martes 18/5/21
COINCIDEN EN LA INSUFICIENCIA DE LA LEY CONCURSAL

Autónomos reclaman la dación en pago para los deudores insolventes y no culpables

Los representantes de UATAE y UPyD han mantenido una reunión para establecer un diálogo sobre la situación actual de los autónomos y emprendedores.

atotunom

Coinciden en la insuficiencia de la modificación de la ley concursal y acercaron posturas sobre la necesidad de una reforma específica para los autónomos

Los representantes de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores, UATAE, María José Landaburu y Manuel Arribas han mantenido una reunión con el portavoz parlamentario de economía de UPyD, Álvaro Anchuelo para establecer un diálogo sobre la situación actual de los autónomos y emprendedores, principalmente, en cuanto a las recientes modificaciones que se han realizado en la Ley Concursal.

En este encuentro, ambas organizaciones coinciden en la insuficiencia de la modificación de la ley concursal y acercaron posturas sobre la necesidad de una reforma específica para los autónomos, propiamente dichos, en la mencionada Ley, sobre todo teniendo en cuenta que, el 98% de los concursos, terminan en liquidación. Y es que reconocen que, aunque la normativa flexibiliza, entre otros, los plazos temporales, las cuantías de las quitas o los porcentajes de aprobación de los acuerdos, “no prevé actuaciones específicas para los autónomos”, de manera que su situación no cambiara sustancialmente con esta reforma.

Recuerdan que el concepto de “segunda oportunidad” que trajo consigo la Ley de Emprendedores “no ha funcionado” y, aseguran que “esta configuración legal está muy lejos de la que poseen la mayoría de los países de nuestro entorno como Portugal, Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Noruega o Estados Unidos que han legislado la segunda oportunidad” o “fresh starts” que tiene efectos “sobre el conjunto de los operadores económicos, haciendo que, por un lado, los créditos inicialmente incobrables puedan alcanzar efectividad, y por otro, incentivando y estimulando la actividad económica”. Sin embargo, en nuestro país -insisten- “las tasas judiciales, los honorarios de los distintos profesionales y el umbral mínimo de pasivo satisfecho que se exige para lograr la exoneración o fresh starts es muy alto”.

Esta situación “dejará fuera del ámbito de protección de la norma a muchos deudores que no tendrán activo suficiente para abonar todos los créditos contra la masa, privilegiados y 25% pasivo ordinario”

Por lo tanto - aseguran- esta situación “dejará fuera del ámbito de protección de la norma a muchos deudores que no tendrán activo suficiente para abonar todos los créditos contra la masa, privilegiados y 25% pasivo ordinario”. Asimismo, subraya que en los casos de concurso por insuficiencia de masa quedan fuera de la exoneración de deudas. “Concluido el concurso, los acreedores podrán reiniciar las ejecuciones singulares y el deudor seguirá condenado a la exclusión social y de ahí que no haya segunda oportunidad para el que menos tiene”.

En la reunión que se ha celebrado en el Congreso de los Diputados, los responsables de UATAE también trasladaron a UPyD, como ya mencionamos anteriormente, la necesidad de luchar porque las actividades o empresas económicamente viables logren su continuidad y no, como ocurre ahora que, un importante número de concursos (entre el 95% y el 98%) terminan con la liquidación de los concursados y, por tanto, con el fin de la empresa.

Para UATAE, esta situación “se repite con más contundencia en el caso de las pequeñas empresas y los autónomos, con mayores dificultades de refinanciación y de alcanzar los acuerdos con los acreedores en las formulaciones legalmente establecidas”.

Durante el debate, tanto UATAE como UPyD proponen la dación en pago de los bienes hipotecados para el deudor insolvente y no culpable. Esta medida busca evitar que, después de la ejecución de la hipoteca y, siempre que la venta del bien no satisfaga la totalidad de la deuda, “el acreedor pueda continuar la ejecución sobre todos los bienes presentes y futuros sin límite temporal”.

Y es que para UATAE, el principal problema que afecta a los trabajadores por cuenta propia es que, “si después de liquidar todo su patrimonio, bienes y derechos, no se satisfacen todas las deudas, los acreedores podrán seguir actuando en el futuro contra él”. Por ello, la organización propone el modelo francés por el cual, si fracasa el plan de pagos, en el caso de buena fe del deudor, “hay que proceder a la insolvencia y liquidación de bienes, eliminando todas las deudas, hayan obtenido satisfacción o no, sean públicas o privadas”.

Asimismo, mostraron su disponibilidad a trabajar sobre propuestas legislativas que transmitan las preocupaciones de UATAE ante la reforma de la Ley Concursal, tales como el embargo de la vivienda habitual no suntuaria o la apuesta de un sistema de arbitraje que culmine con un auténtico plan de viabilidad.

En este sentido, -insisten- en que en el caso de que se presente un plan de pagos viable “es imprescindible la imposición a todos los acreedores, incluidos los públicos, de los planes de viabilidad aceptados por el juez que, no tendrá, en este caso, limitación en cuanto a las quitas o esperas aplicables.

Autónomos reclaman la dación en pago para los deudores insolventes y no culpables
Comentarios