lunes 21/6/21
LA OPOSICIÓN LE REPROCHA SU “EXCESIVO OPTIMISMO”

Guindos reedita una nueva versión de los ‘brotes verdes’ durante su comparecencia en el Congreso

La oposición en bloque critica al ministro de Economía pasar por alto los problemas reales de la economía española centrándose solo en los datos macroeconómicos durante su comparecencia en el Congreso.

Las formaciones de la oposición en el Congreso han reprochado este lunes al ministro de Economía, Luis de Guindos, el "excesivo optimismo" que ha destilado durante su comparecencia sobre la coyuntura económica, en la que se ha mostrado convencido de que España ya está saliendo de la crisis y ha entrado en periodo de recuperación "frágil" pero prometedor.

En la Comisión de Economía de la Cámara Baja, el portavoz del ramo del PSOE, Valeriano Gómez, ha criticado al ministro por "decir que el inmenso sufrimiento de la sociedad ha sido la receta acertada". "¿Recuperación? No, hemos salido de la recesión, pero falta una enormidad para volver incluso a los niveles del inicio de la legislatura", ha añadido, refiriéndose sobre todo al paro, la deuda pública o las desigualdades.

El portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y diputado de IU, Alberto Garzón, ha considerado "excesivo" el optimismo del Gobierno ante un crecimiento del 0,3%. "Me deja patidifuso", ha espetado al ministro, tras considerar que no se puede hablar de buenas noticias por una subida cuantitativa del PIB, sino que hay que analizar los fundamentos de dicho crecimiento.

Desde UPyD, el portavoz económico, Álvaro Anchuelo, ha reconocido que hay algunos elementos "positivos" en la economía, tal y como dice el Gobierno, aunque ha recordado al ministro que también hay otros negativos que el Ejecutivo pasa por alto, como el alto nivel de desempleo, la precariedad del nuevo trabajo, el coste del saneamiento del sistema financiero, el problema de las preferentes, la corrupción, el "enorme esfuerzo fiscal" que se ha pedido a los ciudadanos o la inestabilidad nacional, entre otras cosas.

El portavoz económico de Amaiur, Rafael Larreina, ha asegurado que las medidas financieras y la actuación del BCE son los que están detrás de la mejora económica del último tramo del año, ya que las reformas del Ejecutivo sólo han generado una disociación entre el ámbito financiero y la economía real.

Igualmente, la portavoz de CC-NC, Ana Oramas, ha considerado "difícil" pensar que la recuperación de la que habla el Gobierno trascienda "mucho más allá" de las empresas que cotizan en el Ibex 35. A su parecer, el discurso de De Guindos ha sido "decepcionante y poco realista", puesto que la situación sigue siendo "insostenible y dramática".

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, coincide con el ministro en que algunos indicadores económicos permiten cierto "optimismo" a nivel global, aunque ha reconocido que esa mejoría se circunscribe sobre todo a la economía "especulativa" y no a la economía real, que sigue sufriendo por la falta de crédito y, sobre todo, por la destrucción de puestos de trabajo.

SE ESCUDA EN INDICADORES MACROECONÓMICOS

Entre otras cosas, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado que el PIB creció un 0,3% durante el cuarto trimestre de 2013, con lo que se confirma que el país está ya "ante una recuperación, aún frágil pero que es, por fin, recuperación". El titular de Economía ha recordado que ya hace unos meses que los indicadores macroeconómicos apuntaban a un cambio de tendencia. "Entonces era una previsión. Hoy es una realidad", ha apostillado.

De la misma forma, Guindos ha señalado que el empleo empezó a mostrar síntomas de "estabilización y ligera mejoría" a lo largo del año pasado, lo que permitió cerrar el ejercicio con menos parados de lo previsto inicialmente en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA), algo que no ha ocurrido desde el inicio de la crisis. El entorno más favorable del mercado de trabajo, tal y como ha explicado el ministro, se prolongará a lo largo de 2014, lo que permite anticipar que la creación neta de empleo se producirá ya en la primera mitad del ejercicio, tanto en términos en EPA como en Contabilidad Nacional.

El titular de la cartera de Economía ha asegurado que esta mejora del entorno laboral llevará al Gobierno a mejorar las previsiones de empleo contenidas en el último cuadro macroeconómico y a rebajar la tasa del paro desde el 25,9% previsto inicialmente al entorno del 25% o "ligeramente por debajo".

Guindos se ha referido también a la mejora de otros indicadores además del PIB y el empleo, como la consolidación de las cuentas públicas, que ha permitido generar más confianza en la economía española, aunque se haya hecho de forma "gradual y equilibrada" para que sea sostenible con el crecimiento.

De la misma forma, ha resaltado la "fuerte moderación" de los precios, que ha favorecido el consumo privado y el aumento de la competitividad; la corrección del endeudamiento privado, que ha pasado del entorno del 230% del año 2010 al entorno del 200%; la corrección del déficit exterior; y el importante ajuste de los precios de la vivienda, que han caído de media un 30% desde su nivel más alto y que, en algunos segmentos, "puede haber tocado fondo".

Igualmente, ha resaltado la ganancia de competitividad que ha supuesto la moderación de los costes laborales unitarios, que además se ha producido de forma estructural, así como la recuperación del sector exterior, que seguirá siendo el motor del crecimiento de la economía española, aunque la demanda interna se irá consolidando de forma progresiva. De hecho, Guindos ha dicho que las exportaciones crecerán un 6% este año en términos reales, prácticamente como en 2013.

También ha asegurado que la economía se percibe de otra manera, tal y como prueba la recuperación de la confianza de los inversores internacionales en el sector financiero y en la economía real, con el regreso de los flujos de inversión extranjera --con una inversión en deuda de 26.000 millones sólo en noviembre-- o el hecho de que el Tesoro haya reducido su coste de emisión en 2013. De hecho, ha recordado que la moderación de costes ha permitido un ahorro de 8.800 millones sobre la cantidad presupuestada para financiar el pago de intereses y que el organismo ha sido capaz de reabrir instrumentos y plazos cerrados por la crisis de deuda soberana.

Guindos reedita una nueva versión de los ‘brotes verdes’ durante su comparecencia en el...
Comentarios