lunes 12/4/21

CiU vuelve a la carga contra el Impuesto de Sucesiones

Convergencia i Unió no se da por vencida. Ya lo intentó el pasado mes de mayo y no lo consiguió por un solo voto. Ahora, quiere reabrir el debate aprovechando el que ya hay planteado sobre la reforma fiscal que estudia el Gobierno. Entretanto, la subida del IVA sigue levantando ampollas por el efecto que pueda tener sobre el consumo.
> Lara propone bajar impuestos al 65% de contribuyentes
NUEVATRIBUNA.ES 13.9.2009

En medio de la polémica sobre las subidas fiscales que prepara el Gobierno, el grupo parlamentario de CiU llevará este martes al Pleno del Congreso de los Diputados una proposición de ley en la que plantea la supresión a partir del ejercicio 2010 del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para los familiares directos.

El portavoz parlamentario de la federación, Josep Sánchez Llibre, ha señalado que "sería una muy buena noticia" que esta iniciativa prosperase justo cuando "se ve" que los incrementos fiscales que plantea Zapatero "van en contra del ahorro" y apuntan directamente "a las ya muy mal paradas economías" de la clase media. Sánchez Llibre ha recordado que CiU ya ha trasladado al Gobierno su rechazo frontal a cualquier aumento de los tributos y que condiciona su postura sobre a los Presupuestos Generales del Estado del próximo año a esta cuestión. "No es el momento", aseveró.

El diputado catalán ve "incompatibles" los posibles incrementos con la generación de empleo, y contrasta con la alternativa que plantea esta formación de austeridad del gasto público e incentivos a la actividad económica. A su juicio, el de Sucesiones y Donaciones es un impuesto de carácter "confiscatorio" que grava básicamente a las clases medias "que han ahorrado durante toda la vida y han tributado por este ahorro" y que, en el momento de su fallecimiento, obliga a sus herederos "a volver a pagar".

Entre las razones que aduce para la supresión de este impuesto, figura la de conseguir que exista un "equilibrio fiscal" en todo el territorio español y no se produzcan "deslocalizaciones de patrimonios" de unas comunidades autónomas que lo tienen, como Cataluña, a otras que lo han bonificado, como Madrid.

LOS TÉCNICOS HACEN SUS CÁLCULOS

A pesar de las críticas, todo parece indicar que el Ejecutivo está decidido a sacar adelante las subidas. El pasado viernes, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, al término del Consejo de Ministros, indicó que la subida de los impuestos indirectos es lo que menos distorsiona la actividad económica y, en este sentido, recordó que la propia CEOE ha solicitado este incremento: "Hay hasta tratados de quien dice que toda la imposición debería ser indirecta, dependiendo de cómo se graven los productos de primera necesidad, pero nosotros pensamos que no tiene mucho sentido en un sistema fiscal complejo, examinar una figura fiscal (impuestos indirectos) separada del resto. Es el conjunto del sistema el que debe ser equitativo y solidario".

Para el Colectivo de Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (Gestha), la subida de un punto del IVA y del 10% de los impuestos especiales que gravan el tabaco, el alcohol, los hidrocarburos y la electricidad permitiría recaudar al Estado 6.340 millones de euros más.

Todos estos cálculos hay que tomarlos con cautela ya que aunque el Gobierno haya confirmado que está trabajando en la subida de los impuestos indirectos (IVA e impuestos especiales), aún no ha concretado cuáles subirán y en qué porcentaje. De momento, lo único que se conoce es que la subida impositiva alcanzará los 15.000 millones de euros (el 1,5% del PIB) y que, además de tocar la imposición indirecta, previsiblemente se eliminará la deducción de 400 euros en el IRPF, que permitiría ingresar unos 5.000 millones más, y se elevará la tributación de las rentas del capital y de las plusvalías.

Hasta que se conozcan más detalles, Gestha ha estimado, teniendo en cuenta que el consumo se mantenga estable en los niveles de 2008 --último año con datos de recaudación--, que subir un punto el IVA permitiría recaudar 4.360 millones de euros más, mientras que una subida del 10% de los impuestos especiales aportaría a la Hacienda Pública 1.981 millones adicionales. Además, esta subida de los impuestos que gravan el consumo de alcohol, tabaco e hidrocarburos se sumaría a la aprobada el pasado mes de junio --en este caso se limitó a tabaco y gasolinas--, que aportó 2.300 millones de ingresos a las arcas del Estado.

Desde Gestha, se muestran favorables a un aumento de los tipos de los impuestos especiales para retraer el consumo de productos como el alcohol y el tabaco por sus repercusiones en el gasto sanitario, y también de los hidrocarburos, cuyas emisiones dañan el medio ambiente. En cambio, los técnicos de Hacienda se oponen a un aumento de los tipos del IVA porque hasta julio de 2009, la recaudación total de los impuestos gestionados por la Agencia Tributaria ha caído un 21%, particularmente por el desplome de la recaudación por IVA, que se ha recortado un 36,1% por el fuerte descenso del consumo de los ciudadanos.

MEDIDA "REGRESIVA"

Precisamente, Facua-Consumidores en Acción ha rechazado la posible subida generalizada de los impuestos que gravan el consumo como principal receta de la necesaria reforma fiscal para mantener las políticas sociales al tratarse de una medida "regresiva" que perjudicaría más a las rentas menores. En un comunicado, la asociación de consumidores considera que para sufragar las políticas sociales "es necesario subir determinados impuestos", pero demanda al Gobierno que "busque fórmulas realmente solidarias, que afecten especialmente a las rentas más altas y a las empresas con mayores beneficios".

Así, Facua plantea que en lugar de una subida generalizada, debe estudiarse la creación de un IVA más elevado que el general para determinados productos que distan mucho de ser de primera necesidad, como de hecho existe un IVA reducido y otro superreducido atendiendo a criterios sociales. Además, advierte que el efecto positivo que una subida de los impuestos indirectos tendría sobre los ingresos a la Hacienda Pública no puede suponer una justificación sin más, "por lo que deben buscarse alternativas con resultados más justos y equitativos".





CiU vuelve a la carga contra el Impuesto de Sucesiones
Comentarios