viernes 16/4/21

Los ayuntamientos pagarán sus deudas

El Gobierno ultima medidas para reducir la morosidad de los entes locales. Vegara culpa de la desviación del déficit a las comunidades y consistorios.
AGENCIAS | 24.2.2009

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, aseguró hoy que el Gobierno está estudiando la manera de reducir el endeudamiento de los ayuntamientos con algunas empresas y adelantó que la puesta en marcha de las medidas llegará "en un plazo breve".

"La naturaleza no es tan sencilla como se plantea", señaló Ocaña, quien admitió que existe este problema, pero rechazó que tenga la magnitud que le achacan algunos grupos de opinión. "Hay complejidad, más de lo que se quiere ver a veces", añadió.

El gasto es el camino

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró hoy que una bajada de impuestos como propone el PP provocaría "el mismo déficit" que el incremento del gasto público, a lo que añadió que "hay argumentos técnicos muy potentes para decir que encima el multiplicador sería mayor".

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Vegara volvió a defender que en el actual momento de debilidad de la demanda y de incremento "súbito" del ahorro, recurrir al gasto público es lo más adecuado.

El déficit público alcanzó los 41.874 millones al cierre del pasado ejercicio, lo que equivale al 3,82% del PIB y supera en cuatro décimas lo previsto por el Ejecutivo en la última revisión del cuadro macroeconómico.

Vegara aseguró que la desviación del déficit público respecto a las previsiones oficiales se debe a la dificultad para calcular el impacto de los saldos de las administraciones autonómicas y locales.

Por partes, el déficit del Estado se situó en el 2,74 por ciento del PIB, mientras que el de las comunidades autónomas alcanzó el 1,45 por ciento y el de las corporaciones locales, el 0,39 por ciento. En cambio, la Seguridad Social registró un superávit del 0,76 por ciento, permitiendo así compensar en parte la cifra final.

Un "fracaso clamoroso" para Rajoy

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, vinculó hoy el dato del incremento del déficit público --hasta el 3,8% del PIB el pasado año-- con el "fracaso clamoroso" de la política económica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, al que pidió "que deje irse" al vicepresidente económico, Pedro Solbes.

Según Rajoy, en el actual contexto de crisis económica, "España no necesita timoratos", sino "personas con agallas, determinación y empuje, para afrontar la crisis".

Los ayuntamientos pagarán sus deudas
Comentarios