domingo 16/5/21
ANTE LOS RECORTES EN FINANCIACIÓN Y EMPLEO

Los sindicatos cifran en un 80% el seguimiento de los paros convocados en Correos

30.000 personas exigen en la calle soluciones para la empresa pública.

correos

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre han valorado la jornada del 7-J como un "éxito rotundo e indiscutible que evidencia el rechazo de los trabajadores y trabajadoras de Correos ante los constantes recortes en financiación, empleo y precarización de derechos".

Así lo manifiesta la Federación de Servicios Públicos de UGT en un comunicado donde informa de que el seguimiento de los paros convocados ha alcanzado al 80% de la plantilla, cerca de 30.000 trabajadores.

Los recortes presupuestarios han supuesto 180 millones de euros en 2017 y 2018, alcanzando un déficit de 225 millones de euros y destruyendo 15.000 empleos. A eso se suma la congelación del Convenio Colectivo y Acuerdo desde hace más de cuatro años.

José Manuel Sayagues, secretario del Sector Postal de UGT ha manifestado que “los trabajadores postales han mostrado, con su apoyo a las movilizaciones, su determinación de reclamar la atención de los poderes públicos sobre la situación del Servicio Público Postal y de su prestador, Correos. Esperamos que el nuevo Gobierno esté a la altura y escuche a unos trabajadores que exigen un reconocimiento a su esfuerzo, después de sufrir una etapa inaceptable de recortes salariales y de derechos, además de soportar, en paralelo, el impacto demoledor de una reduccion y precarizacón del empleo sin precedentes".

El dirigente de UGT se ha mostrado contundente al asegurar que “UGT está convencida de que el Servicio Público Postal tiene futuro, le pese a quien le pese, y se puede demostrar. Sería un grave error que el nuevo Ejecutivo no sea capaz de escuchar y restaurar la confianza en un servicio público que, entre otras cosas, sirve a la tarea de cohesionar política, social y económicamente el país”, ha señalado.

Para el sindicato, la "masiva participación" de los trabajadores de Correos "pone de manifiesto el rechazo ante el proceso de pérdida salarial, precarización de empleo que venimos soportando desde hace años: temporalidad y eventualidad (35% de la plantilla existente), minijobs (22% de la plantilla actual), sobrecargas de trabajo y deterioro de la salud laboral". 

El 7-J ha sido el punto de inicio de un calendario de movilización que se mantendrá en los próximos meses con el objetivo de "recuperar empleo, salario y derechos".

La movilización continuará en junio con concentraciones autonómicas y se intensificará con tres huelgas generales a finales de año. 

Los sindicatos cifran en un 80% el seguimiento de los paros convocados en Correos
Comentarios