lunes 21/6/21
ACUERDO DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Los salarios, principal escollo en las negociaciones entre patronal y sindicatos

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, advierte de que si los agentes sociales no firman el pacto salarial antes de febrero, "llegará tarde".

toxo

"Hay una oferta de acuerdo a tres años para consolidar el crecimiento de los salarios sin encorsetarse; no soy partidario de una cifra, pero debe haber una garantía de que van a crecer los salarios"

Ignacio Fernández Toxo confía en lograr un acuerdo con los empresarios sobre la negociación colectiva antes de que finalice enero. Así lo manifestó en un desayuno informativo en Madrid organizado por ‘Fórum Europa’. Según avanzó el secretario general de CCOO, las negociaciones siguen su curso –“progresa adecuadamente”, ironizó-, por ello espera que en las próximas semanas se rubrique un pacto entre la patronal y los sindicatos para renovar el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

El pacto salarial sigue siendo el principal escollo de negociación. Los sindicatos apuestan por la revalorización salarial. En este momento "definitorio", Toxo cree que "tiene que haber un componente salarial potente y distinto" al pactado hasta ahora. "Hay una oferta de acuerdo a tres años para consolidar el crecimiento de los salarios sin encorsetarse; no soy partidario de una cifra, pero debe haber una garantía de que van a crecer los salarios", ha dicho, al tiempo que ha advertido de que si no se solucionan los escollos antes de que acabe enero, el acuerdo "llegará tarde".

Preguntado también por estas cuestiones, el vicepresidente primero de CEOE y presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha señalado a la salida del acto en respuesta a los medios que la fecha límite del 31 de enero para cerrar un acuerdo es "orientativa" y que la apuesta de la patronal sigue siendo por la "moderación salarial".

El líder de CCOO ha enviado también un mensaje al Gobierno. Según ha dicho, el Ejecutivo debería haber enviado una "señal potente" para el aumento de los salarios incrementando más del 0,5% el salario mínimo interprofesional (SMI) para 2015.

Según ha desvelado, en una conversación con un miembro del Gobierno, supo que la tesis del Gobierno es que si los salarios comienzan a crecer en estos momentos, derivarán en consumo en el exterior no en demanda interna, lo que agravaría desequilibrios como la balanza comercial. Al respecto, ha dicho que "los parados, los pensionistas...no compran coches BMW" y que una subida de salarios mejorará su "consumo de subsistencia".

Toxo también ha pedido que "dejar el Estatuto de los Trabajadores en paz", en favor del diálogo social y dejando trabajar a las partes con las herramientas de la negociación colectiva. No obstante ha reconocido que “hay que corregir algunos desaguisados” derivados principalmente de la reforma laboral aprobada por el Gobierno.

Toxo ha asegurado que, en contra de las valoraciones del Gobierno, "la cosa no pinta tan bien para el empleo", ya que se está produciendo "una pérdida evidente de calidad".

Así, ha señalado que de vuelta de la "noche de la dictadura", ha vuelto la realidad de "los pobres con empleo". "Ser joven, ser mujer o tener un contrato precario es lo que determina fundamentalmente la pertenencia a ese grupo", ha precisado.

Al desayuno informativo han asistido, entre otros, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el secretario general de UGT, Cándido Méndez; y el diputado de Izquierad Plural, Joan Coscubiela, encargado de presentar al líder sindical. 

Los salarios, principal escollo en las negociaciones entre patronal y sindicatos
Comentarios