lunes 19/4/21
SEGÚN EL CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (CES)

La falta de acuerdo sobre los convenios no pone a España en riesgo

El CES defiende el actual sistema de fijación de salarios mientras que Bruselas aconseja al Gobierno impulsar una segunda reforma laboral y bajar cotizaciones.

Dos visiones muy distintas confluyeron hoy en torno al problema del mercado laboral español. Por un lado, la del Consejo Económico y Social, el órgano consultivo cuyo presidente, Marcos Peña, resaltó el buen funcionamiento del sistema de fijación de salarios. Y por otro la de la Comisión Europea (CE), el Ejecutivo europeo que lanzó un duro programa de recomendaciones al Gobierno español, que incluye el fin de las cláusulas salariales y una segunda reforma laboral.

El CES resalta que los salarios crecieron menos que la productividad de las empresas en 2010Durante la presentación de la 'Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de España 2010', el presidente del CES afirmó que el fracaso de las negociaciones entre patronal y sindicatos para la reforma de la negociación colectiva no pone a España "al borde del precipio", aunque admitió que un acuerdo habría sido lo aconsejable para garantizar su mejor aplicación.

Por otro lado, Peña defendió el actual sistema de fijación salarial y recordó que el Acuerdo Interconfederal sobre Negociación Colectiva vigente ha propiciado en 2010 una "moderación salarial significativa en un periodo marcado por el repunte del IPC".

Así, la memoria del CES destaca que el incremento salarial medio pactado en los convenios de 2010, del 2,17%, se situó ligeramente por debajo el incremento pactado en 2009, del 2,25%.

Además, apunta que la remuneración de los asalariados descendió un 1,5% en 2010 con respecto a 2009, dando lugar al segundo año consecutivo de caída, aunque a ritmo más moderado que en el año anterior, cuando el descenso fue del 2,7%.

Asimismo, precisa el CES, si bien la remuneración real media aumentó un 0,64%, ese incremento fue neutralizado por un crecimiento superior de la productividad, del 2,25%.

En este contexto, las empresas mejoraron sus cuentas de resultados un 4,2%, si bien a un ritmo inferior al 53,9% de 2009. Esas mejoras, explica la institución, estuvieron relacionadas con la disminución de los gastos de personal, por segundo año consecutivo, "lo que resulta imputable tanto al mal comportamiento del empleo durante 2010, como a la moderación del crecimiento de las remuneraciones salariales".

Bruselas pide a España reducir las cotizaciones sociales

La CE recomienda a España aprobar la reforma de la negociación colectivaPor su parte, la Comisión Europea formuló este martes sus recomendaciones de cara a la elaboración de las cuentas públicas del año que viene y a la actualización del programa nacional de reformas. Estos consejos constituyen una de las medidas decididas por la UE los últimos meses para mejorar la coordinación económica entre los Gobiernos y prevenir futuras crisis. La cumbre de líderes europeos tiene previsto aprobar las recomendaciones los próximos 23 y 24 de junio.En su programa, Bruselas ha pedido a España que reduzca las cotizaciones sociales de los trabajadores para disminuir los costes salariales, y que compense la reducción de ingresos con aumentos del IVA y de los impuestos sobre la energía.

El Ejecutivo comunitario ha reclamado además al Gobierno aprobar la reforma de la negociación colectiva y modificar las cláusulas de revisión salarial "para garantizar que el crecimiento de los salarios refleje mejor la evolución de la productividad, así como las condiciones a nivel local y de la empresa".

Bruselas pide también a España que evalúe el impacto de la reforma laboral aprobada en diciembre de 2010 y que, si los resultados son negativos, haga más reformas en el mercado de trabajo para reducir la temporalidad y mejorar el acceso de los jóvenes.

En materia de consolidación fiscal, la Comisión recomienda a España que adopte más medidas de ajuste en 2011 y 2012 si las previsiones económicas del Gobierno no se cumplen para garantizar que se respeten los objetivos de déficit. Bruselas vaticina que la economía española crecerá este año sólo un 0,8% y un 1,5% en 2012, frente al 1,3% y el 2,3% que espera el Gobierno.

España debe también "garantizar que se cumplan los objetivos de déficit en todos los niveles de gobierno, aplicando estrictamente los mecanismos de control del déficit y de la deuda para las comunidades autónomas". El Ejecutivo comunitario reclama también que se adopte tanto a nivel nacional como en las comunidades autónomas una regla que limite el aumento del gasto por debajo del crecimiento del PIB.

La falta de acuerdo sobre los convenios no pone a España en riesgo
Comentarios