuda por un servicio que cancelaste previamente o que ni siquiera llegaste a contratar.

Como podrás imaginar, en esas circunstancias, la situación se complica un poco. No en vano, a lo largo de los últimos años, ha tenido lugar un aumento desproporcionado de prácticas abusivas, relacionadas con la inscripción irregular en los registros de morosos.

Es importante que conozcas dichas prácticas puesto que, si has sido víctima de ellas, la eliminación de tus datos del registro de morosos correspondiente debería tener lugar de una forma bastante rápida, siempre y cuando sepas cómo proceder.

¿Cuáles son las prácticas abusivas en la inclusión en las listas de morosos?

Inscripción de una deuda que aún está sujeta a discusión:

El hecho de que se haya procedido a reclamar una deuda no es justificación suficiente para proceder a la inclusión en un registro de morosos, máxime si está teniendo un procedimiento por parte de la administración de justicia, con el propósito de determinar la existencia y legitimidad de dicha deuda. El principio de duda te ampara mientras no se presente un justificante de la deuda contraída y ésta cumpla con los requisitos anteriormente indicados.

Inscripción con “saldo cero”:

El “saldo cero” era una antigua práctica, de acuerdo con la cual una persona podía seguir figurando en un fichero de morosos pese a haber liquidado completamente su deuda. Sencillamente, se procedía a incluir un epígrafe en el que se indicaba que el saldo de dicha deuda era cero.

La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) de 1999 acabó con esta práctica más que cuestionable, obligando a que se proceda al borrado de los datos, una vez la deuda haya quedado saldada.

Mantenimiento de la inscripción de una deuda con una antigüedad superior a 6 años:

De acuerdo con la legislación, aquellos datos personales ligados a una deuda que tenga una antigüedad de más de 6 años deben ser eliminados, con independencia de que dicha deuda haya sido saldada o no. Este tipo de problema suele darse en aquellos casos en los que determinadas empresas compran paquetes de deudas o “productos tóxicos” e incluyen los nombres de todos los deudores con independencia de las fechas en las que los impagos tuvieron lugar.

¿Cómo puedes salir de una lista de morosos?

Por iniciativa del acreedor

Tal y como hemos señalado al principio, cuando la deuda queda saldada, el acreedor debe comunicarlo al fichero y éste proceder al borrado de los datos.

Por tu propia iniciativa

Por otro lado, nada impide que tú te pongas en contacto con el fichero oportuno, para comunicarle que has abonado el importe adeudado, remitiendo un comprobante y solicitando la cancelación de tus datos personales. A esto se lo conoce como hacer uso de los derechos ARCO (Acceso, cancelación, rectificación y oposición).

Mediante reclamación a la AEPD

En aquellos casos en los que no se eliminan nuestros datos del fichero correspondiente o éstos han sido incluidos sin una debida y legítima justificación, el procedimiento más eficaz suele ser acudir a la AEPD (Asociación Española de Protección de Datos).

Este organismo es la entidad oficial competente para resolver aquellas controversias que afecten a la protección de los datos personales; es decir, aquellos casos en los que tu nombre, domicilio, etc. hayan sido publicados o compartidos con terceras personas.

Procede a elaborar un escrito con tus datos identificativos, así como una descripción detallada de los hechos que te afectan y la petición que estimes oportuna. Por lo general, dicha petición consistirá en la eliminación de tus datos del fichero en el que figuren.

Incluye toda la documentación de la que dispongas y que resulte relevante para acreditar que:

  • Has saldado tu deuda.
  • O bien, dicha deuda no está adecuadamente justificada, ya sea porque nunca existió una relación contractual o acuerdo de ningún tipo con el supuesto acreedor, o porque la deuda no cumple con los requisitos que te hemos explicado en anteriores apartados.

La AEPD iniciará un procedimiento para comprobar si, efectivamente, se han vulnerado tus derechos y exigir el borrado pertinente del registro de morosos en los que figures. Esta entidad también está legitimada para imponer sanciones contra quienes hayan vulnerado tus derechos.

Además, si se ha llegado a producir un perjuicio económico que seas capaz de probar y cuantificar ante un tribunal, es posible que puedas conseguir una indemnización. Para ello, no obstante, será necesario que procedas a interponer una demanda e iniciar un procedimiento judicial.

Si consideras que tu nombre o el de tu empresa no debería figurar en un registro de morosos, comprueba los requisitos que te hemos expuesto a lo largo de este artículo e inicia los trámites correspondientes.

La inclusión en este tipo de ficheros puede tener consecuencias desastrosas, tanto a la hora de obtener financiación por parte de las entidades bancarias, o para trámites más sencillos como, por ejemplo, la portabilidad de una línea telefónica.

Cómo salir de una lista de morosos
Comentarios