jueves 17/6/21
EL 60 DE LA PLANTILLA SECUNDó AYER LA HUELGA

Huelga en el Grupo Tragsa para exigir la readmisión de los 555 despedidos

El ERE ha afectado a 555 personas, lo que supone un 41,54% de los despidos previstos inicialmente por el Grupo Tragsa.

descarga

“La paralización del expediente ha sido solo un primer paso y que la readmisión de los hombres y mujeres que han perdido su empleo es de justicia”

Más del 60 de la plantilla del grupo Tragsa secundó el martes la huelga convocada por CCOO y el resto de sindicatos con presencia en la empresa pública. Al mediodía, unas 1.500 personas llegadas de toda la geografía española se concentraron en Madrid, ante la sede del PP en la calle Génova, para exigir la readmisión de los despedidos del Grupo Tragsa. El ERE ha afectado a 555 personas, lo que supone un 41,54% de los despidos previstos inicialmente por el Grupo Tragsa y que, según ha defendido CCOO desde un primer momento, son innecesarios, máxime cuando la empresa está ofertando los mismos puestos de trabajo que ha eliminado con el ajuste de plantilla.

Los despidos se comenzaron a ejecutar el pasado 30 de diciembre "con nocturnidad y alevosía", mediante el envío de un burofax, dejando en la calle a trabajadores con una antigüedad de hasta 25 años en la empresa. Sin embargo, el pasado jueves 21 de enero, fruto de las movilizaciones de los trabajadores y sus sindicatos la empresa anunció la paralización del ERE mediante una carta en la intranet del grupo empresarial. Un primer paso al que debe seguir la readmisión de los trabajadores despedidos y la apertura inmediata de una mesa de diálogo con la representación legal de los trabajadores para negociar un plan dirigido a salvaguardar e incluso incrementar el empleo en Tragsa y Tragsatec; aumentar la capacidad de producción de ambas empresas y mejorar la eficiencia organizativa del grupo.

tragsatec_mayo_ugt_despidos

La empresa cerró 2015 con 3,5 millones de beneficios, ha contratado a 1.200 eventuales en el último año y ha aumentado el 60% de su producción

CCOO siempre ha defendido que el ERE del Grupo Tragsa no estaba justificado. El ERE se presentó en 2013, fue inicialmente anulado por la Audiencia Nacional y posteriormente autorizado por el Tribunal Supremo. En el momento de la aplicación las condiciones no son las mismas que cuando se presentó. La empresa cerró 2015 con 3,5 millones de beneficios, ha contratado a 1.200 eventuales en el último año y ha aumentado el 60% de su producción. Además, el Grupo Tragsa cuenta con unas reservas voluntarias de 261 millones de euros, y tiene pendientes de cobro 467 millones de euros que le adeudan distintas administraciones públicas.

Vicente Sánchez, secretario general de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO, ha señalado que "nuestra intención es seguir negociado con la empresa para que se aplique el plan de viabilidad y se respete el empleo en la empresa pública". “La paralización del expediente ha sido solo un primer paso y que la readmisión de los hombres y mujeres que han perdido su empleo es de justicia”.

Huelga en el Grupo Tragsa para exigir la readmisión de los 555 despedidos
Comentarios